Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un sistema magnético permite la conducción de fármacos por el organismo

Proporciona una nueva forma de ingerir los medicamentos.


Un grupo de expertos de la Universidad de Brown han desarrollado un sistema capaz de conducir medicamentos hacia su destino final. Para que los componentes no fuesen rechazados por el cuerpo, los investigadores utilizaron una píldora de gelatina de aspecto convencional, con dos imanes: uno interior y otro exterior. El imán interior es guiado por la fuerza del imán exterior, de este modo, la píldora avanza hacia el lugar deseado, al mismo tiempo que la fuerza la mantiene en su lugar. Los resultados podrían ser muy provechosos para los pacientes que padecen cáncer y diabetes. Por Billy Zero





Píldora magnética al lado de una moneda de los EE.UU. Crédito: Laboratorio de Mathiowitz / Universidad de Brow
Píldora magnética al lado de una moneda de los EE.UU. Crédito: Laboratorio de Mathiowitz / Universidad de Brow
Los medicamentos que se administran vía oral actualmente presentan inconvenientes para llegar a las zonas de destino. Por lo general, los fármacos no se disuelven completamente en el sitio adecuado en el caso, por ejemplo, del tracto gastrointestinal. Por ello, un grupo de expertos de la Universidad de Brown han desarrollado un novedoso sistema que pone fin a este problema.

El avance en cuestión se centra en una pastilla magnética capaz de ser guiada hasta el órgano enfermo, un método que podría revolucionar la forma de suministrar los medicamentos en los pacientes. La Universidad de Brown financió la investigación, liderada por sus dos autores Edith Mathiowitz y Bryan Laulicht, de acuerdo a un comunicado de prensa.

"Con esta tecnología ahora se puede guiar las píldoras, tomar algunas muestras de sangre y saber exactamente si la píldora realmente mejora la biodisponibilidad del medicamento en el cuerpo", sostuvo Edith Mathiowitz, profesor de Ciencia médica en el Departamento de Farmacología Molecular, Fisiología y Biotecnología.

Para que el material del sistema no fuese rechazado por el cuerpo, los expertos utilizaron una píldora de gelatina de aspecto convencional, con dos imanes: uno interior y otro exterior. El imán interior fue guiado por la fuerza del imán exterior, de este modo, la píldora fue avanzando hacia el lugar deseado, al mismo tiempo que la fuerza la mantenía en su lugar. El imán externo puede detectar la posición de la píldora porque es opaca a los rayos X. Gracias a ello, los investigadores lograron observarla en los órganos de las ratas durante sus estudios previos.

Haciendo una proyección hacia futuro, el profesor Mathiowitz declaró que este método será muy aplicado por la gente del mañana. “La tecnología podría proporcionar una nueva forma de entregar muchos medicamentos a los pacientes, incluyendo aquellos con cáncer o diabetes”. Además sostuvo que este adelanto podría actuar como una poderosa herramienta de investigación para ayudar a los científicos a entender exactamente en qué parte del intestino se absorben mejor las diferentes drogas.

Esta técnica, hecha pública el 17 de enero en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, si bien no es el primer avance que se realiza con píldoras magnéticas, es la primera vez que los científicos logran controlar la fuerza de un medicamento para que sea seguro en el cuerpo.

Menor fuerza, mayor resultado

Los expertos diseñaron un sistema capaz de detectar la posición de las pastillas y mantenerlas allí con un mínimo de fuerza. "Lo más importante es ser capaz de controlar las fuerzas que se ejercen sobre la píldora con el fin de evitar daños en el tejido que la rodea", enfatizó Mathiowitz. "Si se aplica un poco más de fuerza necesaria, la píldora se puede pegar al imán externo y esto puede generar problemas”.

Para evitar daños, el equipo de investigadores, formado también por los expertos Nicolás Gidmark y Tripathi Anubhav, tomó medidas cuidadosas y elaboró un sistema magnético externo por computadora y sofisticados mecanismos de retroalimentación.

El paso siguiente en la investigación consistirá en comenzar con la entrega de medicamentos con el sistema y probar su absorción. "Luego se trasladará a los modelos animales más grandes y en última instancia a la clínica", sostuvo Laulicht, ex estudiante graduado. "Tengo la esperanza de que la píldora magnética se utilizará para generar soluciones orales de administración de fármacos y se aplicará a las necesidades médicas no cubiertas anteriormente”, concluyó.

Una técnica menos engorrosa

En consonancia con este estudio y en relación a las praxis con elementos magnéticos, investigadores en Alemania han confirmado que las maniobras magnéticas de una cápsula de endoscopio son seguras, bien toleradas y técnicamente factibles para la realización de los análisis pertinentes. Para los especialistas, la maniobrabilidad de la cápsula en el estómago fue excelente y la visualización de la mucosa gástrica y el revestimiento interno del estómago fue satisfactorio en la mayoría de los sujetos, de acuerdo con un reciente estudio.

"Para hacer frente a los problemas con un endoscopio convencional, desarrollamos una nueva herramienta para maniobrar una cápsula con un imán de mano externo, permitiendo la investigación enfocada en todas las regiones del estómago", sostuvo Junta Keller, el autor principal del estudio y encargado del Departamento de Medicina Interna, de la Universidad de Hamburgo (Alemania).

La endoscopia es una técnica terapéutica que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica, una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal. Este ensayo podría cambiar la técnica de trabajo, ya que la cápsula endoscópica ofrece al paciente una forma más “amigable” de ingresar a su cuerpo.


Viernes, 21 de Enero 2011
Billy Zero
Artículo leído 5452 veces


Nota



Comente este artículo

1.Publicado por viendoloobvio el 24/01/2011 01:24
A ver si lo veo claro. Tenemos una píldora cuya posición podrá ser controlada. 3 años más de investigación permitirán que la aplicación de campos electromagnéticos a frecuencias específicas las activen o desactiven permitiendo seleccionar no solo donde sino cuando activar los componentes de la píldora. Conclusión, será posible en unos pocos años usar píldoras semejantes para estimular la producción de endorfinas o Adrenocorticotropa en las personas por medio de señales electromagnéticas, que pueden ser emitidas por repetidoras de televisión, antenas de teléfonos celulares o incluso satélites. Así podrán producirse sensación de bienestar en elecciones o aumentar el miedo cuando se requiera la toma de decisiones populares que impliquen la aceptación de perdida de libertades civiles a cambio de la solución de un problema posiblemente relacionado con la guerra. Pero para ello se requeriria que las personas tomaran la píldora y quien va a hacer eso, ah claro, amenos que resulte que esa píldora es el medio necesario para el tratamiento de enfermedades...

2.Publicado por marcos el 28/01/2011 00:40
Creo que ya la NANOTECNOLOGIA se usa para estos fines, no solo guiando pildoras o medicamentos sino escaneando mediante chips todo el cuerpo y ademas lo peor, pueden con la excusa de curar enfermedades o guiar medicamentos para destino seguro en el cuerpo, modificar conductas, alterar comportamientos, extraer memoria, implantar memorias falsas, o sea: colonizacion de la mente humana y cerebro sin que nos demos cuenta, sucede en clinicas como en fuertes militares, laboratorios de proyectos encubiertos, etc, siempre con fines malignos, NO CREO ESTO TENGA FINAL FELIZ¡¡¡ pues todo en su gran mayoria, parte de un hermoso invento para el bien pero luego por grandes sumas, adiccion al poder y control sobre los demas, aparecen en manos de cualquiera, mercado negro, cientificos locos, pagados y controlados, etc.- Hoy que vemos en el mundo??? locura total, agresion general, exposicion total mediante redes sociales que son pagadas por servicios de inteligencia de gobiernos, ej FACEBOOK, MY SPACE, TWITTER, AMAZON, etc, donde miles ya han sido engañados y les han robado datos sin devolucion¡¡¡¡¡¡.-

Pero la estupidez humana, la curiosidad y adiccion consumista hace que no pensemos, no razonemos nada, y no solo en jovenes sino en adultos mayores¡¡¡, la cultura de la idiotizacion y zoombificacion ha llegado desde hace varios años y aumenta para peor, MENSAJE NEGATIVO EL MIO???, noooo, al contrario me siento muy bien y positivo pero no estoy en el grupo de los esclavos de la modernidad tecnologica perversa, hay de la otra pero en un 2%, el resto basura, chatarra, hay mas de 2000 millones de personas que se han conectado a internet pero me pueden decir cuantos de ellos forma una masa pensante e inteligente como humanitaria hacia los demas???, no creo, en eso no llevan estadisticas, no vende ni sirve, pues se informa mediante LA DESINFORMACION TOTAL, hay que leer muy bien los medios de todo tipo, encubren otra cosa y muestran los que les conviene y lo peor, imponen el consumismo mas vil, mediante tecnicas de comunicacion y publicidades engañosas y subliminales.- Por eso esto de las pildoras magneticas de gelatina es un hecho mas, no pasara nada, y menos como sabremos que se estaran usando bien???, y ademas hoy las noticias express (rapidas, hoy es uno mañana se olvido)._ MARCOS.-

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >