Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un proyecto europeo ahorra energía en la gestión del agua de lluvia

Se ha aplicado ya en seis ciudades mediterráneas, entre ellas Zagreb


La Universidad Politécnica de Valencia lidera un proyecto europeo para ahorrar energía en la gestión del agua de lluvia. Consiste en aplicar técnicas sencillas, y en el uso de un software de apoyo en la toma de decisiones, y se ha implementado ya en seis ciudades mediterráneas, entre ellas Zagreb.





Cubierta vegetada de Benaguasil. Fuente: AlphaGalileo.
Cubierta vegetada de Benaguasil. Fuente: AlphaGalileo.
El proyecto europeo E²Stormed, liderado por la Universidad Politécnica de Valencia, ha desarrollado un software de apoyo a la toma de decisiones para la gestión y el aprovechamiento del agua de lluvia y la mejora de la eficiencia energética en el ciclo integral del agua. La herramienta se ha aplicado ya en seis ciudades mediterráneas.

La gestión del agua en los municipios es, normalmente, la actividad gestionada por los gobiernos locales que requiere un mayor consumo energético. De hecho, llega a representar hasta el 35% del consumo municipal. “Por ello”, explica Ignacio Escuder, profesor del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la UPV, y coordinador del proyecto, “es esperable que las mejoras en la eficiencia energética de la gestión del ciclo urbano del agua se traduzcan en una reducción importante del consumo de energía. Además, datos recientes apuntan a que la eficiencia energética puede reducir hasta en un 60% las emisiones de C02 ligadas a esta actividad”.

Por otro lado, cuando una zona rural es urbanizada, suele aumentar la superficie impermeable, el terreno se aplana y disminuyen los procesos de infiltración. Este hecho produce que aumenten el caudal pico y el volumen de la escorrentía, lo que crea elevados volúmenes de agua que llegan a las plantas de tratamiento de aguas residuales y que en muchos casos no pueden ser tratados.

El proyecto E²Stormed ha analizado a lo largo de los últimos dos años el impacto en la eficiencia energética de la utilización de sistemas no tradicionales de gestión del agua de lluvia, como los Sistemas de Drenaje Sostenible (SuDS), que representan una solución flexible y económicamente eficiente de drenaje urbano que puede ayudar a mejorar el confort en las ciudades y disminuir el gasto en consumo energético.

“Los SuDS están basados en técnicas sencillas y de sentido común, como los aljibes, los pavimentos permeables, las cubiertas vegetadas y el diseño de los jardines para dirigir la escorrentía de los caminos hacia las zonas vegetadas deprimidas adyacentes. Estos sistemas permiten un mejor funcionamiento del ciclo urbano del agua, lo que favorece su sostenibilidad y conlleva mejoras en su eficiencia energética”, apunta Escuder en la nota de prensa de la Red de Universidades Valencianas, Ruvid, recogida por AlphaGalileo.

El proyecto, que ha concluido este mes, ha promovido la implantación de estos sistemas en ciudades mediterráneas, donde su uso está poco extendido a diferencia de los países anglosajones y nórdicos. Junto a la UPV, en el proyecto ha trabajado también el Instituto de Ingeniería Energética de la propia universidad, así como otros ocho socios de España, Italia, Reino Unido, Croacia, Montenegro, Grecia y Malta.

Herramienta de apoyo a la decisión

Dentro del proyecto, se ha desarrollado un software de apoyo a la toma de decisiones para el análisis multicriterio de las mejores soluciones para el drenaje urbano. Denominado también E²Stormed, como su proyecto madre, el software incorpora no solo criterios relativos a la cantidad y calidad de las escorrentías, sino también criterios basados en los costes energéticos, los servicios del ecosistema, etc. De esta forma, los tomadores de decisiones pueden disponer de una información completa presentada de una forma clara y sencilla.

“Se trata de una herramienta de gran utilidad para evaluar la sostenibilidad de distintas actuaciones urbanas en el ciclo del agua en general y en la gestión del agua de lluvia en particular. Su uso contribuiría a mejorar la eficiencia energética del ciclo del agua”, destaca Ignacio Escuder. La herramienta puede ser descargada libremente en la web del proyecto.

La herramienta se ha aplicado a la gestión de agua de lluvia en seis ciudades mediterráneas: Benaguasil (España), Pisa (Italia), Hersonissos (Grecia), Cetinje (Montenegro), Zagreb (Croacia) y Habbar (Malta). Los resultados y sugerencias de estos municipios han permitido mejorar la herramienta, asegurando su utilidad para la gestión municipal del agua.

Cubierta vegetada

Además, dentro del proyecto general se ha construido una cubierta vegetada en el municipio de Benaguasil para medir sus beneficios respecto a la gestión del agua de lluvia y la eficiencia energética.

Los primeros resultados muestran que esta cubierta es capaz de disminuir de forma muy considerable los picos y los volúmenes de las escorrentías respecto a una cubierta convencional y de conseguir un ahorro energético del 30% en la refrigeración del edificio durante los días más calurosos del verano.

Por último, se ha creado un grupo de trabajo regional en eficiencia energética en el ciclo del agua en cada una de las seis ciudades que son caso piloto. De esta forma, se ha conseguido involucrar a los principales agentes regionales relacionados con la gestión del agua y la energía en la transición hacia una gestión más sostenible y eficiente energéticamente del agua de lluvia.

Generar energía

Un sistema desarrollado en México, y presentado hace un año, no solo consigue ahorrar energía, sino que la produce, utilizando el agua de lluvia para abastecer a viviendas de escasos recursos de México DF. En un principio, sólo era capaz de recargar baterías de 12 voltios, que pueden iluminar lámparas led, pero no toda una casa.

Se trata de una especie de microsistema hidroeléctrico similar al empleado en las presas, el cual consiste en utilizar el agua de lluvia para hacer girar la microturbina y generar electricidad.

El sistema, denominado “Pluvia”, recolecta la lluvia desde el techo de la vivienda, donde se debe adecuar la superficie para que el agua se dirija hacia una canaleta, y en caso de no poder modificar el techo, agregar láminas para simular la pendiente y encaminar el líquido hacia una dirección.

Referencia bibliográfica:

Chris Jefferies, Ignacio Escuder Bueno, Ignacio Andrés Doménech, Sara Perales Momparler, Rebecca Wade, Adrián Morales Torres: Improving Energy Efficiency in Urban Stormwater Management in Mediterranean Cities. 13th International Conference on Urban Drainage, Sarawak (Malasia) (2014).


Jueves, 18 de Junio 2015
Redacción T21
Artículo leído 1977 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria