Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Vibraciones cuánticas neuronales respaldan una controvertida teoría de la conciencia

Roger Penrose y Stuart Hameroff defienden que la ciencia ha demostrado la conexión entre el cerebro y una estructura cuántica ‘proto-consciente’ de la realidad


¿Evolucionó la conciencia a partir de procesos complejos entre las neuronas del cerebro –como defienden la mayoría de los científicos- o la conciencia es “previa” a los procesos del cerebro –como señalan las corrientes espirituales-? En los años 90 del siglo XX, los científicos Roger Penrose y Stuart Hameroff publicaron una teoría que vinculaba la actividad neuronal con la escala cuántica o subatómica. Ahora revisan su hipótesis, a raíz de descubrimientos científicos que podrían demostrar la conexión entre el cerebro y una estructura cuántica ‘proto-consciente’ de la realidad. Por Yaiza Martínez.


Yaiza Martínez
Escritora, periodista, y Directora de Tendencias21. Saber más del autor



Un cerebro modelado por ordenador. Fuente: Human Brain Project.
Un cerebro modelado por ordenador. Fuente: Human Brain Project.
En los años 90 del siglo XX, dos científicos, Sir Roger Penrose (Profesor Emérito de Matemáticas en la Universidad de Oxford) y Stuart Hameroff‎ (anestesista y profesor de la Universidad de Arizona) hicieron pública una teoría que señalaba que la conciencia se deriva de la actividad de las neuronas del cerebro en la escala más mínima, la escala cuántica o subatómica.

La así llamada hipótesis de Reducción Objetiva Orquestada (“Orch OR”) proponía, más concretamente, que la consciencia depende de procesos cuánticos biológicamente orquestados (es decir, trabajando sincronizadamente) en series de microtúbulos situados dentro de las neuronas del cerebro. Los microtúbulos son componentes principales de toda estructura celular.

También señalaba que dichos procesos cuánticos regulan la membrana y la sináptica neuronales –la actividad normal de las neuronas-; y que la evolución de cada uno de ellos culmina gracias a la llamada “Reducción Objetiva”, un concepto estrechamente vinculado al colapso de la función de onda‎ de la mecánica cuántica.

Actividad cuántica en microtúbulos demostrada

Desde su publicación, la Orch OR fue muy criticada porque se consideraba que no explica cómo surge la experiencia subjetiva y, por tanto, sustituye un misterio por otro. También porque se piensa que el cerebro es demasiado “caliente, húmedo y ruidoso” como para albergar procesos cuánticos, publica la revista Physorg.

Pero estudios recientes han señalado que los delicados procesos cuánticos sí se dan en la biología, por ejemplo, en sistemas y procesos como la fotosíntesis de los vegetales, la orientación de los pájaros, el olfato o los microtúbulos cerebrales.

Teniendo en consideración estos resultados, recientemente, Penrose y Hameroff han publicado en la revista Physics of Life Reviews una serie de revisiones (ver referencias bibliográficas) sobre su teoría. Sobre todo a partir del descubrimiento de vibraciones cuánticas a temperaturas cálidas en los microtúbulos del interior de las células cerebrales. Una prueba que, según ellos, corrobora su hipótesis.

Este hallazgo fue realizado por un grupo de investigación dirigido por Anirban bandyopadhyay, del Instituto Nacional de Ciencias Materiales del Tsukuba, Japón (aunque actualmente trabaja en el MIT). Bandyopadhyay se ha dedicado intensamente a la investigación de los microtúbulos, reproduciendo en el laboratorio su forma de actuar.

Asimismo, el investigador Roderick G. Eckenhoff‎, de la Universidad de Pennsylvania (EEUU), ha hecho algunos descubrimientos en laboratorio que sugieren que la anestesia, que borra de manera selectiva la conciencia al tiempo que mantiene las actividades cerebrales no-conscientes, actúa a través de los microtúbulos de las neuronas del cerebro.

Penrose y Hameroff sugieren en su revisión que las ondas cerebrales también se derivarían de las vibraciones profundas a nivel de los microtúbulos y que, desde un punto de vista práctico, el tratamiento de las vibraciones de los microtúbulos cerebrales podría mejorar condiciones mentales, neurológicas y cognitivas.

Unión entre cuántica y biología

El estudio a escala subatómica del cerebro que realizan Penrose y Hameroff parece buscar, en última instancia, la respuesta a la siguiente cuestión: ¿Evolucionó la conciencia a partir de procesos complejos entre las neuronas del cerebro –como defienden la mayoría de los científicos- o la conciencia es “previa” a los procesos del cerebro –como señalan las corrientes espirituales-?

Según los científicos, “nuestra teoría se acomoda a ambas perspectivas”, porque sugiere que “la conciencia se deriva de las vibraciones cuánticas de los microtúbulos”, unas vibraciones que “gobiernan la función neuronal y sináptica”, pero también “conectan los procesos cerebrales a procesos de auto-organización a escala fina, a la estructura cuántica ‘proto-consciente’ de la realidad”.

Como ha explicado en Tendencias21 el investigador Manuel Béjar, -especialista en la conexión entre física y conciencia en Roger Penrose (y David Bohm)-, la conciencia, la mente y el psiquismo han sido temas generalmente estudiados por los filósofos de la mente y relegados tácitamente del estudio científico, por su afinidad con lo espiritual.

Pero Penrose ha destinado las últimas décadas al estudio de un modelo físico de la conciencia, sentando las bases de una biofísica cuántica de la mente que unificaría una realidad con tres dimensiones: matemática, física y psíquica.

Referencias bibliográficas:

Stuart Hameroff, Roger Penrose. Consciousness in the universe: A review of the ‘Orch OR’ theory. Physics of Life Reviews (2013). DOI: 10.1016/j.plrev.2013.08.002.

Stuart Hameroff, Roger Penrose. Reply to criticism of the ‘Orch OR qubit’–‘Orchestrated objective reduction’ is scientifically justified. Physics of Life Reviews (2013). DOI: 10.1016/j.plrev.2013.11.00.

Stuart Hameroff, Roger Penrose. Consciousness in the universe. Physics of Life Reviews (2013). DOI:10.1016/j.plrev.2013.08.002.


Viernes, 17 de Enero 2014
Artículo leído 43411 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por Alejandro Álvarez Silva el 18/01/2014 11:32
Muy interesante teoría y experiencias que explicarían muchas características de la conciencia. Felicitaciones a Yaiza por su artículo:
Alejandro Álvarez

2.Publicado por Beatriz Basenji el 18/01/2014 20:47
Este artículo está batiendo récord de lectores! En solo 24 horas ha sido leído por mas de 7 mil personas! No es para menos. Nos vamos más que agradecidos, emocionados de leerlo .

3.Publicado por Enrique Sanchez el 19/01/2014 10:42
Se cuenta en los diccionarios que un misterio es algo que, por estar oculto o ser inaccesible a nuestro entendimiento, es inexplicable y muy difícil de entender. Y en esto consiste la búsqueda del conocimiento, en la resolución de misterios. Pero hay distintos tipos de misterios y distintos métodos para acceder a ellos, si bien todos incluyen el ensayo y la atención. Hay misterios que se pueden desvelar combinando la razón, el experimento y la observación; este es el objetivo de la ciencia. Otros misterios, como el enamoramiento, la empatía o la pulsión de la vida, se pueden experimentar, aunque las vivencias que provocan no se puedan comunicar racionalmente, pero sí a través del arte. Y hay misterios que solo se pueden experimentar, pero no comunicar; la experiencia mística, espiritual, de encuentro con el todo universal, o como queramos llamarla, es intransferible.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/observacion-y-certeza

4.Publicado por CachiBrasil el 19/01/2014 22:56
Después de leer 2 veces la nota, opino que es excelente la conclusión de los dos científicos, cuando dicen que "nuestra teoría se acomoda a ambas perspectivas". Yo diría que la conciencia no es un producto del cerebro ni que la conciencia es previa. La conciencia es una función del psiquismo humano y trabaja estructuradamente con la memoria y la percepción, de quienes recibe información para poder estructurar la visión de la realidad y elaborar respuestas conducentes al equilibrio entre el mundo interno y el externo. También es interesante comprender que la conciencia no es una cosa en sí y que no existe conciencia vacía, sino que siempre es conciencia de algo: conciencia de mis temores, de mis esperanzas, de mis limitaciones y de todo lo que pueda percibir, recordar, o imaginar.
El psiquismo humano, por su vez, no está en el aire, sino en relación estructural con el cuerpo.
Entonces, efectivamente, la conciencia no es previa al cuerpo ni un mero producto del cerebro, o, como dice Penrose, esa teoría se acomoda a ambas perspectivas, negando ambas. En otros términos, confirma la invalidez de la pregunta sobre "si primero es el huevo o la gallina", causalismo lineal "racionalista" que inhibe el pensamiento científico racional.

5.Publicado por Julio el 20/01/2014 01:14
Bueno, poco a poco nos vamos acercando...
En algún momento quedará demostrado lo que vengo afirmando desde hace más de 30 años: el cerebro es solo una terminal boba de una red multiversal de información cuántica.

6.Publicado por Cornelio González el 22/01/2014 04:06

No han sido pocas las horas de estudio y meditación que este sesudo documento de Hameroff y Penrose: La Consciencia y el Universo ha demandado de mi parte para, de alguna manera, poder encontrar el sitio por donde introducir la llave maestra que nos permita abrirlo e iniciar lo que espero sea, una fecunda aproximación entre dos corrientes de pensamiento, diferentes quizás en sus particulares enfoques iniciales, pero con absoluta seguridad, totalmente identificadas en su propósito final: la indisoluble UNIDAD entre el HOMBRE y el COSMOS. Desde esta última perspectiva y debidamente traducidos al español, trascribo del documento de Hameroff-Penrose los siguientes importantes apartes, los cuales nos suministraran los elementos de juicio necesarios para mis comentarios y que, como explicación/aplicación de mis ideas sobre el tema van, preferentemente, entre paréntesis, es decir, intercalados entre los respectivos textos del documento de Hameroff-Penrose. Comienzan así los apartes trascritos:

………………………………………………….

1 - Introducción: La conciencia en el universo

La conciencia implica el conocimiento es decir, la fenomenal experiencia subjetiva de los mundos internos y externos. La conciencia implica también un sentido de sí mismo, los sentimientos, la capacidad de elegir, el control de la conducta voluntaria, la memoria, el pensamiento, el lenguaje y, por ejemplo, cuando cerramos los ojos o meditamos, las imágenes que se generan internamente, así como los patrones geométricos. Pero lo que la conciencia es realmente, sigue siendo desconocido. Nuestros puntos de vista de la realidad, del universo, de nosotros mismos dependen de la conciencia. La conciencia define nuestra existencia.

Las tres posibilidades generales que sobre el origen y el lugar de la conciencia en el universo se han manejado mayormente, son:

1 - La conciencia no es una cualidad independiente, sino que apareció, en términos de procesos físicos convencionales, como consecuencia de la evolución natural de la adaptación biológica del cerebro y sistema nervioso.

2 - La conciencia es una cualidad separada, distinta de la expresión corporal y no controlados por las leyes físicas, que siempre ha estado en el universo.

3 - La conciencia es el resultado de sucesos físicos discontinuos; este tipo de eventos siempre han existido en el universo como sucesos no-cognitivos, proto-conscientes, los cuales actúan como parte de unas leyes físicas precisas, que aún no se entienden completamente.


Desde el punto de vista muy general de mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?, la posibilidad número 3 es la que con mayores perspectivas se pliega a mis personales criterios sobre el tema, motivo por el cual y del citado documento de Hameroff-Penrose, paso ahora a trascribir y reseñar lo que he considerado como la “llave maestra” para aproximar suficientemente nuestras dos corrientes de pensamiento sobre el tema:

……………………………………….

4 - La física cuántica y la conciencia

4.1. No computabilidad y la reducción objetiva (OR)

En 1989 Penrose publicó La nueva mente del emperador [23], que fue seguido en 1994 por Las Sombras de la Mente [24].Ambos libros son críticos del punto de vista de la "inteligencia artificial fuerte" (“IA fuerte”), según el cual, todos los procesos mentales son totalmente computacionales. Ambos libros argumentaron, apelando al teorema de Gödel y otras consideraciones, que ciertos aspectos de la conciencia humana, como la comprensión, deben estar más allá del alcance de cualquier sistema computacional, es decir, que son “no-computables”. La no-computabilidad es un concepto matemático perfectamente bien definido, pero hasta ahora no había sido considerado como una posibilidad seria para el resultado de las acciones físicas. Penrose sugirió que los ingredientes no-computables requeridos para la conciencia y el entendimiento humano, tendrían que situarse en un área donde nuestras teorías físicas actuales son fundamentalmente incompletas, aunque sí, de importante relevancia en las escalas que son pertinentes para el funcionamiento de nuestro cerebro. La única posibilidad seria era el carácter incompleto de la teoría cuántica [una incompletud que tanto Einstein como Schrödinger (y también Dirac) habían reconocido, y ello a pesar de que la teoría cuántica con frecuencia se ha sostenido como representante del pináculo de los logros científicos del siglo 20]. Esta imperfección es lo que queda pendiente en lo que se refiere como el ‘problema de la medida’ y que consideramos en detalle más adelante, en la Sección 4.3. Una forma de resolverlo sería proporcionar una extensión del marco estándar de la mecánica cuántica con la introducción de una forma objetiva de reducción de la función de onda - denominada ' OR' (reducción objetiva) del estado cuántico -, una idea que también se describe más adelante, con más detalle, en la Sección 4.3 [92], [93], [94] y [95].

Penrose [23], ha sugerido tentativamente que su propuesta tendría un inicio determinado por una condición conocida allí como el criterio ‘gravitón’. Sin embargo, también en Penrose [93] y [95], se utilizó un criterio mucho mejor fundado, que con frecuencia se conoce ahora como la propuesta Diosi-Penrose (en adelante, ‘DP’, véase la anterior obra de Diosi [96] y [97], que era un esquema gravitatorio similar, aunque no se motivó a través de los principios generales-relativistas específicos). La propuesta de DP da un umbral físico objetivo, proporcionando una plausible visión de estados cuánticos superpuestos. Otras propuestas gravitacionales OR se han presentado, de vez en cuando ([98], [99], [100] y [101], cf. [102], [103] y [104]) como soluciones al problema de la medición, sugiriendo modificaciones de la mecánica cuántica estándar, pero todos estos difieren de DP en aspectos importantes. Entre éstas, sólo la propuesta de DP (en su rol dentro de Orch OR) ha sugerido que tienen algo que ver con el asunto de la conciencia. La propuesta de la DP se refiere a veces como un esquema de “gravedad cuántica“, pero no es parte de las ideas normales utilizados en la gravedad cuántica, como se explicará más adelante (Sección 4.4).

Por otra parte, la conexión propuesta entre la conciencia y la medición cuántica está casi que opuesta - en el esquema Orch OR - con el tipo de idea de que con frecuencia se había presentado en los primeros días de la mecánica cuántica (véase, por ejemplo Wigner [105]), que sugiere que una ‘medida cuántica ' es algo que sólo se produce como resultado de la intervención consciente de un observador. Por el contrario, la propuesta de DP sugiere que cada OR evento es un proceso puramente físico y el cual es en sí mismo, una especie primitiva de "observación", un momento de «experiencia proto-consciente”. Este problema se discutirá más adelante. [Hasta aquí la trascripción del numeral 4.1: No computabilidad y la reducción objetiva (OR]

Y a continuación e íntimamente relacionado con el numeral 4.1, trascribo el numeral 4.3:

4.3. El problema de la medición y la reducción objetiva (OR)

La cuestión de por qué no percibimos directamente la superposición cuántica es una manifestación del problema de la medición antes mencionado. Dicho con más precisión, el problema de la medición es el conflicto entre los dos procedimientos fundamentales de la mecánica cuántica. Uno de estos procedimientos es el que se refiere a la evolución del estado cuántico como un hecho unitario, denotado aquí como U y que de acuerdo con la ecuación fundamental de Schrödinger, lo constituye la evolución determinista y continua del estado cuántico (es decir, de la función de onda de todo el sistema). (Mi comentario: nótese aquí la clara especificación por parte de Schrödinger sobre el hecho de que la energía (Einstein) propia de la función de onda de las partículas subatómicas es esencialmente continua y en consecuencia, también simétrica y esto en perfecta oposición con su contraparte: la ahora sustancialmente discontinua luego másica (Einstein) y en consecuencia, asimétrica condición de la partícula subatómica ). El otro es el procedimiento que se adopta siempre que se considera que una medida - u observación- del sistema ha tenido lugar, y en la cual, la continuidad ondulatoria del estado cuántico se sustituye de forma probabilísticamente discontinua por otro estado cuántico (denominado técnicamente como el estado propio (eigenstate) de un operador matemático que se toma para describir la medición). A este salto discontinuo del estado cuántico se le conoce como la reducción del estado (o tambien, el "colapso de la función de onda ") y se denota aquí por la letra R.

Este conflicto entre U y R es lo que es encapsulado por el término "problema de la medición" (pero quizás y más exactamente, debe ser referido como "la paradoja de medición"). Su naturaleza problemática se manifiesta cuando consideramos el aparato de medición como una entidad cuántica, que también es parte de todo el sistema cuántico que consiste en el sistema original en observación, más el aparato de medición. El aparato es, después de todo, construido a partir de un mismo tipo de ingredientes cuánticos (electrones, fotones, protones, neutrones, etc. - o los quarks los gluones, etc) que conforman al sistema en observación y que también está sometido a las mismas leyes cuánticas que describen el proceso en los términos de una continua y determinista U. ¿Cómo, entonces, puede ser R discontinuo y probabilístico si este ha surgido como resultado de la interacción (medición) entre dos partes continuas del sistema cuántico? Esta es la paradoja que enfrenta el problema de la medición. (Hasta aquí la trascripción del numeral 4.3)

Mi comentario:

Como el lector puede observar, en muchos de los comentarios que con frecuencia hago a los artículos publicados por Tendencias 21 y que de una manera u otra hacen referencia tácita-y-o expresa al problema de la medición, hago mención a la natural condición de inversa y UNITARIA reciprocidad (no-linealidad), entre los siguientes dos aspectos, en apariencia absolutamente antagónicos y que dinamizan lógica y ontológicamente entre sí, al número primo 2 y al número primo 5 y ello en tanto que factores primos constitutivos del número 10:

A) 1/(2= (1+1)= natural continuidad-simetría entre las dos “polaridades” magnéticas conocidas como polo N y/o polo S)= 0.5= natural discontinuidad-asimetría entre las dos “cargas” eléctricas, conocidas éstas como la carga eléctrica positiva para “esta” mitad 0.5 y/o, la carga eléctrica negativa, para la “otra” mitad 0.5; y/o, a la inversa:

B) 1/(5= natural discontinuidad-asimetría entre las dos “cargas” eléctricas, conocidas éstas como la carga eléctrica positiva para “esta” mitad 0.5 y/o, la carga eléctrica negativa para la “otra” mitad 0.5) = 0.2= (0.1+0.1)= natural continuidad-simetría entre las dos “polaridades” magnéticas conocidas como polo N y/o polo S.

Tambien en muchos de tales comentarios he hecho alusión al fenómeno la UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, UNITARIO fenómeno el cual y en los simples términos de la elemental aritmética del Sistema de Numeración basado en el número 10 (en donde la estadístico-probabilista TOTALIDAD es igual a 1 y/o la estadístico-probabilista NADA es igual a 0), podríamos plantear, repito, tal mutua inducción, de la siguiente UNITARIA manera recíprocamente inversa (no-lineal):

(2= natural continuidad-simetría entre las dos “polaridades” magnéticas conocidas como polo N y/o polo S) MULTIPLICADA POR: (5= natural discontinuidad-asimetría entre las dos “cargas” eléctricas, conocidas éstas como la carga eléctrica positiva para “esta” mitad 0.5 y/o, la carga eléctrica negativa para la “otra” mitad 0.5)= 1= UNITARIA TOTALIDAD electromagnética y en la cual, la continuidad-simetría inherente al magnetismo del 2, existe y opera en función de la eléctrica discontinuidad-asimetría del 5, y/o simultáneamente y de manera inversa: la eléctrica discontinuidad-asimetría del 5 existe y opera, en función de la continuidad-simetría inherente al magnetismo del 2.

A mi modo de ver y entender esta reciprocidad inversa o no-linealidad existente entre la continuidad-simetría inherente a los dos “polos” magnéticos y/o la discontinuidad-asimetría intrínseca a las dos “cargas” eléctricas, se constituyen, per se, en la llave maestra que nos permitirá abrir, de par en par, las puertas de la Cósmica Infinitud Electromagnética y la cual y a todos y a cada uno de nosotros y como seres vivos y conscientes de nosotros, nos constituye como la más fiel, precisa, ÚNICA e intransferible copia de la UNITARIA TOTALIDAD Cósmica que como SER(es), nos ha generado y de cuyo conocimiento podemos, si lo queremos, ser partícipes.

7.Publicado por Cornelio González el 24/01/2014 04:52

Con relación a nuestra indudable conexión como seres humanos con la Microondulatoria Radiación de Fondo Cósmico de los 3° Kelvin (MRFC) y de la también indudable conexión de ésta última con la propuesta de DP aplicada a cada penrosiano evento OR, transcribo nuevamente el siguiente aparte del último parágrafo del numeral 4.1: No computabilidad y la reducción objetiva (OR), con el cual encabezo este comentario y tambien con el cual estoy en total acuerdo:

“… la conexión propuesta entre la conciencia y la medición cuántica está casi que opuesta - en el esquema Orch OR - con el tipo de idea de que con frecuencia se había presentado en los primeros días de la mecánica cuántica (véase, por ejemplo Wigner [105]), que sugiere que una ‘medida cuántica' es algo que sólo se produce como resultado de la intervención consciente de un observador. Por el contrario, la propuesta de DP sugiere que cada evento OR es un proceso puramente físico y el cual es en sí mismo, una especie primitiva de "observación", un momento de «experiencia proto-consciente…”
……………………………………

Como un necesario complemento a mi comentario 6 y en consonancia con la parte que resaltada en negrilla aparece en la anterior transcripción, paso ahora a ampliar y a adecuar un poco más mi propia propuesta sobre el tema planteado por DP sobre la “medida cuántica”.

Llegados a este punto es necesario traer a colación lo que muy bien podría denominarse como las oscilaciones o frecuencias cuánticas primordiales y en las cuales se podría producir, de forma enteramente natural, el necesario y objetivo umbral físico para un esquema gravitatorio DP que nos proporcione una plausible generación de estados cuánticos superpuestos y en el que, según Hameroff-Penrose, “…cada evento OR sería un proceso puramente físico que en sí mismo se constituiría en una especie primitiva de "observación", en un momento de «experiencia proto-consciente…”

Pero para entrar en materia, es primero necesario empaparnos un poco sobre el significado de lo que se conoce como un ondulatorio “ruido blanco electromagnético”. En razón de que la luz blanca es aquella que contiene todas las frecuencias del espectro visible, de la misma manera, el ruido blanco electromagnético deriva su nombre de contener también todas las frecuencias, es decir que en caso de tal “ruido blanco”, nos enfrentamos con la totalidad de las frecuencias electromagnéticas propias del fenómeno estudiado. Pero al igual que en el caso la luz, al filtrar el electromagnético ruido blanco recibido de forma tal que dejamos de recibir tal TOTALIDAD de frecuencias, sintonizamos por ello solo un “color”, es decir, una frecuencia específica.

Es aquí cuando, en el caso más elemental de la MRFC (ver www.hombreycosmos.org/Capitulo2.pdf y www.hombreycosmos.org/Capitulo3.pdf ‎) entran en explicativa acción los números que, como factores primos, cuantifican y explican a las frecuencias de todos y a cada uno de los definidos “colores” constitutivos de la TOTALIDAD 999999 del ondulatorio “ruido blanco electromagnético” propio de la MRFC y de la siguiente manera:

Frecuencia “blanca” de la TOTALIDAD de la MFRC: 999999= (3x3x3)x7x11x13x37

Al ser 999999 el producto de todos estos factores primos, el espectro de frecuencia de cada uno de ellos se puede presentar y analizar así (en pro de la sencillez de la explicación, se presentan solo estos tres ejemplos, los cuales dan la tónica para proceder, de la misma manera, con los factores primos restantes :

1/7= 999999/7= 142857= (3x3x3)x11x13x37
1/37= 999999/37= 27027= (3x3x3)7x11x13
1/11= 999999/11= 90909= (3x3x3)x7x13x37

Pero hay un caso especialmente importante para el cabal desarrollo de la idea que centraliza este comentario: el de los factores primos que codifican a 1/91= el ciclo infinito 010989 y que cuantifica al estado inicial que induce y despliega a la matriz numérica coordenada complejamente y que identifica a los 3° Kelvin de la MRFC:

1/91= 1/(7x13)= 999999/91= 010989= (3x3x3)x11x37

A este respecto, cuando en el cuarto parágrafo de este mismo comentario hice alusión a que: “…las oscilaciones o frecuencias cuánticas primordiales y en las cuales se podría producir, de forma enteramente natural, el necesario y objetivo umbral físico para un esquema gravitatorio DP que nos proporcione una plausible generación de pares de estados cuánticos superpuestos y en el que, según Hameroff-Penrose, “…cada evento OR sería un proceso puramente físico que en sí mismo se constituiría en una especie primitiva de ‘observación’, en un momento de experiencia proto-consciente…”, el texto que he subrayado encuentra fiel cumplimiento en todos y cada uno de los 45 pares de estados cuánticos TOTALIZADOS en su propia UNIDAD y que nos muestra la matriz numérica coordenada complejamente, que describe y cuantifica a la MRFC (página 30 de ¿Hombre=Cosmos?), como se puede muy bien observar y generalizar en los siguientes dos ejemplos de pares de estados cuánticos superpuestos, limitados y comprendidos a su vez, entre los estadístico-probabilistas limites informático-decimales de la NADA= 0 y/o, la TOTALIDAD= 1 y que han sido extraídos de la gráfica numérica de la página 30 de ¿Hombre=Cosmos?:


000/91=-------------= 0= Límite: la NADA

001/91= 0.010 989= Estado inicial de la MRFC
-----------------------= Abscisa=(45.5)/91=1/2= 0.5 (Ordenada en espacio vertical dejado en blanco)
+90/91= 0.989 010= Estado final de la MRFC
_______________
091/91= 0.999 999= 1=Límite: la UNIDAD= la TOTALIDAD


=====================================================================


000/91=-------------= 0= Límite: la NADA

037/91= 0.406 593
------------------------= Abscisa=(45.5)/91=1/2=0.5 (Ordenada en espacio vertical dejado en blanco)
+54/91= 0.593 403
_______________
091/91= 0.999 999= 1=Límite: la UNIDAD= la TOTALIDAD


=====================================================================


En pocas palabras: en cada uno de los 45 pares de estados cuánticos que conforman a la MRFC y debidamente TOTALIZADOS y coordenados complejamente en su propia UNIDAD, se podría perfectamente cumplir el requisito de Hameroff-Penrose cuando nos dice que:

“…cada evento OR sería un proceso puramente físico que en sí mismo se constituiría en una especie primitiva de ‘observación’, en un momento de experiencia proto-consciente…”

Ahora bien, ¿no es acaso la anterior propuesta de Hameroff-Penrose, la misma moción por el suscrito planteada en mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?, Capítulo 3: El Hombre Cósmico: ¿Microondas cósmicas + Microondas orgánicas? (ver www.hombreycosmos.org/Capitulo3.pdf , páginas 39 y 40, en donde manifiesto que:

“…todos y/o cada uno de los seres que en el cosmos han sido, son, y serán, tenemos el sello indeleble de lo que es nuestra personalidad y gradiente de conciencia, literalmente impresas en y por las prácticamente infinitas posibilidades de combinación de frecuencias, en este caso por las variadísimas frecuencias inducidas en 1/x por los factores primos que se constituyen, en tanto que x, como submúltiplos enteros de la frecuencia fundamental más baja, en razón de la no linealidad inherente a la(s) serie(s) que desarrollan decimalmente 0, 1/x, 2/x, 3/x,.... hasta x/x = 1. Esta frecuencia fundamental más baja: 3/273 = MRFC de los 3° Kelvin = 1/91 = 0.010989..010989… (infinitos ciclos) es la “cinta” (léase: onda portadora) que físicamente habilita su especular impresión electromagnética, por parte las moduladoras microondas orgánicas que llevan la impronta detallada de cada instante de nuestra terrenal experiencia vital-consciente".

Y prosigo:

"Y si esto es así, - y lo creo firmemente - el HOMBRE es (será) el resultado de sus propios actos referidos a las intrínsecas nociones de equilibrio, justicia, igualdad, paz, amor, tolerancia etc.,que derivan de manera enteramente lógica y natural del cumplimiento de la Ley de la UNIDAD, intrínseca a la orgánica dinámica propia de los sistemas vital-conscientes, Ley impresa también naturalmente en la “cinta” que ha grabado toda(s) nuestra(s) experiencia(s) vital-consciente(s) y en el seno de la cual, en el momento de morir, seremos todos y/o cada uno de nosotros, nuestros propios e insobornables jueces sobre lo que con nuestra propia vida hayamos hecho. No en vano y para este fin, la MRFC de los 3° Kelvin es una radiación de “cuerpo negro”, vale decir equilibrada termodinámicamente y no térmicamente, equilibrio el cual es generado por la dinámica calorífica propia de las UNITARIAS y eternas - es decir, sin definidos principio ni fin - oscilaciones o frecuencias cuánticas primordiales, pero entendidas como:

a) acción-emisión, que hace discontinuo al bosón y lo transforma en el par mutuamente auto-excitado fermión-antifermión y/o a la inversa:

b) reacción-absorción que hace continuo al par fermión-antifermión y lo(s) transforma en el auto-inhibido bosón… que de nuevo sufre la acción de emitirse en un par fermión-antifermión,… par que de nuevo se absorbe como bosón para… etc., etc.

"Este doble juego, recíproca y mutuamente inverso de: (acción-emisión-excitación)↔(reacción-absorción-inhibición), es característico del “cuerpo negro” que como cósmica y UNITARIA TOTALIDAD constituye a la citada radiación, siendo precisamente su natural equilibrio termo-dinámico en tanto que TOTALIDAD, lo que literalmente habrá de "juzgar" con equidad al registro o memoria de nuestras actuaciones personales, grabadas para la eternidad en la “cinta” electromagnética que como onda portadora, constituye a la MRFC de los 3° Kelvin". (Hasta aquí la trascripción parcial del texto que se encuentra en las páginas 30 y 40 de ¿Hombre=Cosmos? )

Si estoy o no estoy en lo cierto, en un muy corto tiempo lo vamos a saber….

8.Publicado por Parenqueyomebajoaquí el 24/01/2014 11:37
“nuestra teoría se acomoda a ambas perspectivas”... la frase más cuántica de todas las que he leído. ¿Paradoja de Schröedinger? ¿Cómo encaja la paradoja de EPR en todo esto? Curiosísimas respuestas podemos obtener.

9.Publicado por Cornelio González el 26/01/2014 04:46

En relación con los temas que mis comentarios 6 y 7 han desarrollado, quiero ahora con esta glosa trascribir los siguientes apartes de la entrevista concedida por Stuart Hameroff a Tom Huston en conjunción con Joel Pitney y que aparece en la página MundoNext: Co-construyendo el salto evolutivo (1) Esta misma entrevista aparece tambien en mi obra virtual ¿Hombre=Cosmos?, Epilogo 2: Encontrar el Espíritu en el tejido del espacio y el tiempo. Una entrevista con Stuart Hameroff, por Tom Huston con Joel Pitney, página 139 y siguientes, pero en esta oportunidad y dados los datos de orden técnico que allí se muestran, quizás se encuentre más dirigida a un público lector, tambien más especial. Teniendo muy en cuenta la anterior circunstancia, en esta trascripción se analizan los mismos temas, pero ahora de una manera más fluida y más apta para la gran mayoría de los lectores.

……………………………………….

MundoNext (MN): Supongamos que yo no sé nada acerca de la física cuántica. ¿Podría por favor explicarme que es una superposición cuántica? ¿Y cómo se relaciona con la conciencia o con los microtúbulos?

Stuart Hameroff (SH): Cuántica quiere decir, literalmente, la unidad de energía más pequeña, como un fotón- una unidad de luz indivisible. La conducta a nivel cuántico es algo más bizarro; es tan bizarro que es como otro mundo. De hecho la realidad parece estar dividida en dos mundos diferentes- el mundo clásico y el mundo cuántico. El mundo clásico es el mundo de todos los días, el mundo familiar en el cual las leyes de movimiento de Newton, el electromagnetismo y otra física básica describe muy bien casi todo. Si usted lanza una pelota, su trayectoria, velocidad, ubicación, puede predecirse, pero si vamos a escalas más pequeñas – átomos y otras más pequeñas para poder argumentar- entramos a un mundo en el cual aplican leyes físicas completamente diferentes y las predicciones son mucho más difíciles. Por ejemplo las partículas pueden estar en dos lugares o estados al mismo tiempo. Pueden no sólo estar aquí o allá, sino que pueden estar aquí y allá simultáneamente. Eso es lo que quiere decir superposición; las cosas pueden estar en lugares múltiples o actuar como ondas, difundidas como probabilidades más que ser partículas definidas con ubicaciones o trayectorias. Y algunos físicos cuánticos dicen que hasta que un sistema cuántico es conscientemente observado o medido permanece en superposición de múltiples posibilidades, múltiples estados coexistentes. Y que una vez medido, la onda probabilidad cuántica colapsa o se reduce instantáneamente a un estado.

MN: ¿Esto quiere decir que se requiere de un observador humano para colapsar un estado de superposición?

