Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un novedoso proceso químico permitirá reciclar los materiales de los barcos

Desarrollado en Noruega, separa el poliéster y la fibra de vidrio empleados en las embarcaciones, con el fin de reutilizarlos


Un grupo de empresas y organizaciones noruegas ha desarrollado un innovador proceso químico que permite separar y reutilizar los materiales empleados en barcos ya inactivos. La solución tendrá un gran impacto, dado que, sólo en Noruega, anualmente se abandonan alrededor de 5.000 embarcaciones de recreo. Con el nuevo sistema, será posible reciclar el poliéster y la fibra de vidrio que se utilizan en su fabricación. Por Pablo Javier Piacente.


Pablo Javier Piacente
Pablo Javier Paciente, periodista de Tendencias21 y redactor freelance para diversos medios. Saber más del autor


Cinco mil embarcaciones son eliminadas por año en Noruega. La reutilización de los materiales que las componen podría suponer importantes beneficios ecológicos y el inicio de una nueva industria ligada al reciclaje. Imagen: kennymatic – Flickr.
Cinco mil embarcaciones son eliminadas por año en Noruega. La reutilización de los materiales que las componen podría suponer importantes beneficios ecológicos y el inicio de una nueva industria ligada al reciclaje. Imagen: kennymatic – Flickr.
Gracias a un proceso químico desarrollado en Noruega por un grupo de firmas del sector y asociaciones locales, será una realidad el reciclaje de los materiales que componen los barcos dispuestos para su eliminación. El sistema permitirá reutilizar el poliéster y la fibra de vidrio empleados en estas embarcaciones, además de solucionar el inconveniente de la disposición final de estas naves, que suman alrededor de 5.000 por año en el país nórdico.

Los números son impactantes: existe un millón de embarcaciones de recreo en Noruega, y otras 35.000 se compran y añaden a la flota cada año. Esto genera un inconveniente, ya que no existen lugares de colocación final de estos barcos, una vez que su vida útil acaba. Hasta el momento, tampoco existía un método para reciclar los materiales que los componen.

Los cruceros de cabina, yates y embarcaciones pequeñas están constituidos por materiales compuestos para el casco y la superestructura. Estos compuestos se desarrollan con poliéster y fibra de vidrio, una combinación que los hace ligeros y fuertes al mismo tiempo. Mientras las bolsas de plástico pueden ser fundidas y procesadas, los materiales compuestos tienen enlaces moleculares que dificultan su degradación.

Como solución a este problema, un grupo de empresas y organizaciones, formado por Veolia, SINTEF, Reichhold, Nordboat y la Norwegian Composite Association, ha llevado a cabo un trabajo de investigación durante los últimos tres años, con el apoyo del Research Council of Norway.

Los resultados han sido publicados en los medios especializados Science Daily y Alpha Galileo, entre otros.

Resultados alentadores

La industria local estaba interesada en la recogida, desmontaje y transporte de las embarcaciones en desuso, pero los ingenieros y científicos fueron más allá y buscaron una forma para aprovechar los materiales empleados en las naves, a través de un proceso de reciclado químico que ha arrojado interesantes resultados.

Durante el transcurso del proyecto, SINTEF desarrolló diferentes métodos, y desarrolló un proceso químico que permite separar el poliéster y la fibra de vidrio, para que ambos productos puedan ser reutilizados. El proceso es muy efectivo, ya que permite reciclar alrededor de un 80% de los materiales que componen las embarcaciones.

Asimismo, el proceso es fácil de implementar en un contexto industrial. En dos horas, más del 80% de la materia se ha disuelto. La temperatura necesaria para que se produzca esta disolución no necesita ser superior a los 220ºC. Teniendo en consideración los antecedentes en este mismo campo, este proceso puede considerarse como altamente innovador y efectivo.

Otros integrantes de esta asociación, como la firma Reichhold, creen que la recolección de los barcos en desuso y su separación en diferentes fracciones puede llegar a ser una industria de alto impacto económico e importantes beneficios ambientales, siempre y cuando se logre garantizar la máxima efectividad en el proceso de separación de los materiales.

Inconvenientes a resolver

La realidad es que el problema no es tan sencillo. Aunque con este nuevo proceso químico es posible separar el poliéster y la fibra de vidrio, las nuevas embarcaciones contienen otros materiales que también deben ser separados, muchos de los cuales se combinan además con los materiales de base.

Sin embargo, según las autoridades de la firma Veolia, los resultados obtenidos brindan esperanza para el inicio de una nueva etapa en el reciclaje de estas embarcaciones. Asimismo, los importadores y productores de barcos son conscientes de sus responsabilidades y apoyan las soluciones relacionadas con el manejo y reutilización de los barcos en desuso.

Por otra parte, el proceso diseñado también debe atender cuestiones de logística y costos. Las embarcaciones de recreo requieren algo más que un mecanismo de eliminación no contaminante, ya que por ejemplo el transporte de los barcos supone altos costos, que deben ser cubiertos por el nuevo sistema de reciclaje.

En consecuencia, los responsables del proyecto creen que las autoridades locales deberían colaborar, aceptando pequeñas embarcaciones que pueden ser transportadas en un vehículo o a través de un remolque. Estas embarcaciones se destinarían a una instalación de tratamiento de residuos, mientras que los barcos de mayor tamaño serían reciclados mediante el nuevo sistema.


Miércoles, 22 de Junio 2011
Artículo leído 6218 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel