Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un robot serpiente limpiará tuberías industriales

Además, servirá para inspeccionar la red de agua o conductos petrolíferos


Ingenieros de la empresa noruega SINTEF han dado los primeros pasos para crear un robot serpiente ideado para inspeccionar tuberías industriales o para comprobar el estado de conservación de conductos de agua o petróleo. Todavía está en una fase temprana de su desarrollo, pero constará de 11 partes conectadas, cada una de las cuales tendrá dos ruedas. Cuando esté terminado, será de aluminio y mediara 1,5 metros. Además, incorporará un sistema de visualización que le ayudará saber qué camino seguir para cumplir la misión que le ha sido encomendada. Una de las claves del proyecto es un algoritmo que permitirá al robot moverse por sí mismo. Por Raúl Morales.




Las tuberías industriales son inaccesibles e intricadas. Los sistemas de tuberías pueden ser verticales y tener empalmes. Limpiar o examinar las conducciones de agua o los conductos por donde transita el petróleo o el gas es, en muchas ocasiones, casi imposible. Ingenieros, informáticos y ópticos de la empresa noruega SINTEF están trabajado para dar una solución tecnológica este problema.

En concreto, están utilizando la experiencia y el conocimiento adquiridos con los robots “serpiente”, Anna Konda y AiKo, ya desarrollados por la misma empresa, para diseñar un robot inteligente capaz de inspeccionar tuberías. Según los ingenieros, este robot podrá escalar verticalmente, atravesar intersecciones y señalar cuál es su posición exacta en el sistema de tuberías.

El robot, asimismo, tendrá capacidad para moverse en tuberías de diferentes diámetros (hasta de 20 centímetros). El equipo de investigación ya está trabajando en el sistema de propulsión, mientras que un grupo de ópticos está desarrollando un nuevo sistema de visualización para el robot, clave en este proyecto.

“En la actualidad, estamos trabajando en el sistema de visión que permitirá al robot desplazarse”, comenta Jens Thielemann, de SINTEF en un comunicado. “Mientras, estamos usando el robot Mindstormer para recoger datos que nos permitan entrenar este sistema. Mindstormer tiene una cámara adosada y se mueve alrededor de la tubería siguiendo un mapa pre-programado. El siguiente paso, será utilizar el sistema de visión para controlar el robot “serpiente” que vamos a desarrollar”

La clave es que el algoritmo ideado para este proyecto permitirá al robot navegar y moverse por sí mismo, ya que sabe cuándo se está acercando a un giro a la izquierda o a la derecha. Asimismo, está cualificado para contener una descripción en detalle de la misión que tiene que llevar a cabo en diferentes situaciones.

Como un trenecito

“Dada nuestra experiencia previa en el desarrollo de robots serpiente, somos buenos en controlar mecanismos que están unidos”, comenta Erik Kyrkjebø, que también está participando en este proyecto.

La idea esta ocasión es fabricar un robot con 10 módulos unidos, cada uno de los cuales tiene un par de ruedas. El peso debe ser distribuido convenientemente entre cada parte. “En la actualidad, este tipo de robots ya existe, pero queremos que sea capaz de escalar”, dice Kyrkjebø.

Efectivamente, el robot de SINTEF es primo lejano del ACM-R5, un ambicioso robot ideado por el ingeniero Shigoe Hirose, del Instituto Tecnológico de Japón. El ACR-R5 era capaz de deslizarse tanto por tierra como por agua.

Hirose empezó a trabajar en la década de los 70 del siglo pasado en algo que describió como “robot serpiente”. El ACM-R5 de Hirose debutó en 2005 en la Exposición Mundial de Aichi.

Varias versiones

Los científicos de SINTEF han diseñado varias versiones del “inspector” de tuberías y han testado diferentes soluciones para que el nuevo robot tenga movilidad y sea compacto al mismo tiempo.

Cuando el robot entra en una tubería vertical, se encuentra directamente con las paredes de la tubería, lo que facilita sus movimientos. Asimismo, se puede deslizar de lado con su “abdomen”, enrollarse sobre sí mismo o agarrarse a las paredes.

Los científicos insisten en que este proyecto está todavía en una fase inicial. Los 11 módulos serán testados en breve para verificar si el concepto funciona. Esperan demostrar su funcionamiento en un prototipo antes de final de año. Se puede decir que resta todavía mucho para llegar al desarrollo industrial, pero sus creadores se muestran esperanzados y entusiasmados. La versión final del robot será de aluminio y medirá 1,5 metros de largo.

Hace unas semanas, Tendencias21 recogía una información sobre un robot que también había sido diseñado para escalar por superficies verticales. En ese caso, sus creadores idearon un sistema de adhesión activado eléctricamente. Este modelo puede incluso escalar por superficies húmedas o muy deslizantes, como el cristal.


Lunes, 30 de Junio 2008
Raúl Morales
Artículo leído 10208 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por poceria el 18/11/2015 13:21
Impresionante lo que se inventa hoy en día, tendremos que hacernos con una de estas serpientes para nuestro trabajo ya que parece que va a ser el futuro, gracias por la información

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel