Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Usan las colillas de los cigarros para almacenar energía

Científicos coreanos desarrollan a partir de ellas un material que en este sentido supera al carbono, al grafeno y a los nanotubos de carbono


Científicos de Corea del Sur han desarrollado una nueva forma de almacenar energía: convirtiendo colillas de cigarros en un material de alto rendimiento que puede ser integrado en ordenadores, dispositivos portátiles, vehículos eléctricos y turbinas eólicas. Según un estudio que los investigadores coreanos han realizado, en este sentido, este material supera al carbono, al grafeno y a los nanotubos de carbono comercialmente disponibles.





Imagen: Tsca. Fuente: Wikimedia Commons.
Imagen: Tsca. Fuente: Wikimedia Commons.
Científicos de Corea del Sur han desarrollado una nueva forma de almacenar energía que también ofrece una solución a un problema ambiental cada vez mayor.

El equipo ha convertido con éxito colillas de cigarrillos en un material de alto rendimiento que puede ser integrado en ordenadores, dispositivos portátiles, vehículos eléctricos y turbinas eólicas para almacenar energía.

Según un estudio que los investigadores coreanos han realizado, este material supera al carbono, al grafeno y a los nanotubos de carbono comercialmente disponibles. Puede que algún día se utilice para recubrir los electrodos de supercondensadores  o condensadores electroquímicos, que
son dispositivos capaces de sustentar una densidad de energía inusualmente alta en comparación con los condensadores normales. Por ejemplo, presentan una capacidad miles de veces mayor que la de los condensadores electrolíticos de alta capacidad.

"Nuestro estudio ha demostrado que los filtros de los cigarrillos se pueden transformar en un material a base de carbono de alto rendimiento, mediante un sencillo proceso de un solo paso, que además ofrece una solución ecológica a la demanda energética de la sociedad", explica el co-autor del avance, el profesor Jongheop Yi, de la Universidad Nacional de Seúl, en declaraciones recogidas por ResearchSEA.

"Numerosos países están desarrollando regulaciones estrictas para evitar que miles de millones de filtros de cigarrillos usados, ​​tóxicos y no biodegradables ensucien el medio ambiente cada año. Nuestro método es sólo una manera de lograr esto", añade el profesor Yi.

Alta capacidad de almacenamiento de energía

El carbono es el material más común en supercondensadores debido a su bajo coste, a su alta conductividad eléctrica y a su estabilidad a largo plazo.

Científicos de todo el mundo están trabajando para mejorar las características de estos condensadores - tales como su d
ensidad de energía, su densidad de potencia y su estabilidad de ciclo-, al mismo tiempo que se reducen sus costeslos de producción.

En su estudio, el profesor Yi y sus colegas han demostrado que, a partir de las colillas, podría obtenerse esta mejora. En concreto, gracias a las fibras de acetato de celulosa que se encuentran en la mayoría de los filtros de cigarrillo.

Estas fibras pueden transformarse en un material a base de carbono usando una técnica de grabación simple, de un solo paso, llamada pirólisis.
El material resultante contendría una serie de pequeños poros, lo que aumenta su rendimiento.
"Una combinación de diferentes tamaños de poro asegura que el material tenga altas densidades de energía, lo que es una propiedad esencial para una rápida carga y descarga del supercondensador", explica Yi.

Los ensayos realizados han demostrado que este material es capaz de almacenar una mayor cantidad de energía que el carbono disponible comercialmente e incluso mayor que los nanotubos de grafeno y carbono.

Sorprendentes aplicaciones

El material nuevo podría integrarse próximamente en ordenadores, dispositivos portátiles, vehículos eléctricos y turbinas eólicas para almacenar energía. Pero su verdadero atractivo reside en que aporta una solución frente a una fuente de contaminación muy importante que libera arsénico, entre otras sustancias químicas nocivas, al suelo y los cursos de agua. Cada año se desechan al entorno cerca de 6,6 billones —788.571 toneladas— de colillas usadas, informa Cordis.

Pero, además de almacenar energía, las colillas de los cigarrillos podrían tener otra sorprendente aplicación: podrían ser utilizadas algún día  para controlar el dengue, una de las enfermedades virales transmitidas por mosquitos más importantes del mundo.

Esto es porque las colillas están impregnadas de miles de compuestos químicos, muchos de los cuales son altamente tóxicos. A pesar de ello, las hembras de los mosquitos que transmiten esta enfermedad prefieren poner los huevos en un entorno que contenga estas colillas que en un entorno libre de ellas. Dado que la exposición a los compuestos químicos que las colillas contienen tienen efectos perjudiciales sobre la fertilidad y la longevidad de dichos mosquitos,
¿por qué no usarlas para acabar con ellos?

 

Referencia bibliográfica:

Minzae Lee, Gil-Pyo Kim, Hyeon Don Song, Soomin Park, Jongheop Yi. Preparation of energy storage material derived from a used cigarette filter for a supercapacitor electrode. Nanotechnology (2014). DOI: 10.1088/0957-4484/25/34/345601.
 


Lunes, 18 de Mayo 2015
Redacción T21
Artículo leído 3191 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por José A. el 19/05/2015 10:57
Efectivamente las colillas son uno de los mayores problemas del planeta, quizás el mayor en cuanto a residuos tóxicos y que pueden provocar fuegos en la Naturaleza
Existen varias empresas preocupadas con su reciclado del que obtienen innumerables productos industriales como es lo que han desarrollado los coreanos, pero si bien una vez recolectadas en la actualidad ya se dispone de tecnología suficiente para su aprovechamiento, la pregunta es ¿cómo recogerlas para evitar su dispersión por la Naturaleza?
Existe un invento español de fácil aplicación, pero que las Cías Tabacaleras hasta ahora se han negado a implantar. Se trata de incorporar a los propios paquetes desde su lanzamiento de un alojamiento para las colillas y un dispositivo para su selección automática posterior para su reciclado.
Tanto el paquete, como ya se ha dicho de las colillas, es reciclable. Con ello no sólo se ahorraría la dispersión y contaminación que producen ahora, sino que en las plantas de reciclaje se generarían innumerables puestos de trabajo.
Existen dos reportajes en YouTube, uno más corto en https://www.youtube.com/watch?v=Ga7poTDvYWk y otro más completo en https://www.youtube.com/watch?v=2K_IMqglMQY
en donde se plantea cómo empezar a resolver este problema.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 9 de Diciembre 2016 - 10:00 El ritmo de la respiración afecta a la memoria