Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una estrella de neutrones masiva y una enana blanca ponen a prueba a Einstein

Hasta el momento las primeras mediciones sobre relatividad general demuestran que el científico tenía razón


Los astrónomos han encontrado una estrambótica pareja estelar formada por la estrella de neutrones más masiva encontrada hasta el momento y una estrella enana blanca que la orbita. El campo gravitatorio creado por ambas permitirá a los científicos estudiar si la teoría de la relatividad general, de Albert Einstein, sigue funcionando incluso a esos niveles de masa. Hasta el momento, las mediciones preliminares confirman que Einstein estaba en lo cierto.





Impresión artística del púlsar PSR J0348+0432 y su compañera enana blanca. Fuente: ESO.
Impresión artística del púlsar PSR J0348+0432 y su compañera enana blanca. Fuente: ESO.
Los astrónomos han utilizado el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO (Observatorio Europeo Austral), junto con otros radiotelescopios de todo el mundo, para encontrar y estudiar una estrambótica pareja de estrellas formada por la estrella de neutrones más masiva encontrada hasta el momento, orbitada por una estrella enana blanca.

Esta nueva y extraña binaria están permitiendo poner a prueba la teoría de la gravedad de Einstein — la relatividad general — de una forma imposible hasta el momento. Hasta ahora, las nuevas observaciones encajan exactamente con las predicciones de la relatividad general y son inconsistentes con algunas teorías alternativas. Los resultados aparecen en la revista Science hoy 26 de abril de 2013.

Un equipo internacional ha descubierto al exótico objeto doble formado por una pequeña, pero inusualmente pesada, estrella de neutrones que gira 25 veces por segundo sobre sí misma, orbitada por una estrella enana blanca que tarda dos horas y media en hacer una órbita completa.

La estrella de neutrones es un púlsar que emite ondas de radio que pueden ser captadas desde la Tierra por los radiotelescopios. Al margen del interés que esta pareja genera por sí misma, se trata además de un laboratorio único para poner a prueba los límites de las teorías físicas.

Este púlsar se llama PSR J0348+0432 y se trata de los restos de una explosión de supernova. Es dos veces más pesada que el Sol, pero tiene solo 20 kilómetros de tamaño. La gravedad en su superficie es más de 300.000 millones de veces más fuerte que la de la Tierra y, en su centro, cada volumen equivalente a un azucarillo cuadrado pesa más de mil millones de toneladas concentradas.

Su compañera, la estrella enana blanca, solo es un poco menos exótica: es el brillante resto de una estrella mucho más ligera que ha perdido su atmósfera y se está enfriando lentamente.

“Estaba observando el sistema con el Very Large Telescope de ESO, buscando cambios en la luz emitida por la enana blanca causados por su movimiento alrededor del púlsar”, afirma John Antoniadis, un estudiante de doctorado del Instituto Max Planck de radioastronomía (MPIfR) en Bonn, y autor principal del artículo, en la nota de prensa de ESO.

“Un rápido análisis inmediato me hizo ver que el púlsar era muy pesado. Es el doble de la masa del Sol, lo que la convierte en la estrella de neutrones más masiva conocida hasta el momento y, al mismo tiempo, en un excelente laboratorio de física fundamental”.

La teoría de la relatividad general de Einstein, que explica la gravedad como una consecuencia de la curvatura del espacio-tiempo creada por la presencia de masa y energía, ha superado todas las pruebas desde que fue publicada por primera vez hace casi cien años. Pero no puede ser la explicación definitiva y en última instancia acabará siendo sustituida.

Los físicos han concebido otras teorías de la gravedad que hacen predicciones diferentes a las que plantea la relatividad general. Para algunas de estas alternativas, esas diferencias solo se mostrarían en campos gravitatorios extremadamente fuertes que no pueden encontrarse en el Sistema Solar.

En términos de gravedad, PSR J0348+0432 es un objeto verdaderamente extremo, incluso comparado con los otros púlsares que han sido utilizados en pruebas de alta precisión de la relatividad general de Einstein.

Pequeños y grandes cambios

En este tipo de campos gravitatorios tan fuertes, pequeños aumentos en la masa pueden desencadenar grandes cambios en el espacio-tiempo que rodea a estos objetos.

Hasta ahora, los astrónomos no tenían ni idea de qué podría pasar en presencia de estrellas de neutrones tan masivas como PSR J0348+0432, por lo que se trata de una oportunidad única para llevar a cabo pruebas en campos inexplorados.

El equipo combinó observaciones de la estrella enana blanca llevadas a cabo con el Very Large Telescope con medidas muy precisas del púlsar obtenidas con radiotelescopios. Una pareja tan cercana entre sí emite ondas gravitacionales y pierde energía. Esto hace que el periodo orbital cambie ligeramente y las predicciones de este cambio hechas por la relatividad general y otras teorías competidoras son diferentes.

“Nuestras observaciones en radio eran tan precisas que ya hemos podido medir un cambio en el periodo orbital de 8 millonésimas de segundo por año, exactamente lo que predice la teoría de Einstein”, afirma Paulo Freire, otro miembro del equipo.

Esto es solo el principio de un estudio detallado de estos objetos únicos y los astrónomos los utilizarán para poner a prueba la teoría de la relatividad general en busca de una mayor precisión a medida que pase el tiempo.

Referencia bibliográfica:

John Antoniadis et al. A Massive Pulsar in a Compact Relativistic Orbit. Science (2013). DOI:10.1126/science.1233232.


Viernes, 26 de Abril 2013
ESO/T21
Artículo leído 6879 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por ConanChé el 29/04/2013 12:29
Todas estas mediciones lejanas (tiempo y distancia) que sirven para corroborar teorías, es como la pescadilla que se muerde la cola,

porque para estimar magnitudes que no puedes comprobar mediante otros instrumentos de medida, te basas en unas teorías, que al final, lógicamente, corroboran esas teorías

2.Publicado por Mariano el 30/04/2013 18:42
En mi "Teoría de los Campos Unificados" deduzco que la gravedad genera un campo transversal garvitatorio similar al campo magnético de las cargas eléctricas en movimiento, que se manifiesta cuanto más masivos son los cuerpos. Este campo transversal gravitatorio modifica el periodo orbital porque los cuerpos sufren una fuerza transversal similar a la fuerza magnética.
Referencias: mi libro "La materia, energía oscura" y mi artículo "Teoría Cuántica de la Energía Oscura"
Saludos

3.Publicado por iximeno el 02/05/2013 09:44
La cuestión más controvertida de la teoría de la relatividad general es si el tiempo se contrae en función de la intensidad de un campo gravitacional. Desde la nuestra perspectiva estas observaciones no pueden confirmar ni desmentir tal cosa, lo que se observa es una variación de la radiación electromagnética consecuencia de los efectos producidos por un campo gravitacional variable e inestable, lo cual es consistente con las ecuaciones de Maxwell y en consecuencia con el Einsten y Hamilton; también con la TRU. Otra cuestión que hay que resolver, probablemente la más importante, es si un campo gravitación tiene efectos inmediatos o viaja a una velocidad determinada o variable por el espacio. La teoría de la relatividad obliga a que la acción de la gravedad viaje a la velocidad de la luz, pero según las observaciones realizadas todo apunta a que no es así; o bien su velocidad es infinita o bien su velocidad es variable en función de la intensidad del campo. La Teoría de la Relatividad Universal ( http://lacomunidad.elpais.com/discusiones-cientificas/posts ) predice que el efecto gravitacional debe ser instantantáneo; lo que se conoce como acción a distancia ( http://es.wikipedia.org/wiki/Acci%C3%B3n_a_distancia ), que por otro parte es lo único que explica el entrelazamiento cuántico.

4.Publicado por Mariano el 03/05/2013 20:34
Para iximeno – 3 -
La cuestión más controvertida de la relatividad es si la alternativa que propuso Einstein, como resultado de las pruebas experimentales de Michelson, De Sitter y Bradley, que fue el principo de la constancia universal de la velocidad de la luz, es la única alternativa posible. Según mi criterio esa altenativa fue la más simplona y abstracta entre todas las alternativas posibles. Mi Teoría Cuántica de la Energía Oscura, explica otra alternativa más razonable, por lo cual, el tiempo que marcan los relojes atómicos se ve afectado por la velocidad del reloj atómico respecto de la energía del espacio, debido a la variación de la masa de los cuerpos en movimiento, o variación de la oposición generada por la densidad lineal de energía del espacio (fuera cinética), lo cual genera una variación de la constante de Planck. Así que el tiempo universal permanece inalterable.
En mi Teoría Cuántica de los Campos Unificados, deduzco una fuerza transversal gravitatoria, similar a la fuerza magnética, que es la causa de la variación orbital del púlsar y de la enana blanca.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria