Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Usan hierba para fabricar preservativos

Científicos australianos consiguen mejorar notablemente el látex con nanocelulosa


Fabricar preservativos tan delgados como un cabello humano, y sin ningún tipo de pérdida de resistencia. En esto están concentrados los esfuerzos de unos investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia. Para ello, los científicos están utilizando un material extraño: la hierba. Más concretamente, un género de plantas herbáceas de la familia de las gramíneas conocido como Spinifex.





Fabricar preservativos tan delgados como un cabello humano, y sin ningún tipo de pérdida de resistencia. En esto están concentrados los esfuerzos de unos investigadores de la Universidad de Queensland, en Australia.

Para ello, los científicos están utilizando un material extraño: la hierba. Más concretamente, un género de plantas herbáceas de la familia de las gramíneas conocido como Spinifex.


Los investigadores han desarrollado un método de extracción de nanocelulosa de estas plantas (fibras de celulosa de tamaño nanométrico), que puede ser utilizado como aditivo en la producción del látex.

Como resultado: este material -comúnmente usado para la fabricación de los profilácticos comunes-
mejora significativamente sus propiedades físicas.

El Santo Grial

Esto es debido a que la nanocelulosa es un nanoaditivo flexible, que permite formar membranas más fuertes y más delgadas, flexibles y suaves, explican los investigadores. Para ellos, estas características son como "el Santo Grial del caucho natural " (látex de las plantas), que ahora quieren trasladar a los condones.

Los investigadores ya han hecho algunos tests con los preservativos de hierba: "Hemos probado nuestra formulación del látex en un ensayo en Estados Unidos". En él, los preservativos fueron
sometidos a exámenes de rotura que consistieron en inflarlos para medir su volumen y presión.

"Como media, se alcanzó un aumento de un 20% en el rendimiento de los condones, en lo que se refiere a la presión, y de un 40% con respecto al volumen, en comparación con la muestra de control del látex comercial", aseguran.

No contentos con esto, aspiran a mejorar sus propias marcas: "Con un poco más de refinamiento, creemos que podremos diseñar un condón de látex alrededor de un 30% más delgado".

Y no solo para hacer más feliz a la gente, sino también para ganar dinero, pues creen que su invento tendrá tanto interés para los fabricantes, que podría suponer un mercado mundial de miles de millones de dólares. La verdad es que este avance en el mundo de los preservativos es el más sorprendente del que hemos oído hablar, desde los condones invisibles.


Miércoles, 17 de Febrero 2016
Take Tan-Tan
Artículo leído 1221 veces



Nota



Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 8 de Junio 2016 - 10:00 Ellas los prefieren con desodorante