Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un sistema permite comunicarse a las personas con parálisis cerebral

Se trata de una interfaz cerebro-ordenador


Científicos del Instituto Biomecánico de Valencia han coordinado un proyecto europeo, que ha desarrollado un sistema cerebro-ordenador que permite a las personas con parálisis cerebral comunicarse con su entorno y expresar sus emociones. El sistema está disponible para tabletas.





El sistema cerebro-ordenador del IBV. Fuente: IBV.
El sistema cerebro-ordenador del IBV. Fuente: IBV.
El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) ha coordinado el proyecto ABC, una iniciativa europea que ha desarrollado un novedoso sistema cerebro-ordenador para potenciar las capacidades de comunicación de las personas con parálisis cerebral desde su infancia, mejorando la relación con su entorno y la expresión de emociones.

La parálisis cerebral afecta a 1,5 personas de cada mil en España, siendo la primera causa de discapacidad en la infancia. Los casos de parálisis cerebral discinética, que son el 15%, contemplan a personas que, a pesar de tener inteligencia conservada, no pueden hablar ni expresarse porque no tienen control motor.

Esto supone una grave dificultad para establecer relaciones con el entorno que obstaculiza seriamente el desarrollo cognitivo y emocional de estas personas. "Como no pueden expresarse, estos niños no se relacionan y acaban por no desarrollar su inteligencia", explica Juanma Belda, investigador del IBV, en la nota de prensa de éste, recogida por el Instituto de la Ingeniería de España.

Con el objetivo de subsanar estas limitaciones, "hemos desarrollado el prototipo funcional del sistema ABC, validado y operativo en entornos de la vida real. Se trata de un sistema de comunicación que permite su uso mediante distintos modos de interacción incluyendo una interfaz cerebro-ordenador", comenta Belda.

Los investigadores han creado un comunicador, disponible gratuitamente para tabletas Android, que se compone principalmente de 4 módulos independientes basados en los últimos avances en procesamiento de señales neuronales, comunicación alternativa asistida por ordenador y monitorización de bioseñales.

Para que el usuario pueda utilizar esta aplicación en una tableta, el comunicador ABC pueden utilizarse como intefaz de entrada con tres sistemas independientes (vía wifi) además del táctil propio de estos dispositivos. Se trata de: sensores inerciales (tecnología similar a la de los teléfonos móviles para registrar la actividad); sistemas de electromiografía, que detectan la contracción voluntaria de un músculo; y las interfaces cerebro-ordenador.

Según indica Belda, han comprobado que colocando cualquiera de estos sistemas al niño con parálisis cerebral, junto con la tableta que ubican en su silla de ruedas, "este es capaz de expresar sus necesidades. Para ello debe llevarse a cabo un pequeño entrenamiento, más sencillo que el proceso de aprendizaje que realiza cualquier niño que aprende a escribir o leer".

La aplicación, desarrollada y evaluada con usuarios por el IBV, es totalmente personalizable y configurable en cualquier idioma en función de las características del usuario.

Emociones

Un aspecto relevante a la hora de expresarnos son las emociones. Otra de las innovaciones que incluye ABC es la posibilidad de registrarlas. "El sistema contiene un sensor en la piel que es capaz de detectar 5 estados emocionales: positivo (de alta y baja intensidad), neutro y negativo (de baja y alta intensidad)".

El sistema ABC se completa con un módulo de salud que funciona a imagen de las pulseras deportivas de control de las constantes vitales como son el pulso y la respiración. Además, destaca Belda, "estos dispositivos con los que funciona la aplicación ABC cuentan con modelos comercializados que se pueden adquirir en tiendas especializadas".

Avapace (Asociación Valenciana de Ayuda a la Parálisis Cerebral) ha facilitado que el colectivo de personas con parálisis cerebral y los profesionales relacionados con esta patología se involucraran durante todo el proyecto, desde la fase de diseño hasta la validación del sistema. El proyecto ha sido cofinanciado por la Unión Europea mediante el VII Programa Marco.

Junto al Instituto de Biomecánica, coordinador de la iniciativa, han participado entidades de Alemania (Instituto Fraunhofer), Austria, Italia y Portugal, y el Centro de Automática y Robótica del CSIC, entre otras.

Movimiento

Hace dos años la Universidad de Alcalá presentó Walker +, un andador para personas con discapacidad, que permite a niños afectados por parálisis cerebral caminar por el patio de su colegio, por casa o por el parque. Es ajustable y puede utilizarse para niños de diferentes tallas y pesos.

Con un leve impulso, el niño puede desplazarse. El sistema incorpora además dos botones que se asocian a un sistema electrónico y que permite al usuario activar mensajes de voz, encender o apagar luces, o utilizarlos como el ratón de un ordenador, interactuando con su entorno.


Martes, 21 de Abril 2015
Redacción T21
Artículo leído 2917 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >