Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Utilizan la meditación para tratar el estrés postraumático de veteranos de guerra

La práctica de yogis y monjes comienza también a aplicarse contra el déficit de atención


La revista Search ha publicado recientemente un artículo en el que se hace un repaso al uso de la meditación como terapia para determinados trastornos psicológicos. En los últimos años, se está extendiendo cada vez más como técnica de curación de los trastornos por estrés postraumáticos de los veteranos de guerra norteamericanos, y también se ha demostrado que ayuda a superar el déficit de atención en jóvenes hiperactivos. Los neurocientíficos señalan que el secreto está en que esta práctica mejora la interacción entre la corteza del cerebro y el sistema límbico, permitiendo a los meditadores alejarse de las emociones traumáticas o desarrollar la capacidad de centrar su atención. Los beneficios de la meditación, además, no son sólo mentales, porque tiene efectos indirectos sobre el organismo. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor


Utilizan la meditación para tratar el estrés postraumático de veteranos de guerra
La revista Search, de ciencia, religión y cultura, ha publicado un artículo firmado por el periodista estadounidense Nick Street, en el que se describe cómo una serie de investigadores norteamericanos están aplicando la meditación para ayudar a los veteranos de la guerra de Irak que han vuelto a casa traumatizados.

La sección de atención a veteranos de guerra del sistema sanitario de Estados Unidos podría estar pasando de los antidepresivos a las técnicas de meditación para tratar de ayudar a sus soldados traumatizados, señala Street.

Por ejemplo, explica el periodista, científicos de la Universidad de Emory y del Hospital V.A. de Atlanta han sometido a voluntarios diagnosticados con trastorno por estrés postraumático a entrenamientos en técnicas de atención y ejercicios de respiración, como medio de reducción de sus síntomas psicológicos.

Así, los soldados están conectando con las antiguas tradiciones de monjes y yogis, activando los intrincados sistemas neuronales de ciertas partes de sus cerebros, encargadas de la regulación de la atención y de la emoción.

Estas técnicas les permiten cultivar la atención en la respiración, volver sobre sus sentimientos dolorosos, y desarrollar en sus mentes un espacio de tranquilidad, incluso ante situaciones que les generen estrés. Según Street, más de doscientos centros médicos de Estados Unidos ofrecen actualmente programas de reducción del estrés basados en la meditación.

Explicación neurocientífica

La explicación neurocientífica de la utilidad de la meditación para el tratamiento del estrés postraumático es la siguiente: tres redes de neuronas de una región del cerebro llamada la corteza prefrontal serían las responsables de diversos aspectos de la atención, como la alerta, la orientación o el control ejecutivo.

Los datos obtenidos de imágenes del cerebro tomadas con exploraciones de resonancia magnética funcional (fMRI) han demostrado que a medida que la sangre rica en oxígeno llega a estas redes neuronales durante la meditación, la actividad en la amígdala y otras estructuras del sistema límbico (asociado con las emociones y los recuerdos de sucesos emocionales) comienza a disminuir.

Según explica Susan Smalley, investigadora de la Universidad de California en Los Ángeles y fundadora del Mindful Awareness Research Center, lo que se ha descubierto es que la corteza prefrontal puede aquietar a la amígdala, y que este sistema de retroalimentación parece modular toda la estructura límbica (el sistema límbico está formado por varias estructuras cerebrales que gestionan respuestas fisiológicas ante estímulos emocionales).

En otras palabras, que ejercer este tipo de meditación atenta permite “calmar” las emociones y controlar las respuestas fisiológicas correspondientes.

También para personas con déficit de atención

Pero la meditación no resultaría útil sólo para los veteranos de guerra. Susan Smalley, que se especializó en trastornos psiquiátricos infantiles y que ha estudiado los efectos de la práctica de la atención en grupos de niños con déficit de atención con hiperactividad (TDAH), ha descubierto que la meditación puede ayudar también a los adolescentes con este trastorno.

Según Smalley, parece como si la práctica de la meditación afectara directamente a la atención ejecutiva en personas con TDAH. De hecho, afirma, cuantas más dificultades de atención presenta un niño, más puede beneficiarse de esta práctica.

En concreto, la meditación que aplica Smalley consiste en entrenar a las personas para que, simplemente, noten sus pensamientos, de manera que puedan observarlos desde un lugar más neutral. Con el tiempo, esta práctica permite que los meditadores centren su atención más allá de aquellos pensamientos relacionados con hechos del pasado, en la experiencia del momento presente.

A medida que avanzan en sus prácticas, la relación recíproca entre la atención ejecutiva y el sistema límbico mejora, por lo que la gente comienza a sentirse menos “inundada” por sentimientos o pensamientos no deseados.

Cuerpo y mente

Pero los científicos van más allá, y señalan que no sólo los veteranos de guerra o las personas con déficit de atención pueden beneficiarse de la meditación porque una parte significativa de la población está traumatizada por experiencias que, simplemente, forman parte de nuestra sociedad.

La inestabilidad económica y política y, en general, el ruido de fondo de la era moderna, juegan un papel importante en nuestra vida, que se refleja en comportamientos adictivos, en la violencia vial o doméstica y otras muchas expresiones de ansiedad y depresión.

Asimismo, los neurocientíficos afirman que la meditación favorece cambios no sólo en el cerebro, sino también en el resto del cuerpo: a medida que se incrementa el flujo de sangre en los centros de atención de la corteza prefrontal y se altera el sistema límbico, también se modifican los sistemas cardiovascular y nervioso del cuerpo.

Todo esto acaba modificando sutilmente las interrelaciones funcionales del resto del organismo. Según Smalley, estos cambios fisiológicos en el cuerpo incluso podrán generar cambios genéticos que llegarán a influir en todo el organismo.

Viernes, 13 de Febrero 2009
Artículo leído 8601 veces



Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Elias el 21/02/2009 23:10
Con el tiempo se van acumulando pequeñas evidencias que demuestran la capacidad de transformación que la Meditación tiene en los seres humanos. Los científicos, poco a poco van descubriendo los mecanismos neurológicos asociados a este proceso, que avalan el carácter profundo y universal de la Meditación

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 2 de Diciembre 2016 - 13:00 La creatividad alivia el miedo a la muerte