Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un anticuerpo reduce las placas amiloides del Alzheimer

Investigadores de Suiza proponen un tratamiento para la enfermedad en estado temprano


Investigadores de Suiza han desarrollado un anticuerpo de origen humano que desencadena una reducción significativa de las placas de beta-amiloide en el cerebro de los pacientes con Alzheimer en estado temprano. El anticuerpo Aducanumab se une selectivamente a las placas amiloides, lo que permite a las células microgliales eliminar estas últimas.




Imagen: geralt. Fuente: Pixabay.
Imagen: geralt. Fuente: Pixabay.
Investigadores de la Universidad de Zúrich (UZH, Suiza) han demostrado que Aducanumab, un anticuerpo desarrollado por ellos, desencadena una reducción significativa de las placas de beta-amiloide nocivas en los pacientes con enfermedad de Alzheimer en estado temprano.

Estos depósitos de proteínas en el cerebro son un signo clásico de la enfermedad de Alzheimer y contribuyen a la degeneración progresiva de las células cerebrales.

Los investigadores demostraron, además, en un estudio clínico en fase inicial, que después de un año de tratamiento con Aducanumab, el deterioro cognitivo podría ralentizarse significativamente en los pacientes tratados con anticuerpos en comparación con el grupo placebo.

Aunque las causas de la enfermedad de Alzheimer son aún desconocidas, se sabe que la enfermedad comienza con la deposición progresiva de amiloide en el cerebro de las personas afectadas entre diez y quince años antes de la aparición de los síntomas clínicos iniciales, tales como pérdida de memoria.

Los investigadores han sido capaces de demostrar que Aducanumab, un anticuerpo monoclonal humano, se une selectivamente a las placas amiloides del cerebro, lo que permite a las células microgliales eliminar las placas. Un tratamiento de un año con el anticuerpo dio lugar a la eliminación casi completa de las placas amiloides del cerebro en los pacientes del grupo de estudio.

Los resultados, que fueron realizados por investigadores de la UZH junto con la empresa de biotecnología Biogen y la spin-off Neurimmune, se han publicado en Nature, informa la universidad en una nota.

Según Roger M. Nitsch, profesor del Instituto de Medicina Regenerativa de la universidad, el resultado es dependiente de la dosis y la duración del tratamiento. Después de un año prácticamente no se podían detectar placas beta-amiloides en los pacientes que recibieron la dosis más alta del anticuerpo.

Éste fue desarrollado con la ayuda de una plataforma tecnológica de Neurimmune. Usando sangre de personas mayores de hasta cien años de edad que no mostraban deterioro cognitivo, los investigadores aislaron precisamente esas células inmunitarias cuyos anticuerpos son capaces de identificar las placas beta-amiloide tóxicas, pero no la proteína precursora de amiloide que está presente en todo el cuerpo humano y que, presumiblemente, juega un papel importante en el crecimiento de las células nerviosas.

El buen perfil de seguridad de Aducanumab en pacientes bien puede atribuirse a la capacidad específica del anticuerpo para unirse con el fragmento de la proteína beta-amiloide anormalmente doblado, así como el hecho de que el anticuerpo es de origen humano.

Estudio

165 pacientes con enfermedad de Alzheimer en estado temprano fueron tratados con el anticuerpo. Aunque no estaba planeado inicialmente como un objetivo primario del estudio, los buenos resultados animaron a los investigadores a estudiar, además, cómo afectaba el tratamiento a los síntomas de la enfermedad.

Esto se evaluó mediante cuestionarios estandarizados sobre las capacidades cognitivas y las actividades diarias de los pacientes. "Aducanumab también mostró efectos positivos en los síntomas clínicos", resume Nitsch. "Mientras que los pacientes del grupo de placebo mostraron un deterioro cognitivo significativo, la capacidad cognitiva se mantuvo claramente más estable en los pacientes que recibieron el anticuerpo."

Algunos de los participantes del ensayo sufrieron temporalmente anormalidad de formación de imágenes relacionada con la amiloide (ARIA), un efecto adverso que puede ser detectado por medio de imágenes de resonancia magnética. En una minoría de casos, esto estaba acompañado de dolores de cabeza temporales moderados. Los investigadores creen que ARIA es un efecto biológico medible del aclaramiento de amiloide.

Los efectos prometedores de Aducanumab actualmente están siendo investigados en varios estudios clínicos, para seguir evaluando su seguridad y eficacia. Participan más de 300 centros de 20 países de Norteamérica, Europa y Asia, con un total de 2.700 pacientes con enfermedad en estadio temprano de Alzheimer.

Referencia bibliográfica:

Jeff Sevigny et al.: The antibody aducanumab reduces Aβ plaques in Alzheimer’s disease. Nature (2016). DOI: 10.1038/nature19323.


Jueves, 1 de Septiembre 2016
Universidad de Zúrich/T21
Artículo leído 5110 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 20 de Octubre 2017 - 09:00 Los superdotados están más expuestos a enfermedades

Jueves, 5 de Octubre 2017 - 09:00 Un reloj biológico controla nuestros músculos