Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un novedoso sistema predice el crecimiento de la huella dactilar

Permite la identificación de cualquier persona adulta, a partir de huellas tomadas en la adolescencia


La huella dactilar es una característica individual que se utiliza como medio de identificación de las personas. Pero, ¿cómo se sabe que este indicador biométrico pertenece a una persona determinada, si su huella dactilar fue registrada cuando ésta era aún adolescente? Científicos de la Universidad de Göttingen, en Suecia, han desarrollado un nuevo procedimiento que, con la ayuda de la tecnología y los cálculos matemáticos, anticipa cómo será cualquier huella dactilar en el futuro. Por Amalia Rodríguez.




Huella dactilar de un niño de 12 años con los rasgos específicos en azul. Fuente: Universidad de Göttingen.
Huella dactilar de un niño de 12 años con los rasgos específicos en azul. Fuente: Universidad de Göttingen.
A medida que vamos creciendo, diferentes partes de nuestro cuerpo van experimentando cambios, unos más significativos que otros, y muchos de ellos acaban por traducirse en cambios fisonómicos perceptibles: nuestros huesos crecen, la nariz y las orejas también pueden agrandarse, aumenta el tamaño de las extremidades… Además, durante la fase de desarrollo, experimentamos cambios hormonales que transforman nuestro aspecto.

Pero no todas estas transformaciones se pueden observar a simple vista. Uno de los cambios invisibles para el ojo humano se produce en las huellas dactilares. Así lo ha detallado un equipo de científicos del Grupo de Biometría de la Facultad de Matemáticas y Ciencias de la Computación de la Universidad sueca de Göttingen.

Según una nota de prensa publicada por el portal web de dicha universidad, los investigadores, dirigidos por el estadista Thomas Hotz y en colaboración con la Oficina Federal de Policía Criminal de Suecia (BKA), han desarrollado un nuevo procedimiento que permite señalar e identificar los puntos clave en los que se procude el crecimiento de las huellas dactilares.

Hasta ahora, el software de la Policía Criminal sueca tenía dificultades a la hora de reconocer las huellas digitales tomadas en una misma persona durante la adolescencia y su etapa adulta.

Estos problemas conllevaban que los especialistas de este cuerpo de seguridad no pudieran realizar su trabajo adecuadamente y, en muchas ocasiones, que éstos se plantearan si el resultado obtenido en la identificación de una persona era correcto.

Con el nuevo sistema creado por Hotz y su equipo, el margen de error en la identificación personal a través de las huellas dactilares de los jóvenes puede ser muy reducido, si las huellas son ampliadas siguiendo a ciertas reglas.

Estas normas han sido determinadas por los investigadores, y establecen que las huellas dactilares de las personas jóvenes crecen de manera uniforme y en proporción al tamaño de la persona. Esto sucede en la mayoría de los casos, por lo que resulta posible fijar un patrón que indique la ausencia de cambios significativos con el transcurso de los años.

Crecimiento uniforme

Para llegar a esta conclusión, los científicos comenzaron a investigar si las huellas digitales crecen en todas direcciones de manera uniforme. "Eso no estaba del todo claro desde el principio, ya que los huesos humanos en general crecen con más fuerza a lo largo, por lo tanto, de forma cada vez más estrecha", explica el responsable del estudio.

De izquierda a derecha: el Dr. Carsten Gottschlich, el Dr. Thomas Hotz y el Prof. Dr. Axel Munk. Fuente: Universidad de Göttingen.
De izquierda a derecha: el Dr. Carsten Gottschlich, el Dr. Thomas Hotz y el Prof. Dr. Axel Munk. Fuente: Universidad de Göttingen.
Con la ayuda de procedimientos estadísticos especiales, denominados análisis de la forma, los científicos demostraron que las huellas dactilares de los jóvenes crecen en proporción a su tamaño corporal.

En relación con la aplicación tecnológica desarrollada, únicamente se necesita conocer la edad de la persona a identificar cuando se tomó la huella digital, para poder aplicar la corrección de crecimiento.

De esta forma, señala el doctor Carsten Gottschlich, otro de los científicos de la investigación, “se puede predecir el crecimiento de estos bioindicadores, con la ayuda de tablas de crecimiento, tanto en el caso de las niñas como en el de los niños".

Aplicación práctica exitosa

En las comprobaciones prácticas realizadas sobre el sistema, éste ha demostrado su efectividad. El método ha resultado ser satisfactorio y dar resultados exitosos. Tanto es así, que los científicos han sido capaces de reducir considerablemente las tasas de error de los softwares específicos de huellas digitales convencionales.

En concreto, la BKA probó el sistema en 48 huellas dactilares de una base de datos compuesta por más de tres millones de personas. Con el nuevo software, por ejemplo, los especialistas pudieron asignar correctamente una huella a un total de 47 jóvenes s. Con el método utilizado hasta ahora, las identificaciones conseguidas fueron de sólo 38.

En el futuro, la BKA se propone integrar este método en su sistema de identificación automática de huellas dactilares (AFIS). "Con la ayuda de este método, nuestro sistema de manejo de las impresiones dactilares de los jóvenes también se verá fortalecida. El esfuerzo conjunto ha merecido la pena”, afirma Michael Hantschel, jefe del departamento de dactiloscopia de la BKA (AFIS), en Wiesbaden.

El director del grupo de investigación de la Universidad de Göttingen, el profesor Axel Munk, ve el proyecto como un ejemplo perfecto de colaboración entre la ciencia y la práctica y declara: "Empezamos con esta pregunta de investigación básica: ¿Cómo crecen las huellas dactilares? Con la ayuda de modernos procedimientos de estadística matemática y el uso de una base de datos BKA hemos sido capaces de responder a esta cuestión. La respuesta nos permitió modelar el efecto de crecimiento de tal manera que éste, a su vez, conduce a las mejoras pertinentes en la práctica”.

Sistema de autentificación personal con sello español

Además de las huellas dactilares, existen otras formas de identificar a las personas, como el análisis del iris y, desde hace un año, también mediante un dispositivo de reconocimiento por córnea. Este invento fue ideado por la investigadora española Celia Sánchez-Ramos, galardonada por él con la medalla de oro en el Gran Premio Internacional de las Invenciones en 2010.

Mediante fotografías, el sistema identifica los puntos diferenciales de los ojos de los individuos y comparan un millar de puntos distintos con otra imagen anterior.

Se trata de una técnica inocua, no invasiva y además universal, es decir, se puede utilizar con todas las personas, ya que es una parte del ojo de acceso externo, e imposible de manipular. Entre sus aplicaciones, se podrá utilizar en el control de acceso a oficinas, bancos u hoteles, ya que se podrá aplicar en ordenadores, móviles, cajeros electrónicos y otros dispensadores.




Viernes, 20 de Mayo 2011
Amalia Rodríguez Gómez
Artículo leído 5833 veces




Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >