Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un estudio revela el mecanismo de floración del guisante

El hallazgo podría tener aplicaciones en el sector agronómico para mejorar el rendimiento de los cultivos


Una investigación del CSIC ha desvelado el mecanismo genético que produce las flores de los gisantes. Según los resultados del estudio, el gen “VEGETATIVE1” sería el responsable de la formación de las estructuras florales en esta especie vegetal. El hallazgo podría tener aplicaciones en el sector agronómico para mejorar el rendimiento de los cultivos. CSIC/T21.





Fuente: Wikimedia Commons.
Fuente: Wikimedia Commons.
Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto el mecanismo que regula la floración en guisantes (Pisum sativum). Según el trabajo, publicado en la revista Nature Communications, el gen VEGETATIVE1 (VEG1) es el responsable de este proceso.

El hallazgo se realizó gracias al estudio de una versión mutada del VEG1, que provoca el desarrollo de ramas vegetativas en lugar de flores. Este resultado puso de manifiesto su papel regulador en el proceso.

Otras plantas con mecanismos de floración simples y ampliamente conocidos, como la Arabidopsis thaliana, forman flores directamente en el tallo principal.

Por el contrario, el guisante desarrolla dichas estructuras en tallos secundarios. El investigador del CSIC en el Instituto de Biología Molecular y Celular de Plantas (centro mixto del CSIC y de la Universidad Politécnica de Valencia), Francisco Madueño, que ha dirigido el estudio, afirma: “En este trabajo definimos un nuevo mecanismo, distinto a los ya descritos hasta la fecha, para generar inflorescencias complejas”.

Aplicaciones en los cultivos

Comprender las bases de la diversidad de formas de las plantas es uno de los principales retos de la biología del desarrollo.

“Una característica clave que contribuye a tal diversidad es la variación en la arquitectura de las inflorescencias, las estructuras que soportan las flores” afirma uno de los miembros del equipo de investigación, José Pío Beltrán.

El artículo establece que el control sobre el mecanismo de inflorescencia condiciona la producción de flores y frutos y, por tanto, el rendimiento de los cultivos.

Por ello, Beltrán opina que “el hallazgo podría dar lugar a una herramienta para aumentar la producción de las cosechas”.

“Además, la identificación del gen VEG1 proporciona una idea de cómo la expansión y las divergencias funcionales de las familias de genes reguladores contribuyen a la evolución de la morfología compleja de las plantas”, concluye la también investigadora del equipo, Cristina Ferrándiz.

La investigación ha contado con la participación de investigadores de la Universidad de Tasmania (Australia), el Centro Nacional de Investigación Científica (Francia), el Instituto Danés de Ciencias Agrícolas (Dinamarca), el Centro John Innes (Reino Unido) y de la Universidad de Aberystwyth (Reino Unido).


Viernes, 27 de Abril 2012
CSIC/T21
Artículo leído 1909 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >