Tendencias 21
Universidad Comillas




Un estudio analiza la situación y el futuro de la religión en Europa

Entre otros datos, revela que en los países católicos del continente coexisten una religiosidad alta con un declive religioso que avanza rápidamente


La religión ha decaído en Europa a partir de la Segunda Guerra Mundial y, desde hace unas décadas, especialmente en los países católicos del continente, en los que se ha producido una bifurcación: en ellos coexisten al mismo tiempo una religiosidad alta y un declive religioso que avanza rápidamente. Estos son algunos de los datos arrojados por un estudio realizado por especialistas de la Universidad de Londres y publicados por Sociology of Religion. Según los investigadores, el declive de la religión en nuestro continente seguirá adelante en las próximas décadas, aunque la situación podría quedar matizada por factores como la fertilidad, los cambios religiosos o las transformaciones geopolíticas. Por Marta Lorenzo.



Catolicismo en Europa. Fuente: Wikimedia Commons.
Catolicismo en Europa. Fuente: Wikimedia Commons.
El demógrafo del Birkbeck College de la Universidad de Londres, Eric Kaufmann publicó en 2009 un libro en el que, bajo el título "Shall the religious inherit the earth?" (¿Heredarán los religiosos la Tierra?), analizaba el futuro de la religiosidad en Estados Unidos.

En él, el investigador concluía que la inmigración de individuos religiosos y con un alto grado de fertilidad al país, acabaría en el futuro con la tendencia al secularismo.

Recientemente, Kaufmann ha realizado un análisis similar en 10 países de Europa, a partir de datos de la European Values Surveys y de la European Social Survey correspondientes al periodo 1998-2008.

Los resultados obtenidos, que establecen tendencias básicas sobre creencias e implicación religiosas, han aparecido publicados en la revista Sociology of Religion.

La investigación revela, por un lado, que la religión ha decaído en nuestro continente, en el caso del norte de Europa a partir de la Segunda Guerra Mundial y, sólo en las últimas décadas, también en los países católicos.

Otros datos

Concretamente, en los países protestantes del norte europeo, la secularización parece haber alcanzado su máximo, con alrededor de tan sólo un 5% de asistentes regulares a las iglesias y de un 40-50% de personas que se consideran a sí mismas como religiosas, publica Epiphenom.

Estos porcentajes sugieren que existe una dinámica de “creencia sin pertenencia” (a grupos religiosos específicos) en un amplio sector de la población de estos países, escriben Kaufmann y sus colaboradores en Sociology of Religion.

Por otro lado, los investigadores señalan que su estudio presenta evidencias de la existencia de un declive generacional, tanto en la participación como en las creencias religiosas en las 10 sociedades del occidente europeo analizadas.

Eric Kaufmann. Fuente: www.sneps.net.
Eric Kaufmann. Fuente: www.sneps.net.
La situación no es, sin embargo, igual en todos los países.

En los países católicos, como Irlanda o España, esta tendencia presenta una bifurcación: en estas sociedades coexisten al mismo tiempo una religiosidad alta y un declive religioso que avanza rápidamente.

Por el contrario, en Francia y en la mayoría de los países protestantes, donde el declive religioso penetró mucho antes, la propensión a dejar la religión es más baja ahora que en décadas pasadas.

Factores influyentes en el futuro

De cara al futuro, según Kaufmann, diversos aspectos influirán en la situación religiosa de Europa. Uno de los más importantes será el de la fertilidad.

Por un lado las personas religiosas presentan tasas de fertilidad más altas pero, por otro, los jóvenes europeos son mucho más propensos a ser no-religiosos, y también son los que presentan un potencial de procreación mayor.

A este respecto, Kaufmann analizó Austria y Suiza por ser los países europeos con mejores datos sobre el tema. En ellos, las personas no-religiosas presentaban una tasa de fertilidad de alrededor de 1, los protestantes, de 1,3; los católicos, de 1,4; y los musulmanes, de 2,4.

Otro factor condicionante del futuro de la religiosidad europea será el de los cambios religiosos. En este sentido, los musulmanes son los individuos religiosos más resistentes a abandonar la religión que profesan.

De cualquier modo, Kaufmann y sus colaboradores señalan que Europa no se encuentra frente “al final de su declive religioso” sino que éste “continuará con fuerza”, especialmente en la Europa católica.

Otros factores que podrían matizar esta situación serán ciertos “cambios geopolíticos importantes que podrían aliviar la tensión entre musulmanes y otros europeos, lo que propiciaría la liberalización de conversiones teológicas y, a su vez, el incremento de la tasa de apostasía musulmana”, escriben los autores del estudio.

Por otra parte, la inmigración podría llegar a estar étnicamente controlada, como ya sucede en Japón o Singapur, debido al surgimiento de nacionalismos étnicos, lo que provocaría la ralentización del crecimiento demográfico de los grupos religiosos.

Asimismo, un resurgimiento del estilo de vida familiar podría estrechar la brecha de fertilidad existente entre los individuos seculares y los individuos religiosos.



Jueves, 3 de Noviembre 2011
Marta Lorenzo
Visitas de este artículo: 5434



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Roy el 03/11/2011 19:02
Cada uno es libre de creer en lo que quiera. Lo que sí está claro es que las religiones no se han adaptado al mismo ritmo de cambio que la sociedad, y ese puede ser el lastre que tienen.

2.Publicado por Alejandro Sánchez el 07/11/2011 02:30
Hay múltiples factores, el principal es el de la seguridad vital en la sociedad del bienestar individualista-consumista. Lo cierto y lo concreto es que el ser humano, fuera de ese espacio de confort esclerótico (por esencialmente individualista y hedonista-superficialista) no tiene otra fuerza de percepción de seguridad que la fe, espiritualidad o religión. Si vemos cómo aumentan las catástrofes por el Calentamiento Global, habría que preguntarse por cuanto tiempo durará la visión secularizada fundada en la sociedad del bienestar consumista.

3.Publicado por Samanta el 08/11/2011 22:19
Todos los pueblos y civilizaciones del mundo han tenido sus divinidades, sus monolitos, sus cultos, etc. Lo natural es que el ser humano sea religioso. Por el contrario, el ateismo está en el origen de todos los totalitarismos como el nazi y el comunista.

4.Publicado por augus1990 el 20/11/2011 09:17
Donde el ateismo crece baja la natalidad y la poblacion envejece. Parece que vivir para uno mismo no es natural en el comportamiento del ser humano.

Seamos realistas, si no creemos en un proposito para estar en este mundo ¿para que tener hijos? ¿para que formar una familia? Este es el pensamiento individualista que crece y que promueve la gente que solo cree en sí misma y nada mas.

5.Publicado por Martin Franz Theommer el 04/12/2011 21:16
Me parece poco apropiado acusar de radical a todo sistema que sea ateo en sus fundamentos, dado que en realidad es el radicalismo religioso el que más violencia y terror genera (la Santa Inquisición, los Atentados del 11 de Septiembre, la Quema de Brujas, el propio asesinato de Jesucristo...) ; el ateísmo está presente en todos los regímenes que han fracasado en el último siglo (por suerte algunos, como el nacionalsocialismo, que en realidad no era tan ateo-Hitler era ocultista- y por desgracia otros, como el comunista de las URSS) porque, querida Samanta, se han basado exclusivamente en el hombre y han convencido a hombres por hombres de su valía, si bien el fracaso de estos sistemas se debe a la inhumanidad, la barbarie y la soberbia nazi y a la renuncia de los líderes comunistas a sus propias bases por el deseo de poder, en estos casos, de modo que no es para nada el ateísmo lo que genera su radicalismo o su decadencia, aunque quizás una fe le hubiera venido bien (bueno, los nazis ya tenía bastante fe en el Ubermensch) porque la religión, y no hablo de la católica exclusivamente, subyuga los pueblos en favor de sus líderes: la historia de la religión en Occidente no es precisamente ''evangélica'', y ya se ve la situación de las mujeres en Oriente Próximo. El ser humano es por naturaleza trascendente, a causa de una necesidad de explicar su entorno y a sí mismo, pero un ser humano (o un sistema humano) sin fe no fracasa; te recuerdo que el pensamiento europeo de los últimos dos siglos está nutrido por mentes ateas ( Nietzsche, Schopenhauer, Freud, Marx, Derrida...) símplemente se pervierte por el egoísmo de los hombres y , no habiendo ''opio del pueblo'', ahí se acaba la cosa. En los sitemas religiosos los hombres que ostentaban el poder no conideraban a Dios en sus actos ni lo más mínimo, tenlo por seguro. El dios de los poderosos es el poder. Saludos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Martes, 22 de Noviembre 2016 - 07:55 ¿En qué creen los que no creen?









Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el papel de la sociedad civil en el cambio global



Acceda al Blog de Javier Monserrat sobre el paradigma de la modernidad en el cristianismo



NUEVO LIBRO DE JAVIER MONSERRAT
El gran enigma
Ver artículo sobre el libro en Tendencias21 de las Religiones




PVP: 18 euros
Disponible en cualquier librería, Amazon y La Casa del Libro (Madrid)
También en la Editorial San Pablo
Puede solicitar su ejemplar a este correo electrónico