Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una bicicleta de bambú que recarga móviles

Transforma la energía cinética del pedaleo en energía eléctrica


Ser capaces de transformar la energía del movimiento en energía eléctrica puede reducir la contaminación y permitirnos recargar nuestros dispositivos móviles casi en cualquier parte. Por eso, en los últimos tiempos, hemos visto diversos proyectos en esta dirección. El último, una bicicleta de bambú desarrollada en México, que transforma la energía cinética generada al pedalear en una fuente de electricidad limpia.




La bicicleta de bambú de BambooTec. Fuente: Alphagalileo.
La bicicleta de bambú de BambooTec. Fuente: Alphagalileo.
El pasado mes de marzo, hablamos del primer nanogenerador triboeléctrica o TENG, una tecnología compuesta por dos láminas de diferentes materiales entre las que fluyen los electrones y que, aplicada a zapatos, silbatos, pedales, alfombrillas, mochilas o boyas oceánicas puede generar electricidad a partir del movimiento.

En años anteriores, habíamos hablado también de la generación de electricidad a partir del movimiento de las rodillas e incluso de una mochila generadora de electricidad, cuando su usuario la lleva puesta durante el paseo.  

Todos estos avances se basan en la posibilidad de transformar la energía cinética en energía eléctrica, mediante diversos sistemas. Son importantes por la necesidad actual de reducir lo más posible el consumo eléctrico tradicional y evitar la contaminación del medio ambiente; pero también por la cantidad de dispositivos móviles que normalmente llevamos encima y que necesitan una recarga constante.

Energía limpia a pedales

En México existe un consorcio llamado Bambootec que ha optado por desarrollar una de estas fuentes de energía limpia, en este caso, en una bicicleta de bambú.

La bicicleta transforma la energía cinética generada al pedalear en una fuente de electricidad para la recarga simultánea de dispositivos móviles, baterías externas de smartphone e incluso de un tablero de navegación ubicado en el manillar. Este tablero mide la distancia y el tiempo, y además cuenta con una conexión bluetooth, informa AlphaGalileo.

La transferencia de energía es posible gracias a un convertidor, que se compone de un circuito que comienza en la llanta, captura la energía cinética y la transforma en eléctrica. Después, pasa por el ‘cerebro’ del sistema, localizado debajo del asiento. Este regula el voltaje generado y evita descargas.

Al pedalear, el ciclista produce energía que se vuelve eléctrica. Sin embargo, si se hace de manera irregular, por ejemplo, por frenazos repentinos, la carga sube y baja. Para solucionar este problema, se ha agregado al convertidor un regulador que la administra de manera uniforme.

Otros elementos

Una vez que el convertidor regula la carga de energía, ésta es transmitida por tres vías de alimentación que son cables con salida USB. Una está conectada a la pantalla de navegación ubicada en el manillar de la bicicleta, e indica el número de kilómetros recorridos y el tiempo, y ofrece la opción de establecer una conexión porbluetooth para enlazar un smartphone.

La otra conexión del convertidor de energía recarga cualquier dispositivo móvil; mientras que la tercera es exclusivamente para baterías externas de smartphone. En total, la energía generada por la bicicleta (más de 10 voltios) alcanza para alimentar las tres vías de manera simultánea.

Además del sistema de convertidor de energía, la bicicleta con un cuadro (vértices y aristas) que está ensamblado con palos de bambú unidos por una resina especial. Se buscó reemplazar las partes de metal por este material natural con la finalidad de proveer al vehículo de una mayor resistencia (soporta 120 kilos). Por otra parte, gracias al bambú, la estructura es más ligera y se calienta menos.

Viernes, 26 de Diciembre 2014
Redacción T21
Artículo leído 7202 veces




Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Francisco el 23/10/2015 11:16 (desde móvil)
Quien las produce!!?

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >