Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un dique portátil frenará inundaciones y riadas

Es uno de los proyectos europeos para prevenir estos fenómenos


La Comisión Europea ha financiado varios proyectos para prevenir las inundaciones, entre ellos INFLATER, que es un dique portátil que utiliza la fuerza del agua para crear protección frente a las riadas. El aparato, cuya novedad es precisamente su portabilidad, tiene una parte mecánica y una parte hinchable.




Las inundaciones siguen siendo difíciles de prevenir en los países desarrollados. Imagen: Jessica Merz. Fuente: Flickr.
Las inundaciones siguen siendo difíciles de prevenir en los países desarrollados. Imagen: Jessica Merz. Fuente: Flickr.
Las inundaciones en Europa aumentan sin cesar con consecuencias en ocasiones catastróficas. En otoño de 2011 se produjeron inundaciones en Francia, Italia e Irlanda que provocaron enormes daños personales y materiales. En Italia, el Río Po creció hasta cuatro metros y se llevó la vida de dos niños en Génova.

En Liguria y Toscana, también en Italia, se declaró el estado de emergencia tras un deslizamiento de tierra que produjo diez muertes. En otoño de 2012 se produjeron inundaciones intensas en las que perecieron varias personas en Toscana y que causaron caos y trastornos generalizados.

El cambio climático, recuerda Cordis, ha aumentado la gravedad y la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos como las precipitaciones, las tormentas y las marejadas ciclónicas.

Un año tras otro las inundaciones amenazan la salud y la economía de los ciudadanos y las empresas de Europa. También suponen una amenaza para el patrimonio cultural europeo pues cabe la posibilidad de perder en ellas estructuras históricas.

Para contrarrestar las inundaciones, en especial las de mayor gravedad, la Comisión Europea financió varios proyectos científicos entre los que se encuentra INFLATER, un ejemplo de trabajo en equipo destinado a reducir los efectos de estos fenómenos naturales.

El proyecto desarrolló un dique hinchable que utiliza la propia fuerza del agua para crear una protección contra las riadas. La innovación reside en su portabilidad, pues puede situarse en cualquier punto en poco tiempo sin demasiado esfuerzo humano.

El dique portátil está compuesto por una parte mecánica, responsable del proceso de hinchado, y sensores eléctricos e inalámbricos. Posee una sección superior flotante, una sección hinchable (dotada de un faldón con anclajes) y sogas de sujeción.

Parte hinchable

La sección hinchable está conectada al faldón y se asegura mediante los anclajes y las sogas. Al aumentar el nivel del agua se eleva la parte flotante, lo que permite que el agua se filtre a la sección hinchable.

Al llenarse esta segunda sección se tensan las sogas que sirven de soporte de la estructura. Los sensores eléctricos se utilizan para detectar el nivel de agua del río y predecir su evolución. Además cuentan con un sistema de comunicación inalámbrica capaz de enviar alertas a zonas cercanas para evitar daños por inundación.

El sistema técnico del dique, para el que se realizó una extensa encuesta entre usuarios finales a escala europea, se diseñó con la ayuda de técnicas muy sofisticadas de modelización de análisis de elementos finitos y dinámica de fluidos computacional.

En el futuro

La forma y el material de construcción de INFLATER se extrajeron a partir de un modelo matemático complejo con la intención de que soportase las fuerzas ejercidas por el agua incluso en condiciones extremas (corrientes paralelas a gran velocidad, olas, perforaciones por el efecto de escombros, etc.)

La fase de diseño dio paso a la caracterización del material. Los esquemas CAD del prototipo sirvieron para proceder a la fabricación de INFLATER. El sistema ha quedado listo para su validación tanto en el laboratorio como en distintos emplazamientos de ensayo.

Los socios del proyecto confían en generar un conocimiento más sólido del comportamiento de los procesos que dan lugar a una inundación a través del estudio de riadas anteriores y la modelización de situaciones posibles.

Además calcularán la necesidad y la demanda de herramientas móviles y mejoradas para la protección contra inundaciones en Europa y recabarán la opinión que merece el sistema a sus posibles usuarios futuros en Europa.

Los eventos naturales catastróficos como las inundaciones siempre han existido y siempre existirán. La intervención humana en los procesos de la naturaleza debería limitarse e incluso evitarse en la medida de lo posible No obstante, y a pesar de lo honorable del objetivo, sólo se cumplirá a muy largo plazo. Hasta entonces, INFLATER proporcionará una alternativa flexible y eficaz para los responsables de gestionar y evitar inundaciones.

Miércoles, 20 de Febrero 2013
CORDIS/T21
Artículo leído 1518 veces




Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >