Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Un virus creado en la universidad infecta las redes WiFi como las enfermedades humanas

Se propaga más rápidamente por las zonas más densamente pobladas, observan los investigadores


Investigadores británicos han desarrollado un virus informático que se propaga a través de las redes WiFi, y han observado que lo hace como un virus humano, más rápidamente en las zonas más densamente pobladas. El virus no afecta a las conexiones WiFi, sino que se aprovecha de las más vulnerables, como las de redes públicas, para capturar los datos de los usuarios conectados a ellas. Por Carlos Gómez Abajo


Carlos Gómez Abajo
Carlos Gómez Abajo, redactor de Tendencias21, es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en... Saber más del autor


Los virus se propagan por las redes WiFi con mucha facilidad. Imagen: yellowj. Fuente: PhotoXpress.
Los virus se propagan por las redes WiFi con mucha facilidad. Imagen: yellowj. Fuente: PhotoXpress.
Investigadores de la Universidad de Liverpool (Reino Unido) han demostrado por primera vez que las redes WiFi pueden ser infectadas con un virus que puede moverse a través de áreas densamente pobladas tan eficientemente como un resfriado común se propaga entre los humanos.

El equipo diseñó y simuló un ataque de un virus, llamado Camaleón, y descubrió que no sólo podía extenderse rápidamente entre los hogares y las empresas, sino que también era capaz de evitar ser detectado e identificar los puntos en los que el acceso Wi-Fi estaba menos protegido por encriptación y contraseñas.

Investigadores de la Facultad de Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica y Electrónica simularon un ataque a Belfast y Londres en un entorno de laboratorio y encontraron que Camaleón se asemejaba a un virus transmitido por el aire, que viajaba a través de la red WiFi por medio de los puntos de acceso (APs) que conectan a los hogares y a las empresas a las redes WiFi.

Las áreas que están más densamente pobladas tienen más puntos de acceso próximos entre sí, lo que significa que el virus se propagaba más rápidamente, sobre todo a través de redes que se podían conectar en un radio de 10-50 metros.

Alan Marshall, profesor de Seguridad de la Red de la Universidad, recuerda en la nota de prensa, publicada en EurekAlert!: . "Cuando Camaleón atacaba un AP no afectaba a cómo funcionaba, pero era capaz de recoger y enviar los datos de todos los demás usuarios de WiFi que estaban conectados a dicho AP. A continuación, el virus buscaba otros puntos de acceso WiFi a los que pudiera conectarse e infectar".

Camaleón fue capaz de evitar la detección debido a que los sistemas actuales de detección de virus buscan los virus que están presentes en Internet o las computadoras, pero Camaleón sólo está presente en la red WiFi. Aunque muchos puntos de acceso están suficientemente encriptados y protegidos con contraseña, el virus simplemente seguía adelante para encontrar aquellos que no estaban protegidos fuertemente, incluyendo puntos de acceso libres y comunes en lugares como cafeterías y aeropuertos.

El peligro de las redes WiFi

El profesor Marshall continúa: "Las conexiones WiFi son cada vez más un objetivo de los piratas informáticos debido a sus ya bien documentadas vulnerabilidades de seguridad, que hacen que les sea difícil detectar un virus y defenderse de él".

"Se suponía, sin embargo, que no era posible desarrollar un virus que pudiera atacar a las redes WiFi, pero demostramos que esto es posible y que se puede propagar rápidamente. Ahora estamos en condiciones de utilizar los datos generados en este estudio para desarrollar una nueva técnica que identifique cuándo es probable un ataque".

La importancia de los nodos

El estudio de las redes da lugar a otras visiones interesantes y sorprendentes, como esta investigación que relaciona la propagación de los virus humanos con el mapa de líneas aéreas. Una enfermedad que surja en una gran ciudad se propagará a otras grandes ciudades, pero difícilmente a lugares remotos y aislados; en cambio si surge en un lugar remoto, se propagará rápidamente a una gran ciudad y posteriormente a otras.

O este otro, en el que investigadores de la Universidad Carlos III de Madrid sugieren que la prevención del riesgo financiero en la banca no debería orientarse a aumentar las reservas económicas de todos los bancos sino sólo de las entidades clave que pueden contagiar a las demás.

En ambos casos coinciden con el estudio de la Universidad de Liverpool en la importancia de los nodos de conexión y de la densidad de población a la hora de que el virus o problema se propague.

Referencia bibliográfica:

Jonny Milliken, Valerio Selis, Alan Marshall. Detection and analysis of the Chameleon WiFi access point virus. EURASIP Journal on Information Security (2013). DOI: 10.1186/1687-417X-2013-2.


Lunes, 3 de Marzo 2014
Artículo leído 3049 veces


Nota


Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos