Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un nuevo sistema ayuda a los barcos a elegir las rutas más seguras

Combina una red de información meteorológica en tiempo real con un software específico


Un consorcio europeo ha desarrollado un proyecto que permitirá a los barcos elegir la mejor opción para realizar su travesía. El proyecto WINGS se basa en una red de información meteorológica en tiempo real y en un software que permite tener en cuenta todos los parámetros necesarios para que el capitán de un barco tome la decisión más adecuada en cada momento. Según sus creadores, no sólo ayudará a evitar rutas afectadas por situaciones meteorológicas adversas, sino que los operadores turísticos a ofrecerán a sus clientes nuevos servicios. Asismismo, puede mejorar la gestión del tráfico marítimo. Por Raúl Morales.




El proyecto WINGS ha sido calificado como “selección inteligente en travesías marítimas”, y usa predicciones meteorológicas muy precisas, así como una optimización de la ruta personalizada, para que los capitanes de la embarcación puedan tomar decisiones vitales respecto a la ruta a seguir.

Según los responsables del proyecto WINGS, este sistema no sólo ayudará a elegir las rutas más seguras, sino también a que la navegación marítima sea más eficiente en la utilización de combustible y en la gestión del tráfico por los océanos.

No importa lo sofisticado que sea le sistema de planificación del viaje o lo robusta que sea la embarcación, atravesar un océano sigue teniendo un gran peligro: el tiempo. Ante una meteorología adversa, el capitán de un barco no tiene muchas opciones: retrasar la salida o dar un rodeo para evitar, por ejemplo, una tormenta. Normalmente, este tipo de decisiones suelen derivar en molestias para el pasaje o para el operador turístico. No tomar este tipo de decisiones, sin embargo, puede tener consecuencias mucho más graves, incluido el hundimiento.

Red de información

La mayor ventaja de WINGS es que optimiza los resultados de la navegación en muchos sentidos cuando ésta se ve condicionada por la meteorología. WINGS se basa en una red de información meteorología en tiempo real, usando satélites y datos recogidos por recibidores/proveedores situados en la costa.

El software que gestiona este sistema hace cálculos dinámicos usando modelos del barco y del área marina, lo que optimiza la toma de decisiones abordo, ya que permite tener en cuenta todos los parámetros necesarios, incluido el riesgo mareos, altura de las olas, viento o presión atmosférica.

“Gracias a esta tecnología, el capitán del barco no tendrá que cruzar los dedos para que sus deseos de que el pasaje tenga un viaje se cumplan”, afirma Marielle Labrose, que coordina este proyecto.

Todavía un prototipo

Dependiendo del tipo de barco (ferry, ferry rápido, crucero…) el capitán tendrá interés en tres criterios básicos a la hora de decidir qué ruta seguir: el efecto de la ruta en los mareos del pasaje, le consumo de combustible y el tiempo total que tardarán en alcanzar su destino.

En la actualidad WINGS está su fase de prototipo. Para que pueda estar en el mercado, sus responsables están teniendo en cuenta las lecciones aprendidas a partir de la experiencia de su antecesor, el WINGS-FOR-SHIP. Estos cambios consisten básicamente en reducir el coste de la arquitectura de las Tecnologías de la Información para que sea más viable comercialmente y el interfaz más sencillo de utilizar.

Por ejemplo, el sistema original requería la información proporcionada por un rada, pero ahora se utilizará la información proporcionada por los servicios meteorológicos nacionales (para las pruebas que se están llevando a cabo en el Mediterráneo, se usa la información de Météo France)

Durante las pruebas del prototipo, los acelerómetros que viajan a bordo recogieron datos muy importantes para el viaje, como los movimientos del barco o el tiempo que hacía justamente alrededor de la embarcación.

El interface del WINGS está siendo puesto a punto por socios tecnológicos del proyecto TENUTA, que asesora en cuestiones de usabilidad y accesibilidad

Con una mejor gestor de trayectos abordo, los operadores podrán también proporcionar a sus pasajeros una aproximación más exacta de cuándo llegarán a sus destinos, cosa que hasta ahora no ocurría.

Un buen negocio

Según sus creadores, WINGS es un buen negocio porque el sistema extiende la capacidad de navegación de los cruceros. Asimismo, las navieras están mejor equipadas para responder a las necesidades de los pasajeros, ya que les hace le viaje más confortable.

Otras empresas que se beneficiarían de WINGS son aquellas que transportan contenedores. Al poder elegir la ruta más segura, minimizan el riesgo de perder o dañar su carga. Eso repercute directamente en el coste de las pólizas de seguro, que se abaratarían, pudiendo ofrecer precios más competitivos.


Miércoles, 3 de Octubre 2007
Raúl Morales
Artículo leído 3881 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel