Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Una nueva vacuna experimental protege del Ébola a largo plazo

De momento, solo ha sido probada con monos macacos, pero ya se ha anunciado la fase I de ensayos clínicos en humanos


Una nueva vacuna experimental –desarrollada por científicos de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EEUU- contra el virus del Ébola ha demostrado ser eficiente, al menos en monos macacos, con una sola inyección. La protección perduró en estos animales entre cinco semanas y diez meses. Ya ha sido anunciada la fase I de los ensayos clínicos en humanos.




Una dosis de una nueva vacuna experimental demostró proteger a cuatro monos macacos expuestos a altos niveles del terrible virus del Ébola, cinco semanas después de su inoculación, han informado científicos del National Institutes of Health (NIH) de EEUU.

En dos de los cuatro monos macacos vacunados, el efecto protector perduró incluso 10 meses después del suministro. Anteriores pruebas en animales solo habían mantenido la inmunidad en un plazo de cuatro a cinco semanas tras la vacunación.

Cómo se hizo

El medicamento fue elaborado a partir de dos segmentos de gen del virus del Ébola, que fueron incorporados a un vector de adenovirus derivado de chimpancé, llamado ChAd3.

Este vector hizo las veces de “vehículo”, y fue usado para introducir el material genético del Ébola en el núcleo de las células de los macacos.

¿Por qué se escogió un vector de adenovirus derivado de chimpancé? Según la plataforma Sinc, el equipo seleccionó adenovirus de chimpancé en lugar de adenovirus humanos –utilizados en test anteriores para desarrollar una vacuna efectiva contra el ebolavirus– porque muchos humanos ya se han expuesto a este tipo de virus y, por lo tanto, su sistema inmunológico está preparado para neutralizarlos.

Método más eficiente de administración

El estudio realizado, detallado en Nature Medicine, sostiene por otro lado que esta vacuna es más efectiva cuando se aplica siguiendo un régimen de vacunación que consiste, en primer lugar, en inocular a los animales el “vehículo” ChAd3 para codificar una glicoproteína ebolavirus y, ocho semanas después, un vector distinto (vacuna Ankara modificada o MVA), que lleva el mismo gen.

Aún así, es importante resaltar que una única dosis con el adenovirus ChAd3 también proporcionó protección completa a corto plazo, y parcial a largo plazo.

La protección de esta vacuna de inicio rápido, que otorga inmunidad duradera, podría ayudar a contener la propagación de los virus del Ébola emergentes, esperan los investigadores. Ya ha sido anunciada la primera fase de ensayos clínicos con ella en humanos.

El equipo que ha hecho el avance ha sido liderado por Nancy J. Sullivan, del National Institute of Allergy and Infectious Diseases Vaccine Research Center; e incluye a científicos de Okairos, una compañía de biotecnología suizo-italiana, así como del U.S. Army Medical Research Institute of Infectious Diseases.

Medicamento previo

A finales de agosto, en plena epidemia del virus del Ébola en África occidental, la revista Nature publicó los prometedores resultados, también detectados en monos, con el ZMapp, un fármaco experimental producido con plantas similares al tabaco.

Este medicamento consiste en un suero inmunológico que contiene tres anticuerpos monoclonales para la protección inmunológica contra el virus ébola. Fue probado por ves primera en humanos el pasado 31 de julio de 2014 (saltándose las etapas habituales en el desarrollo de un medicamento y sus correspondientes ensayos clínicos).

En concreto, fue administrado a dos ciudadanos estadounidenses, coooperantes en Liberia que habían sido infectados por el ébola. En ambos, el resultado fue positivo. En cambio, el sacerdote español Miguel Pajares, al que se le suministró el suero dos días antes de morir, no pudo ser curado con este medicamento.

Referencias bibliográficas:

Daphne A Stanley, Anna N Honko, Clement Asiedu, John C Trefry, Annie W Lau-Kilby, Joshua C Johnson, Lisa Hensley, Virginia Ammendola, Adele Abbate, Fabiana Grazioli, Kathryn E Foulds, Cheng Cheng, Lingshu Wang, Mitzi M Donaldson, Stefano Colloca, Antonella Folgori, Mario Roederer, Gary J Nabel, John Mascola, Alfredo Nicosia, Riccardo Cortese, Richard A Koup, Nancy J Sullivan. Chimpanzee adenovirus vaccine generates acute and durable protective immunity against ebolavirus challenge. Nature Medicine (2014). DOI: 10.1038/nm.3702.

Xiangguo Qiu, Gary Wong, Jonathan Audet, Alexander Bello, Lisa Fernando, Judie B. Alimonti, Hugues Fausther-Bovendo, Haiyan Wei, Jenna Aviles, Ernie Hiatt, Ashley Johnson, Josh Morton, Kelsi Swope, Ognian Bohorov, Natasha Bohorova, Charles Goodman, Do Kim, Michael H. Pauly, Jesus Velasco, James Pettitt, Gene G. Olinger, Kevin Whaley, Bianli Xu, James E. Strong, Larry Zeitlin & Gary P. Kobinger. Reversion of advanced Ebola virus disease in nonhuman primates with ZMapp. Nature (2014). DOI: 10.1038/nature13777.


Martes, 9 de Septiembre 2014
Redacción T21
Artículo leído 1576 veces


Nota




Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 20 de Octubre 2017 - 09:00 Los superdotados están más expuestos a enfermedades

Jueves, 5 de Octubre 2017 - 09:00 Un reloj biológico controla nuestros músculos