Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un sesgo de género reduce las posibilidades de las investigadoras de acceder a becas

Un estudio realizado en los Países Bajos señala que pequeños factores acaban debilitando las carreras de las científicas


Un estudio que publica esta semana la revista PNAS apunta a que los estereotipos sobre científicas podrían estar minando las posibilidades de las jóvenes investigadoras a acceder a becas. El estudio fue realizado en los Países Bajos y en él se examinó la postulación de 2.823 científicos a las prestigiosas becas de la Organización Neerlandesa para la Investigación Científica (NWO). Por Marta Lorenzo.




Imagen: DXfoto.com. Fuente: PhotoXpress.
Imagen: DXfoto.com. Fuente: PhotoXpress.
En 2013, un estudio realizado en Canadá y Estados Unidos reveló, tras analizar 5,4 millones de documentos de investigación y artículos de revisión con 27,3 millones de autores, ciertas desigualdades de género en la ciencia.

En concreto, constató que por cada artículo en el que una mujer figura como primera autora, hay casi dos trabajos (1,93) con un firmante principal masculino. Esto es, que los hombres firman casi el doble de trabajos que las mujeres.

El pasado mes de enero, además, otro estudio publicado por la revista Science señalaba que las mujeres están subrepresentadas en aquellos campos académicos –como la física o las matemáticas– cuyos miembros en activo han puesto mucho énfasis en que poseer una mente brillantes inherente a la profesión, informó entonces la plataforma Sinc. Es decir, que ciertas ideas o estereotipos preconcebidos pueden minar el papel de la mujer en la ciencia.

Otras investigaciones sobre el papel (negativo) de los estereotipos habían demostrado ya que estos afectan a las carreras científicas de las mujeres e incluso a la selección, por parte de niñas y jóvenes con intereses científicos, de carreras acordes con sus pasiones e inquietudes.

Menos becas de investigación

Ahora, un nuevo estudio que publica esta semana la revista PNAS, señala que por esos estereotipos las jóvenes científicas podrían estar recibiendo menos becas que los hombres para sus investigaciones.   

El estudio fue realizado en los Países Bajos y en él se examinó la postulación de 2.823 científicos a las prestigiosas becas de la Organización Neerlandesa para la Investigación Científica (NWO).

Los resultados mostraron un sesgo de género que favorecía a los aspirantes masculinos sobre las mujeres aspirantes, concretamente en la consideración de “calidad de investigador”. En este sentido, parece que los hombres son mejor valorados que las mujeres, algo que no ocurre en lo que se refiere a la “calidad de las propuestas”, señalan los datos.

Entre todos los aspirantes a estas becas, había inicialmente alrededor de un 42,1% de mujeres. Tras la preselección, estas pasaron a ser el 34,9%. Además, a medida que iban pasando más y más fases de selección, la presencia de mujeres fue disminuyendo, mientras que la de hombres aumentó. Al final, solo un 15% de las mujeres presentadas obtuvo una beca, frente a casi un 18% de los hombres aspirantes.  

Pequeños factores que pesan

Según los autores del estudio, este muestra cómo hay pequeños factores que, en estos procesos, van minando las posibilidades de las propuestas de las mujeres (es decir, que existiría un sesgo de género).

El hecho, a largo plazo, puede afectar mucho a las carreras de las científicas. Por ejemplo, quizá tenga que ver con el hecho de que, en Europa, solo el 30% de los científicos sean mujeres, según destacó el informe She Figures en 2009.  

En 2012, el mismo informe señaló que los estereotipos sexuales aún disminuyen la confianza y el interés de las especialistas, y acaban por excluirlas de campos tradicionalmente dominados por hombres.

Por suerte, han existido ya iniciativas como la del proyecto TWIST de la UE, con las que se están intentando cambiar las cosas. Estas analizan estereotipos y prejuicios respecto a los roles sociales de las mujeres científicas, con el fin de traerlos a la luz y cambiarlos.   

Referencia bibliográfica:

Romy van der Lee, Naomi Ellemers. Gender contributes to personal research funding success in The Netherlands. PNAS (2015). DOI: 10.1073/pnas.1510159112.
 
 

Martes, 22 de Septiembre 2015
Marta Lorenzo
Artículo leído 2013 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte