Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un nuevo sistema tecnológico abortará actividades terroristas en los aviones

Cámaras y micrófonos observarán al pasaje durante el vuelo, detectando anomalías sospechosas


Los agentes europeos del sector aeronáutico, tanto de la industria como de las compañías aéreas, en colaboración con empresas y universidades especializadas, desarrollan un sistema tecnológico que evitará posibles ataques terroristas en pleno vuelo. El sistema se basa en la instalación de cámaras y sensores en las cabinas, que detectan gestos y conversaciones de los pasajeros durante el vuelo. Cualquier anomalía sospechosa genera una alerta que puede abortar un secuestro aéreo o desencadenar un sistema de gestión de emergencia, que conducirá automáticamente al aparato hasta el primer aeropuerto. Por Olga Castro-Perea.




Computational Vision Group
Computational Vision Group
Computational Vision Group
Computational Vision Group
SAFEE, acrónimo de Security of Aircraft In The Future European Environment (seguridad aérea en el futuro entorno europeo), es un proyecto patrocinado por los principales agentes del sector aeronáutico europeo, centros de investigación y universidades especializadas.

Con este proyecto se intenta restablecer la seguridad total en la industria del transporte aéreo, gracias a la creación de un sistema de seguridad avanzado que evite los ataques terroristas en los vuelos y corrija la trayectoria del avión si es necesario, para impedir que se estrelle contra un edificio o una montaña.

El SAFEE fue lanzado en febrero de 2004 con la participación de empresas como Airbus, EADS, BAE Systems, Siemens, Thales, Airtel, con el apoyo de la Comisión Europea. El sistema podría estar disponible comercialmente entre 2010 y 2012.

Dentro del proyecto SAFEE se desarrolla actualmente el Onboard Threat Detection System u OTDS (sistema de detección de amenazas a bordo), que detectará con prontitud cualquier amenaza de actividades terroristas en los aviones. Con el OTDS se podrá controlar lo que sucede en las aeronaves desde el momento de salida hasta la llegada a destino.

Seguridad a bordo

La experiencia pasada ha demostrado que los posibles terroristas o personas peligrosas para los vuelos y tripulación son capaces de pasar los controles y las medidas de seguridad de los aeropuertos, subirse a los aviones, y emprender en ellos acciones hostiles. Por tanto, resulta necesario instalar un sistema de seguridad en el interior de los aviones.

Para ello, el OTDS contará con múltiples sensores de procesamiento de información que actualmente están siendo especificados, experimentados y evaluados a través del Computational Vision Group. El sistema funciona de la siguiente forma: mientras los pasajeros están sentados en su asiento justo antes de despegar, una pequeña cámara, indetectable, enfocará sus rostros y la parte superior de sus cuerpos.

Cada expresión facial o gesto será escudriñado, así como cualquier movimiento sospechoso. Un software instalado a bordo comparará los comportamientos de cada pasajero con los que teóricamente tienen los terroristas.

Por otro lado, un micrófono registrará cada comentario susurrado, porque se cree que los terroristas islámicos, por ejemplo, recitan en voz baja versos del Corán antes de entrar en acción.

Otros cuatro elementos

El proyecto SAFEE intenta desarrollar tecnologías que revelen las diferencias entre los pasajeros normales y aquéllos que pueden ser una amenaza para los otros pasajeros o para la tripulación. Los datos obtenidos podrían destruirse al final de cada vuelo, de manera que la privacidad de los pasajeros no resulte violada.

El desarrollo del sistema está siendo llevado a cabo por ingenieros británicos y alemanes, con un presupuesto de unos 38 millones de euros. Además del OTDS, SAFEE está desarrollando cuatro elementos complementarios más.

Estos elementos son: el Threat Assessment and Response Management (TARMS, sistema de evaluación de amenaza y gestión de respuestas), que consiste en un sistema de gestión de información y de herramientas de apoyo en la toma de decisiones; un sistema de reconfiguración de vuelo (EAS), que permitiría una guía automática para controlar la aeronave y regresar a salvo; un sistema de protección de datos (DPS); y un conjunto de actividades de evaluación de la seguridad.

Validación de los sistemas

La validación de los sistemas SAFEE se llevará a cabo en diversos lugares: el OTDS se probará en la cabina de un Airbus, en la sede de Airbus en Hamburgo. TARMS será validado en el simulador GRACE del NLR (National Aerospace Laboratory) de Amsterdam; EAS en el simulador Thales-Avionics (en Toulouse); y el DPS en todos los lugares que se pueda utilizar de prueba.

Este proyecto reúne a un conjunto de más de 100 interesados, expertos en seguridad y expertos operativos de varias organizaciones europeas. Los participantes incluyen a gobiernos nacionales, asociaciones de pilotos, aerolíneas y asociaciones. Entre ellos figura la británica BAE Systems, que desarrolla los sensores a instalar a bordo.


Lunes, 26 de Febrero 2007
Olga Castro-Perea
Artículo leído 5768 veces



Nota

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel