Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Utilizar el móvil antes de dormir perjudica al sueño

El 95 por ciento de los estadounidenses utilizan algún aparato electrónico antes de ir a la cama


Según un estudio realizado por la Fundación Nacional del Sueño de EEUU, utilizar las tecnologías de la comunicación antes de ir a la cama por las noches puede provocar problemas para conciliar el sueño. De entre todos los aparatos electrónicos, los que causan más trastornos son aquellos con los que hay que interactuar como los móviles, los videojuegos o Internet. La encuesta revela que hay mucha diferencia entre las personas de diferentes edades. Los menores de 29 años utilizan muchos más las tecnologías interactivas que los mayores de esa edad, que se decantan más por la televisión. Por Gloria Navas




Fuente: everystockphoto
Fuente: everystockphoto
Utilizar las tecnologías de la comunicación una hora antes de ir a la cama por las coches provoca que los usuarios no duerman bien. Así de contundente se muestra un estudio realizado por La Fundación Nacional del Sueño de EEUU, una organización estadounidense que promueve cantidades saludables de sueño cada noche.

"Esta encuesta estudia la asociación entre el consumo de los estadounidenses de las tecnologías de la comunicación y los hábitos de sueño", dice David Cloud, director ejecutivo de la Fundación Nacional del Sueño. "Si bien estas tecnologías son muy comunes, es evidente que tenemos mucho más que aprender sobre su uso adecuado y su diseño para complementar los buenos hábitos de sueño."

Los estadounidenses utilizan la tecnología de forma muy activa una hora antes de dormir. De hecho, casi todos los encuestados, el 95 por ciento, utiliza algún tipo de aparato electrónico como un televisor, el ordenador, los videojuegos o un teléfono móvil, al menos un par de noches a la semana una hora antes de acostarse. Sin embargo, en función de las edad los resultados del estudio son muy diferentes.

Cerca de dos tercios (67 por ciento), de los baby boomers, es decir las personas que tienen entre 46 y 64 años ven la televisión todas o casi todas las noches; la generación X ( los que tienen entre 30 y 45 años) lo hacen algo menos, en un 63 por ciento de las ocasiones. Este porcentaje disminuye hasta la mitad en el caso de los jóvenes de entre 13 y 18, y a un 49 por ciento en el caso de las personas de entre 19 y 29 años, es decir, la generación Y.

Michael Gradisar, de PhD, señala lo siguiente: "Mi investigación compara las tecnologías que se reciben de forma pasiva, como los televisores y la música con aquellas que tienen propiedades interactivas como los juegos de vídeo, los teléfonos móviles e Internet; y cómo por ese motivo, pueden afectar al cerebro de manera diferente".

Su hipótesis es que los dispositivos del grupo de tecnologías interactivas mantienen más alerta al individuo y perturba más fácilmente el proceso de conciliar el sueño.

Según Charles Czeisler, PhD, de la Escuela de MD, Medicina de Harvard y el Brigham and Women's Hospital, "la exposición a la luz artificial entre el anochecer y el momento de ir a la cama suprime la liberación de la hormona melatonina para fomentar el sueño y mejora el estado de alerta, lo que hace más difícil conciliar el sueño”.

El estudio revela que las pantallas que emiten luz se utilizan intensivamente en unas horas cruciales antes de dormir. La invasión de estas tecnologías de alerta en el dormitorio provocan que buena parte de los entrevistados manifiesten que duermen menos de lo que necesitan.

Móviles
En el caso de los teléfonos móviles, en concreto enviar mensajes de texto o hablar por ellos, las diferencias entre los usuarios son más evidentes aún. El 56 por ciento de los jóvenes de entre 13 y 18 años envían, leen o reciben mensajes de textos todas o casi todas las noches una hora antes de acostarse. Asimismo, el grupo comprendido entre los 19 y 29 lo hacen en el 42 por ciento de los casos. Frente a estas cifras, sólo lo hace el 15 por ciento de los que tienen entre 30 y 45 años y el 5 por ciento de los que tienen entre 46 y 64 años.

La investigación realizada constata que el uso del teléfono móvil justo antes de dormir puede provocar una alteración del sueño. De hecho, el nueve por ciento de los jóvenes de entre 13 y 18 años afirma que se despiertan después de ir a la cama todas o casi todas las noches, porque les envían un mensaje, reciben una llamada o les llega un email. Por su parte, el 20 por ciento de los de edades comprendidas entre los 19 y 29 años señalan que esto mismo les sucede un par de noches a la semana.

El uso de los ordenadores es también muy común. Aproximadamente seis de cada diez (61%) dicen que usan sus ordenadores portátiles al menos un par de noches a la semana una hora antes de acostarse. En concreto, más de la mitad de los jóvenes de entre 13 y 18 años (el 55 por ciento) y un poco menos de los pertenecientes a la generación Y (47por ciento) dicen que navegan por Internet todas las noches o casi todas las noches una hora antes de dormir.



Miércoles, 9 de Marzo 2011
Gloria Navas Jiménez
Artículo leído 6093 veces


Nota


Comente este artículo

1.Publicado por Guillermo Páez Rueda el 12/03/2011 10:56
Este aviso que nos dan los investigadores y científicos, es un aviso que los mismo fabricantes de celulares incluyen en la letra pequeña del manual que tiramos a la basura cuando compramos un teléfono nuevo. Apple o htc por ejemplo, no quieren que sus smartphones estén a menos de 1,5 centímetros de usted y research in motion el fabricante de BlackBerry recomienda que no este a menos de 2,5 cms. entonces como lo llevo conmigo o como hablo? no es una historia inventada para crear paranoia, lean uno de estos manuales, lo comprueban y después saquen sus propias conclusiones.

2.Publicado por Yohana el 14/03/2011 11:03
Tan sencillo como volver a los libros!! a menos que un poquito de lectura también altere el sueño, que seguro que depende mucho de lo que estemos leyendo. Pues sí, cada vez nos lo ponen más difícil para dormir.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Viernes, 21 de Octubre 2016 - 10:30 Edificios que diagnostican su propio estado interior

Lunes, 17 de Octubre 2016 - 10:30 Crean un dedal que permite oír a los sordos