Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Vegetación para aislar a los edificios del ruido

Dos estudios independientes revelan la eficiencia de paredes verdes y placas fabricadas con restos de naranjo para este fin


Los vegetales tienen importantes propiedades de aislamento sonoro, han demostrado dos estudios recientes realizados en nuestro país. Por una parte, investigadores de la UPV y de la Universitat de Girona han desarrollado, a partir de restos de poda de los naranjos, placas que mejoran el aislamiento acústico de las convencionales de yeso, hasta en un 150%. Por otra parte, una investigadora de la EHU ha creado aislantes acústicos eficientes con paredes ‘verdes’.





Placa aislante hecha con los restos de la poda del naranjo. Fuente: UPV.
Placa aislante hecha con los restos de la poda del naranjo. Fuente: UPV.
Un equipo de investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) y de la Universitat de Girona ha logrado desarrollar, a escala de laboratorio y a partir de restos de poda de los naranjos, placas que mejoran el aislamiento acústico de las convencionales de yeso hasta en un 150%.

Para obtener esta nueva placa aislante, la materia prima procede de la poda clásica del naranjo, sometida posteriormente a un proceso de desfibrado. Junto con las fibras de naranjo, el aislante incorpora polipropileno, un plástico muy utilizado en juguetes o piezas de automóviles, entre otros productos. Su trabajo aparece publicado en la revista Construction and Building Materials.

Jesús Alba, científico de la UPV, explica en la nota de prensa de Ruvid, recogida por el Instituto de la Ingeniería de España : "Las placas obtenidas ofrecen un potencial de aislamiento acústico de unos 29 dB(A) (decibelio A, indicador del riesgo auditivo) y las convencionales de yeso laminado suelen estar en 27 dB(A)".

"Esos dos dB(A) de diferencia son importantes", prosigue Alba, "porque supondría mejorar la eficiencia acústica de las placas -respecto a las de yeso- un 50%. Y si utilizamos un material de solución doble, es decir, que incorpore dos placas y una lana absorbente entre ambas a modo de sándwich, la mejora es de unos 5 o 6 dB(A), lo que significa que aislaría más del doble que el sistema convencional".

Alba destaca también que estas placas responden a los objetivos del programa de investigación europea Horizonte 2020, “que apuesta por el uso de nuevos materiales de materia prima natural o reciclada. Podrían sustituir a materiales utilizados actualmente que son más agresivos con el medio ambiente”, añade el investigador de la UPV.

Propiedades mecánicas

En el estudio, los investigadores de la UPV y la UdG han analizado las propiedades mecánicas del nuevo material, comparándolas con las de materiales compuestos convencionales.

“Las propiedades mecánicas son mejores que las de yeso; esto se traduce en que, con una placa del mismo espesor, el aislamiento acústico es mayor; o bien podemos reducir espesores para obtener los mismos aislamientos”, apunta Jesús Alba.

Por su parte, Pere Mutjé, director del grupo Lepamap (Laboratorio de Ingeniería Papelera y Materiales Polímeros) de la Universitat de Girona, explica que “el grupo lleva una larga trayectoria en el campo de los materiales compuestos reforzados con fibras naturales. La investigación llevada a término constituye un ejemplo puntero en el campo del desarrollo de materiales amigables con el medio ambiente. Nuestras investigaciones prosiguen con serrines de hueso de aceituna, muy próximas a concluir.”

Mutjé afirma que “la colaboración con la Universitat Politècnica de València consiste en la fabricación de los materiales por parte de la Universitat de Girona y su evaluación acústica por parte de la UPV.”

Tanto Alba como Mutjé creen que una de las ventajas de este nuevo material es que permitiría sacar rendimiento a un subproducto agrícola, los restos de poda de naranjo, con el consiguiente beneficio económico para el sector.

Paredes vegetales

Los vegetales tienen importantes propiedades como aislantes acústicos, tanto en frecuencias altas como en bajas, como ha demostrado la ingeniera de la Universidad del País Vasco, Zaloa Azkorra.

Azkorra estudió el comportamiento de las paredes vegetales como aislante acústico colocando unos módulos vegetales en una pared del laboratorio, y midió el nivel de aislamiento del ruido con los resultados mencionados.

Las paredes analizadas por Azkorra se componen de módulos vegetales: las plantas son introducidas en cajas de polietileno, y se mantienen mediante irrigación orgánica, es decir, son alimentadas y regadas por medio de un sistema similar al hidropónico utilizado en invernaderos.

Referencia bibliográfica:

R. Reixach, R. Del Rey, J. Alba, G. Arbat, F.X. Espinachd, P. Mutjé: Acoustic properties of agroforestry waste orange pruning fibers reinforced polypropylene composites as an alternative to laminated gypsum boards. Construction and Building Materials (2015). doi:10.1016/j.conbuildmat.2014.12.041


Jueves, 12 de Febrero 2015
Redacción T21
Artículo leído 2192 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >