Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21
twomuchrs




Un proyecto colaborativo fabrica ropa a partir de los residuos plásticos del mar

La compañía española Ecoalf tiene como objetivo limpiar los océanos aprovechando la basura que en ellos se ha vertido


La compañía española Ecoalf pretende limpiar los océanos del planeta. Para ello, ha lanzado el proyecto colaborativo “Upcycling the Oceans”, en el que se ha implicado a los pescadores de Levante. Desde septiembre de 2015, este proyecto ha recogido (y aprovechado) ya 59 toneladas de basura del mar Mediterráneo. Por otra parte, en Cataluña, y gracias a un proceso de crowdfunding, ha arrancado Sea2see Eyewear, una compañía que fabrica gafas de sol también a partir de la basura del mar. Por Marta Lorenzo.




Imagen: bilyjan. Fuente: Pixabay.
Imagen: bilyjan. Fuente: Pixabay.
Ecoalf es una empresa española especializada en moda sostenible, que utiliza materiales reciclados. Para conseguirlos, ha establecido alianzas con otros países del mundo (Corea, Portugal o Japón, entre otros) y está especializada en tecnología punta, con la que de continuo desarrolla los elementos que necesita para fabricar su ropa y accesorios.

Recientemente, Ecoalf se ha embarcado en un proyecto colaborativo bautizado como Upcycling the Oceans, cuyo objetivo es limpiar los océanos (han empezado con el Mediterráneo), retirando los residuos plásticos que hay en él para fabricar con ellos granza e hilo con el que hacer tejidos.

Tal y como se describe en la página web del proyecto, esta iniciativa es “una aventura sin precedentes a nivel mundial para ayudar a limpiar los océanos de basura”.

Implicación de los pescadores

Para afrontar su desafío, Ecoalf a través de su Fundación Ecoalf, financiada por HAPfoundation, ha comenzado a sacar basura de los fondos marinos del mar Mediterráneo, con ayuda de los pescadores de la costa de Levante, que cada día recogen con sus redes entre cuatro y cinco kilos de basura marina.

Actualmente, ya hay un total de 165 barcos implicados en este proyecto. Diariamente, los pescadores depositan en contenedores de 120 litros de capacidad la basura recogida; y estos contenedores son retirados cada semana de cada puerto. Después son trasladados a una planta de reciclado en la que se clasifica la basura recogida.

El proceso

De ella, se recuperan el tereftalato de polietileno o PET (un tipo de plástico muy usado en envases de bebidas y textiles) y el resto de residuos, para su traslado a las vías convencionales de reciclado.

En estas vías, el plástico procedente del mar se limpia y clasifica para obtener chips y pellets de PET, a través de sosfisticados procesos tecnológicos. Una vez obtenidas las condiciones de pureza y todas las propiedades técnicas sobre hilo definidas por ECOALF, la compañía produce un filamento continuo, a partir de la extrusión e hilatura de granza de polímero.

La Fundación Ecoalf ha conseguido involucrar en este proyecto a cinco socios españoles líderes en sus respectivas áreas (desde gestores de residuos, centros tecnológicos y recicladores a fabricantes de hilo y tejido). Además, estos días, Javier Goyeneche, fundador de la empresa, está presentando el proyecto “Upcycling the Oceans” en la Conferencia Nuestro Oceáno (Our Ocean Conference, OOC) que se celebra en Washington D.C. Ha sido invitado para tal fin por el Secretario de Estado Estadounidense, John Kerry.  

Con  los residuos recogidos por ahora, Ecoalf ya ha realizado su colección de primavera/verano 2017. Desde septiembre de 2015, Upcycling the Oceans ya ha recogido 59 toneladas de basura del mar Mediterráneo.

Un crowdfunding para fabricar gafas recicladas

En una línea cercana a la de Ecoalf se encuentra otra empresa llamada Sea2see Eyewear, fundada por François van den Abeele. Esta empresa se dedica  a fabricar gafas de sol con plástico recogido del mar con redes de pesca, en diecinueve puertos de Cataluña. En total, se recogen una tonelada de residuos cada tres días.

El tratamiento del plástico se realiza en este caso en plantas de Barcelona y el País Vasco. Y, una vez convertido en reutilizable, el plástico es enviado a Italia para la producción de las gafas.

La primera producción fue realizada gracias a una campaña de micromecenazgo colectivo lanzada el pasado mes de julio a través de la plataforma Kickstarter, y en la que se lograron recoger casi 50.000 euros.

Viernes, 16 de Septiembre 2016
Marta Lorenzo
Artículo leído 6365 veces




Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >