Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un guante transforma el movimiento de la mano al escribir en letras en el móvil

El sistema discrimina otros movimientos como cocinar o saludar


Científicos alemanes han desarrollado un guante con sensores que detecta los movimientos de la mano al escribir y los transforma en letras en un teléfono móvil u otra aplicación informática. El sistema es capaz de discriminar si la persona está haciendo otra cosa, como cocinar o saludar. De ese modo la tecnología de la información se inserta más fácilmente en la vida cotidiana, y podría servir de complemento para elementos como las gafas con pantallas integradas miniaturizadas. Por Carlos Gómez Abajo.


Carlos Gómez Abajo
Carlos Gómez Abajo, redactor de Tendencias21, es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en... Saber más del autor


La computadora reconoce los gestos hechos con la mano. Imagen: Volker Steger. Fuente: KIT.
La computadora reconoce los gestos hechos con la mano. Imagen: Volker Steger. Fuente: KIT.
Escribir mensajes de texto en el teléfono móvil a través de un pequeño teclado es muy engorroso. ¡¿Qué tal sería simplemente escribir en el aire?! Esta idea condujo al desarrollo de "airwriting" (escritura en el aire), por parte de científicos de la computación del Instituto de Tecnología de Karlsruhe (KIT), entidad pública del estado de Baden-Württemberg (Alemania).

Sensores conectados a un guante captan el movimiento de las manos, un sistema informático capta las señales correspondientes y las traduce a texto.

El sistema ofrece una nueva interfaz para aplicaciones informáticas "vestibles". Se trata de sistemas informáticos usados ​​como ropa, que se pueden integrar a la perfección en la vida diaria del usuario. "La tecnología de la información se utiliza en cualquier momento y en cualquier lugar, pero los teléfonos inteligentes están aún trabajando sobre la base de teclados virtuales y pantallas pequeñas.

Sin embargo, los gestos permiten nuevos tipos de interactividad, en particular para dispositivos móviles o dispositivos integrados en la ropa. De este modo se inserta perfectamente en la vida cotidiana", explica el estudiante de doctorado Christoph Amma, que ha desarrollado el sistema en el Laboratorio de Sistemas Cognitivos (CSL) del KIT.

"El guante airwriting se utiliza para escribir letras en el aire, como si se utiliza una pizarra o bloc invisible." Para este propósito, varios sensores se adaptan a un guante fino. Contrariamente a los sistemas basados ​​en cámaras, estos sensores son muy pequeños, móviles y robustos. Registran los movimientos de la mano y los transmiten a un sistema informático a través de una conexión inalámbrica.

El sistema informático comprueba en primer lugar si el usuario está realmente escribiendo. "Todos los movimientos que no sean similares a la escritura, tales como cocinar, lavar la ropa, saludar a alguien, se ignoran. El sistema se ejecuta en segundo plano sin interpretar cada movimiento como escritura", cuenta Amma en la nota de prensa del KIT.

El informático piensa que el dispositivo es ideal para las futuras aplicaciones de realidad mixta. Por ejemplo, en las gafas con pantallas integradas miniaturizadas, en las que se pueden ver las noticias. "Cuando este sistema se combina con la posibilidad de introducir comandos y textos mediante gestos, ni siquiera hace falta un dispositivo manual", subraya Amma.

Mayor comodidad

Durante la escritura, el sistema airwriting decodifica las letras por un método de reconocimiento de patrones. Los enfoques anteriores se centraron principalmente en el reconocimiento de gestos individuales asignados a determinados comandos.

El enfoque de Amma va mucho más allá: por cada letra del alfabeto, se almacena un modelo estadístico del patrón de señal característico. También tiene en cuenta las diferencias individuales en el estilo de escritura.

El sistema puede reconocer frases completas escritas en letras mayúsculas y en la actualidad tiene un vocabulario de 8.000 palabras. "El sistema tiene una tasa de error del 11%. Cuando se adapta al estilo de escritura individual del usuario, la tasa de error se reduce al 3%", asegura Amma.

El objetivo ahora es hacer el sistema más pequeño con el fin de aumentar la comodidad de su uso y su aceptación entre los usuarios. "Podría utilizarse una pulsera discreta, por ejemplo ", señala Christoph Amma. También está previsto integrar el sistema en los teléfonos inteligentes (smartphones).

Por este proyecto, la profesora Tanja Schultz y Amma recibieron uno de los Faculty Research Awards de Google, por valor de 81.000 dólares. Antes, Amma, Schultz, y Marcus Georgi recibieron el premio al mejor trabajo en el "Simposio Internacional sobre ordenadores vestibles" del año pasado. 

Referencia bibliográfica:

Christoph Amma, Marcus Georgi, Tanja Schultz. Airwriting: Hands-free Mobile Text Input by Spotting and Continuous Recognition of 3d-Space Handwriting with Inertial Sensors. 16th International Symposium on Wearable Computers (ISWC '12) (2012).


Jueves, 28 de Febrero 2013
Artículo leído 3363 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos