Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una investigación revela al detalle la relación entre un electrón y su entorno

El conocimiento del comportamiento de estas partículas subatómicas permitirá avanzar en el desarrollo de ordenadores cuánticos


Un trabajo desarrollado por un investigador de la Escuela de Ingeniería de la Princeton University, de Estados Unidos, en colaboración con científicos de distintas partes del mundo, ha permitido aislar, controlar y analizar mediante láseres un electrón individual, para descubrir así la compleja relación que éste desarrolla con su entorno. Los descubrimientos realizados podrían ser de gran importancia para avanzar en el desarrollo de la computación cuántica. Por Pablo Javier Piacente.


Pablo Javier Piacente
Pablo Javier Paciente, periodista de Tendencias21 y redactor freelance para diversos medios. Saber más del autor


Fuente: stock.xchng.
Fuente: stock.xchng.
La búsqueda de nueva información sobre la relación de cada electrón con su entorno es una de las obsesiones de los especialistas en el campo de los ordenadores cuánticos, porque este conocimiento resultará vital para el diseño de dispositivos de almacenamiento de datos a escalas lo más pequeñas posibles, y con gran potencia de cálculo. Una investigación dirigida por un experto de la Escuela de Ingeniería de la Princeton University, de Estados Unidos, parece haber logrado un trascendente avance a este respecto.

Empleando láseres para acercarse a la compleja relación entre un electrón y su entorno, el avance obtenido por Hakan Tureci, profesor de ingeniería eléctrica en la Princeton University, y sus colaboradores, podría marcar un importante progreso en la comprensión del denominado estado o efecto Kondo.

Este fenómeno, estudiado en profundidad en física y nanotecnología, evidencia el comportamiento específico de ciertos conductores eléctricos a baja temperatura. Mientras en la mayoría de los casos la resistencia eléctrica de los metales disminuye con la temperatura, en determinadas condiciones y al incorporarse impurezas magnéticas, los metales pueden aumentar la resistencia a temperaturas extremadamente bajas.

El mencionado efecto, observado por primera vez en la década de 1930 y explicado 30 años después por el científico japonés Jun Kondo, ha permitido también a los especialistas determinar una relación entre los electrones que se conoce como "entrelazamiento cuántico", a través de la cual el estado cuántico de un electrón está ligado a los electrones vecinos, incluso si las partículas son posteriormente separadas por distancias considerables.

Hakan Tureci, profesor de ingeniería eléctrica de Princeton University e investigador principal del proyecto. Imagen: Frank Wojciechowski.
Hakan Tureci, profesor de ingeniería eléctrica de Princeton University e investigador principal del proyecto. Imagen: Frank Wojciechowski.
Hallazgo clave

La investigación de Tureci y sus colegas no solamente aporta pistas sobre este dilema de larga duración en la física teórica, sino que también brinda precisiones para avanzar en nuevas formas de almacenar información a escalas lo más pequeñas posibles, abriendo nuevos campos de gran potencia de cálculo en el marco de la computación cuántica.

El trabajo fue difundido a través de un reciente artículo en el medio Science Daily, y además se resumió en un informe publicado el 29 junio en la revista especializada Nature. Este informe recoge las comprobaciones empíricas de proyecciones teóricas previas sobre este tema.

Según Hakan Tureci, el hallazgo permite brindar precisiones sobre la “vida privada” de un único electrón. De acuerdo con el investigador, le ha llevado casi un siglo a la ciencia lograr el aislamiento, control y análisis mediante láseres de un electrón individual, en lo que constituiría para este especialista una “hazaña extraordinaria” en el campo de la teoría cuántica y la nanotecnología.

La investigación fue realizada por un equipo internacional de ingenieros y científicos de los Estados Unidos, Alemania y Suiza. Los principales investigadores, además de Tureci, fueron Atac Imamoglu, profesor del Swiss Federal Institute of Technology de Zurich, en Suiza; Jan von Delft, profesor de la Ludwig-Maximilians-Universität (LMU) de Munich, Alemania, y Leonid Glazman, profesor de la Yale University de Estados Unidos.

Comprender el comportamiento de los electrones

¿Por qué dilucidar las implicancias del efecto Kondo es tan importante? Sucede que comprender la forma en la cual un electrón se “enreda” o entrelaza con su entorno permitiría superar varias de las barreras que han impedido, hasta hoy, un mayor desarrollo de la computación cuántica, desembocando en la creación de ordenadores mucho más potentes que los existentes en la actualidad.

Los métodos anteriores de observación han permitido a los científicos realizar mediciones del estado Kondo, pero sin obtener información sobre la forma en la que los electrones desarrollan su relación con el entorno. Para llegar a este punto, el equipo de Tureci se planteó el uso de un láser de electrones para analizar el fenómeno.

En primer término desarrollaron una teoría acerca de la utilidad de este dispositivo para obtener información sobre el proceso Kondo. Posteriormente, se propuso el empleo de dispositivos nanoestructurados para aislar a los electrones, atrapándolos en pequeños pozos. El aislamiento es limitado, ya que finalmente cada electrón se enreda en una nube de electrones que rodea el dispositivo.

Con posterioridad, las predicciones teóricas fueron confirmadas al proyectar un rayo láser sobre los dispositivos a escala nanométrica, extrayendo información que anteriormente no estaba disponible en los primeros experimentos sobre el efecto Kondo.

Este hallazgo podría permitir el desarrollo de nuevas formas de almacenar y procesar información, ya que los electrones “entrelazados” pueden desembocar en los denominados "qubits", las unidades de información básica de la computación cuántica capaces de aunar el 0 y el 1 que conforman los bits clásicos.


Lunes, 4 de Julio 2011
Artículo leído 5629 veces



Nota

Comente este artículo

1.Publicado por Carlos el 04/07/2011 14:28
Esto de la "vida privada" de un electrón no deja de tener una agregada percepción literaria y cotidiana. ¿Qué tal encontrarse a un electrón mientras juega con su vecino a las escondidas? ¿Es que acaso debe entenderse que deben estar siempre dando vueltas "como moscas en una catedral"?, como algun día dijo Schrodinger, quien quizás tenía cómo saberlo. ¿Cohabita el electrón? ¡Habrá nuevos detalles para el humor! ¡El amor podrá ser electrónico!
Pero además aislarlos significaría que, de alguna manera si puede haber conocimiento de las cosas. El nivel de precisión alcanzado puede hacer verosimil que confiemos en algunas verdades, es decir, verdades nuevas, no las viejas y manidas del "conocimiento" anterior que ya nos trajeron aquí y...hasta luego.
Es obvio que ahora, ya domesticables, los electrones pueden ayudarnos, a través de las nuevas computadoras, a penetrar en ese mundo fabuloso de la cohabitación electrónica. ¡Me saboreo los éxtasis!

2.Publicado por Daelus el 05/07/2011 06:08
Esto abre posibilidades a la creación de un nuevo sistema de procesamiento de información... Una vez alcanzado el dominio del entrelazamiento cuántico, el espacio dejará de ser una limitación. La información podrá ser codificada y recibida de forma instantánea en cualquier parte del universo. Si tomamos electrones entrelazados cuánticamente y movemos los respectivos homólogos a distancias astronómicas, los cambios que generemos en un grupo serán apreciables de forma instantánea en el grupo homologo, sea donde sea que se encuentre, con lo que seremos capaces de enviar colosales montos de información, de forma instantánea y a distancias ilimitadas...

3.Publicado por Ricardo el 29/12/2011 03:31
a Daelus: no sueñes, no sueñes. El entrelazamiento no transportará información...

4.Publicado por hugo luchetti el 16/08/2012 13:51


LO QUE DICE DAELUS ES CIERTO, pero no es algo que ocurrirá, es lo que SIEMPRE OCURRIO. Ya que si la información no se entrelazara, ¿cómo se explicaría que aumente día tras día la Complejidad...? Y si en los últimos años la "evolución" se acelera es justamente porque los sistemas de información son mayores y más veloces. Comencemos a hablar de Aquíallí, ya no más de Aquí y Allí como instancias separadas. lo que hago ahora tiene un par, porque el fotón es doble, y su transmisión instantánea, de manera que estos símbolos que escribo, están rebotando ahora mismo en otros lugares porque la luz copia y distrubuye todo lo que hay...

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 24 de Noviembre 2016 - 10:30 Crean un laboratorio que se pega a la piel