Tendencias 21
Coddii




Un software duplica la memoria de los teléfonos móviles

No requiere cambiar el hardware y no aumenta el consumo de energía


Ingenieros de la Universidad de Northwestern y de NEC han desarrollado un software capaz de duplicar la memoria de los teléfonos móviles sin tener que cambiar el hardware o las aplicaciones del celular. Se llama CRAMES y toma los datos de forma automática y los reduce a la mitad sin pérdida de información y sin que el consumo de batería aumente. Ha sido patentado por NEC, que además ha sacado al mercado su primer móvil inteligente con este software. Por Raúl Morales.




Primer móvil que incorpora este dispositivo
Primer móvil que incorpora este dispositivo
Ingenieros informáticos de la Universidad de Northwestern y los laboratorios NEC America han sido los primeros en desarrollar una tecnología que dobla la capacidad de la memoria del celular y otros sistemas (iPods, cámaras digitales, ordenadores o instrumentación médica) sin tener que cambiar el hardware o las aplicaciones que se están utilizando. Esta mejora ha sido posible gracias a un software.

Los teléfonos móviles cada vez son más sofisticados. Cámaras con altas resoluciones, GPS, radio, reproductor MP3, acceso a Internet, juegos, vídeos… se han ido incorporando a los celulares. Pero todas estas funciones tienen un precio: la memoria.

“Todas las cosas que puedes hacer con tu teléfono móvil o tu PDA requiere memoria”, afirma Robert P. Dick, que es profesor asistente de ingeniería electrónica e informática en la Universidad de Northwestern, en un comunicado. “La tecnología que hemos desarrollado coge los datos automáticamente y los reduce a menos de la mitad de tamaño sin que se pierda ninguna información en el proceso. Es como doblar la memoria del móvil sin incrementar el coste o el gasto de batería”.

En 2004, investigadores del NEC Labs concibieron un concepto que integraba tecnologías de compresión en el propio sistema operativo para que dicha compresión fuera un servicio más del sistema. La idea era comprimir y descomprimir de manera transparente partes concretas de la memoria (tanto datos cómo código) para reducir el tamaño de la memoria en los sistemas integrados (sistema informático de uso específico construido dentro de un dispositivo mayor)

Fue entonces cuando NEC firmó un acuerdo estratégico con Northwestern para desarrollar más extensamente esta idea. El equipo de investigación necesitó en primer lugar un sistema para hacer que los teléfonos NEC tuvieran más memoria para que en ellos pudieran funcionar las aplicaciones necesarias sin que hubiera que rediseñar el hardware.

Escepticismo

La verdad es que los expertos en sistemas integrados se mostraron muy escépticos respecto a que algo así se pudiera hacer, pero lo cierto es que Dick y sus colegas han conseguido dar una solución a esta propuesta que, en principio, sólo era teórica.

Lei Yang, un estudiante de doctorado de la universidad, lideró el diseño de CRAMES (RAM comprimido para sistemas integrados), un software que consume pocos recursos y poca energía.

La propuesta de este grupo de informáticos ha sido dividir la memoria del sistema en dos diferenciadas, una normal y otra donde los datos se pudieran almacenar comprimidos.

Un ejemplo muy sencillo de comprensión de datos es convertir una lista (vertical) de 50 “A” individuales en una frase con 50 “A”, que ocupa mucho menos espacio, pero que comunica la misma información.

Dos partes

Los dispositivos móviles con este nuevo software se ponen en funcionamiento, pero cuando la aplicación necesita datos de la zona elegida para guardar esos datos comprimidos, el hardware detiene el software y el sistema operativo accede a los datos comprimidos, los descomprime y los pone en la parte a la que la aplicación puede acceder para usarlos (la zona normal). El software entonces sigue funcionando sin saber que los datos que está utilizando estaban previamente comprimidos.

La tecnología CRAMES usa un algoritmo de compresión de datos ya existente llamado LZ0. Yang ha desarrollado, sin embargo, un algoritmo de compresión más avanzado. Su algoritmo es dos veces más rápido y permite una reducción insignificante de capacidad y de batería. Este nuevo algoritmo tiene una gran cantidad de aplicaciones y podría ser usado ya en la próxima generación de teléfonos móviles NEC.

Otras investigaciones y soluciones de la industria para este problema de falta de memoria en ciertos dispositivos se solían centrar en el hardware, al que simplemente se añadía más memoria.

Los escépticos pensaban que una solución por la vía del software haría que el consumo de energía del dispositivo móvil se disparara. La propuesta de los informáticos de la universidad de Nortwestern ha demostrado, sin embargo, que el consumo de energía de los dispositivos móviles a los que se han incorporado este software no es mayor.

Primer dispositivo

“Nuestro equipo ha probado que se puede hacer ese aumento de memoria con un software”, comenta Dick. “Hay que ser muy cuidadoso respecto al diseño del software de compresión y del algoritmo. Lo que ha hecho Yang con la creación de CRAMES es un esfuerzo de diseño ”heroico”, concluye.

Los equipos de NEC y de Northwestern estuvieron involucrados en los aspectos técnicos del proyecto desde el principio y la coordinación del trabajo se hacía con reuniones semanales. Cuando el trabajo pasó del desarrollo de prototipos al desarrollo de productos, fue NEC quien tomó el testigo.

El resultado es el teléfono inteligente Foma 904i, que además de incorporar la última tecnología ha sido dotado del software CRAMES.




Raúl Morales
Jueves, 18 de Octubre 2007
Artículo leído 11161 veces



Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 7 de Noviembre 2016 - 15:00 Bolotweet, la red social del aula