SH: En una interpretación de la física cuántica, así es. El físico cuántico, Niels Bohr popularizó este modelo que llegó a ser conocido como la interpretación Copenhague. Si usted lleva esto a un extremo podría suponer que si usted está sentado en una habitación y hay un cuadro colgado en la pared detrás de usted, el cuadro puede estar en varios múltiples lugares a la vez hasta que usted se de vuelta y lo vea. En otras palabras cualquier cosa no observada podría estar en un estado de superposición cuántica de onda. Esa idea es, sin embargo, bastante bizarra y Erwin Schrödinger , otro pionero de la física cuántica en sus inicios, pensó que era completamente tonta, y salió con su famoso experimento llamado el gato de Schrödinger, para tratar de demostrar cuan falta de sentido era. (Ver “El gato está Vivo” pág. 49)

La pregunta planteada por el experimento de Schrödinger es, ¿cuán grande puede llegar a ser una superposición cuántica? Ha sido mostrado repetidamente en experimentos que las partículas pequeñas pueden estar en superposición de múltiples posibilidades de coexistencia hasta que uno hace mediciones pero, ¿podría algo tan grande como un gato estar en dos lugares al mismo tiempo? Aún no hay respuesta a eso pero la pregunta ha guiado a los físicos a lograr tener alternativas a la interpretación de Copenhague – modelos diferentes de colapso de la función onda que no requieren necesariamente un observador consciente.

Una Cuántica de la Conciencia

MN: ¿Y usted prefiere una de estas alternativas a la interpretación de Copenhague?

SH: Bueno, la teoría de Roger fue una de estas alternativas. El dijo que una superposición cuántica podía realmente ser colapsada a un estado único definido a través de observación consciente pero, ¿qué pasa con un sistema que no es jamás observable desde afuera? ¿Qué pasa con la actividad cuántica dentro del cerebro humano?

Roger propuso que en tal caso, una vez que la función onda procede hasta un cierto punto, se auto-colapsa debido a un umbral objetivo en la fábrica espacio tiempo. Y que cuando el colapso de esa superposición ocurre, resulta en un momento de conciencia. En otras palabras, el argumenta que la conciencia no causa el colapso de la función onda como dice la interpretación Copenhague, sino que sugiere que la conciencia es el colapso de la función onda, o al menos un tipo especial de colapso. Es un colapso cuántico que libera unidades fundamentales de despertar de conciencia, tal como un cambio orbital de un electrón libera un fotón de luz. Y del mismo modo que los fotones la cantidad de conciencia viene en una gama de diferentes intensidades, frecuencias y calidades.

MN: ¡Guauu! ¿En esta interpretación de la física cuántica las superposiciones se colapsan a sí mismas naturalmente? ¿Y esos colapsos de alguna manera producen conciencia?

SH: Sí, en el modelo de Roger, al cual él llama reducción objetiva orquestada, no siempre necesitas un observador externo. Si un sistema cuántico evoluciona a un umbral crítico que implique curvatura gravitacional a una escala cuántica – se auto colapsará. Hay una reducción natural objetiva de una función onda cuántica que resulta de un momento único de conciencia, o de un único “quantum” de conciencia, si quieres; y cuando estos colapsos suceden una y otra vez en tu cerebro, tienes una serie de momentos de conciencia que elevan tu experiencia de una corriente de conciencia. Por tanto, conciencia, en este modelo consiste en una serie de eventos discontinuos, aunque se experimentan como continuos. Puedes pensarlos como encuadres en una película, sólo que en una película tú tienes un observador externo.

Este momento de conciencia y el colapso de la función onda son uno y el mismo evento.
Es una idea bastante profunda. Roger comienza con la relatividad general de Einstein que muestra que una gran masa, como es el sol, causaría una curvatura gravitacional en la fábrica misma del espacio-tiempo. Y Roger dijo: “bueno, no hay razón para que la relatividad general no sostuviera la misma verdad a escalas muy pequeñas. Dijo que es posible que si usted tiene una partícula cuántica en dos lugares al mismo tiempo – en un estado de superposición – la partícula de la izquierda y la de la derecha podrían, cada una, crear una pequeña cantidad de curvatura resultando en una bifurcación en geometría espacio-tiempo. De acuerdo a algo que en física cuántica se llama Many World Hypothesis (Hipótesis de los Muchos Mundos) cada una de esas curvaturas podría entonces subdividirse y formar todo un nuevo universo. Pero Roger dijo que no, que estas curvaturas y separaciones cuánticas eran inestables y que después de un tiempo dado se auto-colapsarían ya sea hacia una u otra curvatura. Y cuando ese tipo de auto-colapso (2) gravitacional sucede, resulta en un momento de conciencia.

Él llegó a esto a través de varias líneas de razonamiento que son bastante sorprendentes en términos de su audacia y entendimiento y, algunos dirían, locura. Pero esta era la solución de Roger tanto al problema de lo que colapsa la función onda cuántica como también al “problema duro” de la conciencia. Sorprendentemente, el también unió la relatividad general, la gravedad cuántica y todo eso en esta única teoría, matando cuatro o cinco pájaros con una piedra.

MN: Entonces de acuerdo a Penrose, ¿los efectos gravitacionales a nivel cuántico están causando que las funciones ondas colapsen automáticamente, emitiendo pequeños estallidos de conciencia que, de algún modo, resultan en nuestra propia y continua experiencia de estar conscientes, momento a momento, despiertos y vivos?

SH: Correcto. No se cuan familiarizado está usted con el matemático y filósofo Alfred North Whitehead, pero su pensamiento también estaba bastante en esta línea. Él dijo que la conciencia y la materia estaban indisolublemente unidas, emergiendo en una secuencia que él llamó “ocasiones de experiencia”. Desde su visión, el universo no está hecho de partículas o cosas. Es un proceso; está constituido por eventos. Y a comienzos de los años 90 un físico llamado Abner Shimony señaló que las ocasiones de experiencia de Whitehead son muy parecidas a los colapsos cuánticos de la función-onda, por lo que nuestras visiones son bastante consistentes con las de Whitehead.

La perspectiva de Whitehead también ayuda a explicar el “problema duro” o porqué tenemos experiencia de conciencia en primer lugar. Cuando Roger y yo recién salimos con nuestra teoría no nos dirigimos al “problema duro” per se, pero una vez que el “Journal de Consciousness Studies” sacó un número especial dedicado a nada más que el problema duro, nosotros le dimos una estocada. Básicamente tomamos una suerte de enfoque “proto-panpsiquista whiteheadiano”. El panpsiquismo común y corriente diría que todo tiene conciencia: cada átomo, cada molécula, esto y aquello. Pero la idea nunca me hizo sentido en realidad, por lo que nosotros usamos una variación de panpsiquismo que me parece que si hace sentido; este fue el proto-panpsiquismo diciendo que, al menos los precursores para la conciencia son fundamentales y forman parte del universo como lo que se conoce escala Planck, que es el más pequeño primordial nivel de espacio tiempo cuántico. Imagine la escala Planck básicamente como un patrón geométrico complejo que es fractal en su naturaleza, capaz de repetirse a sí mismo a escalas y tamaños mayores; y en ese patrón cuántico geométrico están incrustados los presumiblemente irreducibles componentes de la realidad, los pilares básicos de construcción de la existencia. La física dice que las propiedades fundamentales de la materia, como el spin, la masa y la carga son componentes irreducibles del universo que están de algún modo incorporados en esta geometría a escala de Planck. Roger y yo propusimos, por lo tanto que tal vez la qualia - los componentes primarios de la conciencia, del despertar, o al menos sus precursores- son también fundamentales, irreducibles y forman parte del tejido básico del universo. Esto podría incluir información Platónica también, tal como las cualidades de bondad, verdad y belleza. Después de todo: ¿por qué deberían los precursores de la materia estar presentes a ese nivel y no así los precursores de la mente?

MN: Buena Pregunta. ¿Está usted diciendo que es posible que al menos, a un nivel básico de conciencia, pueda ser tan fundamental para el universo como las leyes de la física?

SH: Sí, Whitehead tenía la idea de que estas ocasiones de experiencia o de momentos discretos de presencia consciente, surgen como ondas en dentro de un océano más amplio de experiencia proto-consciente. Y en el modelo que hemos desarrollado con Roger, esos aislados momentos de conciencia humana son realmente colapsos de función onda, que ocurren dentro de un campo universal de experiencia de proto-conciencia que es la geometría espacio tiempo escala Planck. Yo no diría que el universo es consciente, como no diría que el universo es enteramente amarillo, o purpura, o húmedo, o lo que sea. Pero bajo ciertas condiciones apropiadas cualquiera de estas condiciones puede ser cierta para regiones pequeñas del universo. Los aún superpuestos pero aún no colapsados precursores de la conciencia son, de algún modo, como sueños. Cuando una reducción objetiva ocurre, el universo - al menos una pequeñita parte de él - despierta.

………………………………………..

(1) http://mundonext.com/una-exploracion-de-la-conciencia-cuantica/

…………………………………………

(2) AUTO-COLAPSO de la función de onda cuántica la cual, de un modo continuo y simétrico (y esto en razón de su propia UNITARIA TOTALIDAD pero entendida como 91/91=999999= 1). Esta TOTALIDAD se encuentra además exquisitamente coordenada de manera compleja (ver las gráficas numéricas que siguen), logrando con todo ello,mantener perfectamente cohesionados y superpuestos a los 45 pares de estados cuánticos que conforman, como fotones (que tambien son bosones, es decir, ondas cuánticas y como tales,susceptibles tambien de colapsarse), a la MRFC de los 3° Kelvin:


000/91=-------------= 0= Límite: la NADA

001/91= 0.010 989= Estado inicial de la MRFC
------------------------= Abscisa=(45.5)/91=1/2= 0.5 (Ordenada en el espacio vertical dejado en blanco)
+90/91= 0.989 010= Estado final de la MRFC
_______________
091/91= 0.999 999= 1=Límite: la UNIDAD= la TOTALIDAD


=====================================================================

000/91=-------------= 0= Límite: la NADA

037/91= 0.406 593
------------------------= Abscisa=(45.5)/91=1/2=0.5 (Ordenada en el espacio vertical dejado en blanco)
+54/91= 0.593 403
_______________
091/91= 0.999 999= 1=Límite: la UNIDAD= la TOTALIDAD


=====================================================================


Pero, ¿cómo podría entonces y en los términos de Penrose, causarse el auto-colapso de la función de onda cuántica que cohesiona y superpone a todos y a cada uno de los 45 pares de estados cuánticos que conforman a la MRFC de los 3° Kelvin?

En el comentario 6 hice alusión al fenómeno la UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, UNITARIO fenómeno el cual y en los simples términos de la elemental aritmética del Sistema de Numeración basado en el número 10 (en donde la estadístico-probabilista TOTALIDAD es igual a 1 y/o la estadístico-probabilista NADA es igual a 0), podríamos, repito,plantear tal mutua inducción de la siguiente UNITARIA manera recíprocamente inversa (no-lineal):

(2= natural continuidad-simetría de la onda cuántica o bosón magnético que mantiene cohesionadas y superpuestas a las dos “polaridades” magnéticas conocidas como polo N y/o polo S) MULTIPLICADA POR: (5= natural discontinuidad-asimetría entre las dos “cargas” eléctricas, conocidas éstas como: a) fermión, con carga eléctrica positiva para “esta” mitad 0.5 y/o: b)antifermión, con carga eléctrica negativa para la “otra” mitad 0.5)= 1= UNITARIA TOTALIDAD electromagnética y en la cual, la continuidad-simetría de la onda cuántica inherente al bosón magnético (número 2), existe y opera en función de la eléctrica discontinuidad-asimetría del par eléctrico: fermión-antifermión (numero 5), y/o simultáneamente y de manera inversa: la eléctrica discontinuidad-asimetría del 5 existe y opera, en función de la continuidad-simetría inherente al magnetismo del 2.

Como el lector puede observar, en las operaciones mutuamente inversas llevadas a cabo entre los números 2 y 5 y en los términos de la UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, de la misma manera cómo y por el conmutativo efecto de la multiplicación las funciones de onda de la electricidad y del magnetismo se han integrado UNITARIAMENTE en tal condición, que “la una” existe y opera en función “del otro” (y viceversa), a la inversa y de la misma manera, repito, por el des-integrante y anti-conmutativo efecto de la división, las funciones de onda cuántica de los bosones, se auto-colapsan y esto en el sentido proclamado por Penrose.

Pero de todo esto quedan dos muy claras enseñanzas:

1 - El discurrir del TIEMPO, como actor sine qua non de las indispensables diferenciaciones entre las “cosas” (tales como objetividad del par eléctrico fermión-antifermión) y los “conceptos” (léase: la subjetividad lingüística con las que nos expresamos sobre la objetividad de las cosas), el TIEMPO, repito, solo existe a nivel de la discontinuidad-asimetría del par eléctrico: fermión-antifermión.

2 –En tanto que absoluta negación del Tiempo, la ETERNIDAD y tambien como sine qua non actriz de las no menos indispensables indiferenciaciones entre las “cosas” y los conceptos, la ETERNIDAD, repito, solo existe a nivel de continuidad-simetría de la onda cuántica del bosón magnético.

Pero, ¿es todo lo anteriormente comentado un batiburrillo sin pies ni cabeza, que no viene al caso para el tema que nos ocupa?

La respuesta es necesariamente afirmativa si es que nos negamos a aceptar el recíprocamente inverso carácter de las elementales operaciones aritméticas de la multiplicación y la división, mayormente aún, cuando entre ambas operaciones se configura la UNIDAD que las TOTALIZA, circunstancia esta última la cual, le otorga una claridad - tambien TOTAL - sobre el tema, a quien ha hecho el esfuerzo por penetrar hasta el fondo de su VERDAD.

10.Publicado por Cornelio González el 30/01/2014 11:03

Ya casi al final de mi comentario 9, me expresé así:

Como el lector puede observar, en las operaciones mutuamente inversas llevadas a cabo entre los números 2 y 5 y en los términos de la UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, de la misma manera cómo y por el conmutativo efecto de la multiplicación las funciones de onda de la electricidad y del magnetismo se han integrado UNITARIAMENTE en tal condición, que “la una” existe y opera en función “del otro” (y viceversa), a la inversa y de la misma manera, repito, por el des-integrante y anti-conmutativo efecto de la división, las funciones de onda cuántica de los bosones, se auto-colapsan y esto en el sentido proclamado por Penrose.

Pero después de publicado y de meditarlo un poco más, la idea general del anterior parágrafo ha debido complementarse así:

Como el lector puede observar, en las operaciones mutuamente inversas llevadas a cabo entre los números 2 y 5 y en los términos de la UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, de la misma manera cómo y por el conmutativo efecto de la multiplicación las funciones de onda de la electricidad y del magnetismo se han integrado UNITARIAMENTE en tal condición, que “la una” existe y opera en función “del otro” (y viceversa), igualmente, de modo inverso y de la misma manera, repito, por el des-integrante y anti-conmutativo efecto de la división, las funciones de onda cuántica de los bosones, se auto-colapsan y esto en el sentido proclamado por Penrose, toda vez que tal UNITARIA y mutua inducción, tanto física, como lógica y/o ontológica: electricidad↔magnetismo, descubierta por Faraday en 1831, se corresponde perfectamente con el orquestado sentido (Orch OR) que el citado autor reclama para el auto-colapso de la función de onda del operativo componente magnético de los microtúbulos que conforman a nuestros tejidos orgánicos y muy especialmente, los microtúbulos que constituyen a nuestro sistema nervioso y su sofisticado centro de computación: el cerebro.

11.Publicado por Cornelio González el 31/01/2014 16:00
(...viene como continuación del comentario 9):

...auto-colapso de la continuidad-simetría de la ondulatoria y plural energía (Einstein) de la función de onda cuántica del operativo componente magnético de los microtúbulos,, magnética onda cuántica (léase: bosón magnético) que a su vez se auto-excita, para convertirse, para emitirse, en las singulares discontinuidad-simetría de cada una las dos masas (Einstein) eléctricas del operativo componente ídem de los microtúbulos y que conocemos como el par eléctrico mutuamente especular: fermión-antifermión... par que de nuevo se absorbe en sí mismo, es decir: se auto-inhibe, para convertirse otra vez en un plural y ondulatorio bosón magnético, el cual otra vez se auto-excita para convertirse, para emitirse, en las singulares.... etc., etc., y así, sin definidos principio ni final y participando con ello y de manera enteramente natural, del "electromagnético ruido blanco" u oscilaciones cuánticas primordiales que son propias de la MRFC de los 3° Kelvin y en la cual y como ya lo expliqué en mi comentario 7:

“… se podría producir, de forma enteramente natural, el necesario y objetivo umbral físico para un esquema gravitatorio DP que nos proporcione una plausible generación de pares de estados cuánticos superpuestos y en el que, según Hameroff-Penrose, “…cada evento OR sería un proceso puramente físico que en sí mismo se constituiría en una especie primitiva de ‘observación’, en un momento de experiencia proto-consciente…”,

El texto que he subrayado encuentra fiel cumplimiento en todos y cada uno de los 45 pares de estados cuánticos TOTALIZADOS en su propia UNIDAD y que nos muestra la matriz numérica coordenada complejamente, que describe y cuantifica a la MRFC (ver página 30 de ¿Hombre=Cosmos?),

Pregunto entonces: ¿no es acaso éste el necesario procedimiento científico para plantear y confirmar que,en tanto que seres humanos, nuestra primera y última REALIDAD se encuentra de modo definitivo en el bíblico "Reino de los Cielos" y el cual, en nada difiere de la MRFC de los 3° Kelvin y de nuestra íntima conexión bio-electromagnética con ella?

12.Publicado por Pablo GARCIA el 16/02/2014 04:09
Intuyo mucha verdad en estas líneas, pero pienso que se refiere no a la consciencia, sino más bien a lo que entendemos como más parecido al ALMA, es el alma o espíritu lo que trasciende esta realidad tridimiensional, no la consciencia, sí, que la consciencia esta conectada con el alma, aunque mejor es decir que la conducta está conectada con el alma, así como también está relacionada la conducta con otros factores: a los instintos, al alma colectiva de toda la humanidad, y a través de ella sí conectada al todo, al universo de elevadas dimensiones de la creación, al alma de otros seres vivos y a las de nuestros seres queridos fallecidos, de lo que nos cuesta percartanos facilmente.
Seguimos estancados en paradigma racionalista, le damos a la consciencia demasiada importancia, si se entiende como consciencia a nuestros pensamientos no inconscientes ni subconscientes, a nuestra voluntad pensada, a nuestras decisiones, tal vez nuestra consciencia no juegue un rol tan relevante en nuestra conducta como creemos, tal vez creemos que somos más racionales de lo que realmente somos, sólo hay que observar a las personas a nuestro alrededor, a cuyos comportamientos cuesta trabajo entenderles el sentido o la coherencia de ser….

13.Publicado por Antonio Pina el 16/02/2014 13:33
Partiendo de la base que la conciencia es intangible, cabe destacar los trabajos que se desarrollan al respecto desde el punto de vista de las sinapsis neuronales, se ha recorrido mucho camino en cuanto las emociones que subyacen en las diferentes especies animales, pero la conciencia, el yo, la percepción de la realidad son en sí un fenómeno biológico, en cuanto se debe hacer una reflexión que somos animales limitados por naturaleza, o quizás por la influencia de la educación o adoctrinamiento en las diferentes etapas del desarrollo del individuo. ¿Quién soy yo? No es la simple identidad relativa al sujeto, siempre existe el punto de vista del observador, nosotros observamos y recabamos información, la cual nuestro limitado cerebro le es imposible de procesar. ¿Pero realmente somos seres conscientes? He aquí la cuestión, la conciencia como la felicidad en modo de estado emocional son momentos, tiempos, chispazos de un mecanismo que cada día va a menos y para nada tiene que ver la espiritualidad. El homosapiems sapiems se ha desarrollado en un corto periodo de tiempo tecnológicamente a partir de la revolución industrial, pero hoy por hoy hablar de seres conscientes de la realidad que percibimos, es una tomadura de pelo. Habría que definir cuanto de realidad percibimos para ello la física cuántica tiene más respuestas que preguntas. Saludos.

14.Publicado por Eduardo Coli el 01/01/2015 21:38
Reflexiones sobre la mente en relación con sus construcciones.

Si no se comprende el lugar, el papel, el potencial implícito como poder, como la naturaleza de la realidad concebida por la mente, la acción mental, difícilmente se podrá comprender a nuestra civilización.

La motivaciones, vitales, energéticas, hacia la animación de la vida, el movimiento, la acción productiva del trabajo de un ente, un organismo viviente, son exteriores, provienen como condiciones y acondicionamientos del medio ambiente externo.

El medio ambiente, o las condiciones de la que la expresión viva es dependiente, es el que anima, determina el comportamiento, regula, reglamenta, explota y domina, el trabajo como las acciones productivas de la vida, de los cuerpos vivientes, sociales culturalmente restringidos, explotados, inteligentemente confinados y reducidos.

Si estos producen autos, tanques de guerra, heladeras, aviones no tripulados, pompas de jabón, azúcar refinada, casas, rascacielos etc., etc., como trabajo, es porque están acondicionados, motivados por el medio ambiente, del que depende, para hacerlo.

Así es como un medio socio-mental, impone sus condiciones, como un medio ambiente específico, que determina que unos hombre se convierten en mecánicos, otros en doctores, otros en ingenieros, otros en pordioseros y delincuentes, etc., etc., ya que asumen las instrucciones y las condiciones, en tanto se encuentran reducido y limitados a las tales condiciones exteriores de la que dependen para hacerlo.

Los cuerpos vivientes, por necesidad, se someten a las condiciones sean cual sean que permitan la sobrevivencia, estas condiciones pueden ser naturales o mentales, o mentalmente creadas.
En tanto estas son y se convierten en la condiciones motivantes y esenciales como vitales condiciones socio culturales de la que en todo momentos son, somos dependientes.

El medio ambiente del que depende todo individuo humano, es un medio ambiente, mentalmente creado y diseñado, para que nuestras vidas sometidas, en tanto que regidas, por estos medios ambientes, o campos como condiciones de trabajo, cumplan con los motivos y objetivos planificados por la acción mental que los ha creado originado, en tanto que por la acción mental que nos domina rige y explota.

Toda la realidad se viene a dar y establecer por la acción mental, estas condiciones son las que autorizan define y determina la conducta animal viviente representada por los individuos de nuestra especie, determina las condiciones del trabajo productivo de nuestras vidas subordinadas a tales espacios y condiciones de sobrevivencia.

Estas condiciones logran extraer convertir traducir el trabajo la fuerza la energía vital, de la vida confinada y explotada como reducida limitada a tales recintos espacios o campos de actividad, a otras formas de energía y trabajo, como poder representable como el dinero, etc., imponiendo que la vida cumpla con ciertos cometidos en tanto que produzcan con su trabajo cierta realidad, productos y mercancías, conductas y respuestas, etc., y no otras.

Una cosa es un individuo enfermo, y otra muy distinta son las condiciones medio ambientales de su enfermedad, explotación, esclavitud, servidumbre, miseria, etc., y otra más compleja es una sociedad, una cultura, una civilización enferma, como la condiciones mentales de un espacio medioambiental que nos implica e incumbe a todos por igual.

15.Publicado por Waldo el 10/03/2015 03:56
Excelente artículo. Qué genios esos científicos...

Como aporte diría, respecto a la crítica que se le hace a la teoría, que la experiencia subjetiva es la experiencia egoica, donde la «consciencia» (ya condicionada), se percibe a sí misma como independiente y separada. Esa consciencia egoica es la que se disuelve al momento de morir, porque es la que se almacena en la experiencia del cerebro durante la vida; la otra consciencia (que me atrevería a llamar el subconsciente), la que resuena desde el espectro cuántico, es la que vuelve a renacer indefinidamente. También esta consciencia es una consciencia condicionada, porque, como «alma», igualmente se percibe separada del vacío cuántico, o el Om primordial. O Dios.

Y en cuanto a la crítica de que el cerebro es “caliente, húmedo y ruidoso” como para albergar a la consciencia, es infantilismo puro, porque todo lo que existe físicamente en este universo surge del espectro cuántico, incluido el cerebro.

Es una maravilla los descubrimientos de estos genios. La humanidad va camino a la unidad, a la comprensión de que todo es mente, un flujo infinito en el que nos movemos y jugamos, creyendo que estamos separados de lo que nos creo.

16.Publicado por gian el 25/03/2015 00:57
LAMENTABLEMENTE SEGUIMOS EN EL CIRCULO VISIOSO DE LA "MEDICIÓN". QUIEN FUE PRIMERO,EL HUEVO O LA GALLINA? OBIAMENTE NINGUNO DE LOS DOS ,YA QUE SIN EL UNO NO EXISTIRIA EL OTRO. ES INUTIL PREGUNTARSE SOBRE SI LA CONSCIENCIA ES ANTERIOR O POSTERIOR A LAS INTERACCIONES NEURONALES, SI EXISTE APRIORI,SI TIENE UNA EXISTENCIA INTRINSICA PROPIA ETC. ETC.,
DESDE MI PUNTO DE VISTA ES IRRELEVANTE. MIENTRAS QUE NO ABANDONEMOS LA DIMENSION " MEDICIONAL Y/O COMPARATIVA " EN LA QUE SE MUEVE NUESTRA MENTE, NUNCA ALCANZAREMOS UNA COMPRESIÓN Y UN CONOCIMIENTOS REALES.
SOMOS ESCLAVOS DE LA MEDICION, COMPARAMOS O SOPESAMOS TODO LO QUE VEMOS,TOCAMOS ,SENTIMOS Y PENSAMOS. ESTO NO SOLO SE DA EN EL AMBITO COMERCIAL Y ECONOMICO,ES DECIR EN EL AMBITO DE LAS MERCANCIAS, SINO TAMBÍEN EN LOS ASPECTOS SOCIALES MAS DIVERSOS. SE COMPARAN RELIGIONES, CULTOS, IDEOLOGIAS ,TEORIAS SCIENTIFICAS, TEORIAS SOCIOLOGICAS Y PSICOLOGICAS, MODOS DE SER, IDIOSINCRACIAS, TRADISCIONES, POSICIONES SOCIALES, RESULTADOS DEPORTIVOS (RECORDS,PRIMADOS,TROFEOS OBTENIDOS)EXITOS LABORALES, IMAGEN PUBLICA ; ESTILOS, MODAS, APARIENCIAS, ASPECTO FISICO, "NIVELES" DE SABER (y pongo entre comillas la palabra niveles, para recalcar que el mismo termino ya nos habla de Medición.) NIVELES CULTURALES, POSESIONES MATERIALES, ETC,ETC.
LA IDEA DE LA CREACION POR EJEMPLO, SUGIERE UN ANTES Y UN DESPUES, UN REMOTO AYER, UNA CREACION YA CONCLUIDA Y DEFINIDA.

17.Publicado por Star27 el 01/07/2015 18:00
Anteriormente desde hace muchos años atrás he investigado por mi cuenta, fenómenos como viajes astrales, pre cognición, conexiones entre muchas cosas. Pues los he experimentado lo “paranormal” desde niña. Pero hubo un caso "X" muy especial, eso fue en febrero del 2008. Es una historia larga, mejor dicho, dos. Después de lo que pasó, ideas surgían como lluvia. Me pregunte muchas veces por qué Yo' Como? Cuándo? Por qué?. Fue como si me hubiese transmutado la mente, me quitaron cosas y se me colocaron otras, no estoy hablando de extraterrestres sino de algo más inimaginable. Así lo sentí yo. Fue en ese momento y los que siguieron transcurriendo, que todo era como un rompe cabeza, en donde tenía que conseguir la última pieza. . He leído mucho y aquello que fueron ideas tras ideas, pensamientos de cosas imposibles, estas se plasmaban ante mis ojos de que eran realidad.
Lo cierto es que en ese entonces fue traumático, difícil de explicar, de entender, de comprender. Hasta creí que me estaba volviendo loca, pues era algo nuevo para mí. Fui a un psicólogo, pero ellos no saben nada de experiencias “paranormales”. Fueron sueños, sueños lúcidos, intuiciones que todo se hacía realidad. Era realidad y magia.
Si dijera que experimente lo que es la 5ta dimensión pensaría que estaba loca, pero fue la realidad. Ahora doy gracias por ese y esos momentos, en el que día a día hacían comprender que el mundo y nosotros somos, lo que no nos imaginamos.
Como leí mucho y llegue a lo que es la física cuántica y todavía lo hago, pues estoy inventando un juego esta vez para mi nietecito sobre exploración espacial. Pues sé lo que es la física cuántica y que al fin se den cuenta que aquello que en muchas veces no le paraban como viajes astrales, sueños lúcidos en fin lo paranormal está ligado a la física cuántica.
Con todo lo que he investigado desde julio de 2008 hasta el presente, para mí que el Universo no fue el principio con el Big Bang.
Hace apenas 2 días estuve leyendo un artículo sobre la física cuántica, en el que dice: En un evento real, el Universo manifiesto. Sabemos que hace falta la intervención de una conciencia cuántica, en forma de un observador sintiente, para hacer que se colapsen las posibilidades cuánticas. Pero es imposible imaginar que hubieran observadores conscientes bajo condiciones extremas del origen del cosmo y entonces qué? ¿Puede el Universo estar aquí a causa de nosotros, cuando ni siquiera estábamos presente en el Big Bang?
Aquí es donde entro en detalle, pueda que sean ideas descabelladas y fuera de contexto y de lo común, pero es mi opinión. Si hay posibilidades, una de ellas puede ser:
Si el Big Bang no se produjo, como dije anteriormente, sino “este” Universo ya existía. Porque nació de otro Universo? . Quién sabe si de otro super universo?. Este sería la conciencia cuántica en forma de observador sintiente, que origino este Universo y quien sabe cuántos más ha formado?.
Otra sería, que este Universo sería un micro-universo, nacido de un super Universo?. Aunque para nosotros nuestro universo es inmenso Así como también hay más universos dentro del nuestro. A lo mejor más allá, hay muchos más universos.

18.Publicado por mario fuenzalida el 01/10/2015 18:43
Parece que Penrose se puso a especular sin cuidar la estructura ni el metodo lo cual es fatal

19.Publicado por Raul GARCIA FARNANDEZ el 23/11/2015 17:59
Hola he leído este y otros artículos y me parecen super interesantes. No soy científico, mi única conexión con la ciencia es mi mujer que es doctora y trabaja en la investigación del alzheimer.
Yo tengo un trabajo normal pero desde hace varios años estoy estudiando Geografía e Historia en la universidad donde también tocamos Filosofía. Hay una teoría filosófica que no se si conocen y que nos habla sobre el ser. (como muchas otras) Esta en concreto es sencilla de explicar; "Dice que todo ser viviente y consciente proviene de un Ser mayor, de un ser total e infinito. (una consciencia de todo o mejor dicho de todos) Los seres vivos no somos mas que grados de esta consciencia, es decir las plantas tendrían un pequeño grado, los perros u otros animales un grado superior y los seres humanos uno mucho mayor, dependiendo también este grado en nuestro caso del aprendizaje del mundo y la naturaleza. Es decir no todos los seres humanos somos iguales porque conocemos de un modo u otro, en un mayor o menor grado de consciencia, conocer todo de forma correcta estaría sólo en esa consciencia total y perfecta. Este Ser o consciencia total seria el origen de toda vida o consciencia existente. No se puede crear vida ni absolutamente nada de la nada (valga la redundancia) en cambio de un ser/consciencia siempre existente, total y eterno, si podrían surgir como si fueran por ejemplo llamaradas de un sol, consciencias de mayor o menor tamaño que supondrían las diferentes existencias que conocemos (animales o plantas), que tienen una consciencia mayor o menor. Que existen temporalmente en este mundo ligadas a la materia y que desaparecen retornando a esa especie de sol cuando morimos.

No se si lo habrán entendido más o menos.
Esta teoría, le explicaba yo a mi mujer, explicaría en cierto modo como las personas con alzheimer van perdiendo poco a poco consciencia de si mismas y del entorno por una enfermedad que les van restando su participación o grado de ese ser total o conciencia infinita. Después de todo es una muerte lenta, una perdida de memoria y por tanto de lo que somos, de las percepciones que forman nuestro ser. Nuestra consciencia llega a un tope, a un máximo grado que puede ser mayor o menor de esa consciencia total y luego por culpa del tiempo y las enfermedades que nos llevan hasta la muerte vamos perdiendo capacidades, nuestro cerebro pierde contacto poco a poco con la consciencia, hasta que nuestro grado de consciencia desaparece totalmente de este mundo con la muerte, volviendo a incorporarse a ese ser o consciencia total que sigue ligado al resto de seres vivientes.


Todo esto siempre ha sido teoría filosófica o metafísica pero con estudios como los llevados a cabo con personas como los articulistas demuestran que también es científico.

El caso es que como toda teoría que se precie debe ser demostrada para ser autentica ciencia. Tenemos la vía de experimentos y la observación como los descritos que ven ciertos sistemas cerebrales, estudios subatómicos, etc. Pero creo que sería más sencillo encontrar pruebas de esta especie de consciencia, des estas vibraciones cuánticas neuronales experimentando no con el físico de las personas sino con su consciencia es decir con sus ideas, sus pensamientos y conocimientos. Mas concretamente me centraría en un fenómeno como la telepatía.

Todo surgió en una conversación filosófica con un buen amigo de la infancia, que parecía muy normal, que hace algunos años se sincero conmigo. Dice que aveces tiene contactos telepáticos de un modo que no controla y el lo explica exactamente como dicen ustedes, "capto vibraciones u hondas de los cerebros de la gente" me dijo. Por supuesto no lo creí y lo tome por loco o borracho. Me explico que había tenido alguna experiencia desde pequeño pero que todo exploto una vez consumiendo mariguana. Explica que le ocurrió con un grupo de amigos y que la gente se asusto no sólo por las cosas raras que decía sino sobretodo porque acertaba en sus pensamientos. Eran como ecos decía pero al mismo tiempo notaba que llegaban en modo de honda cerebral...me dijo: "Desde entonces puedo entender perfectamente aquella frase o pregunta de:¿estas en mi honda o no ?"
El grupo de amigos al dia siguiente lo tomó todo como una casualidad, le restaron importancia porque todo pareció volver a la normalidad aunque sin duda les marco. Según dice tuvo otras experiencias pero le costaba diferenciar lo que llegaba de esas hondas y lo que no, así que dejo las drogas porque parecía que se estaba volviendo loco, tampoco sabia si la gente también le oía a el no.
Visitó médicos; psicólogos y psiquiatras y descartaron enfermedades como esquizofrenia o similares. El caso es que dice que aun hoy aveces tiene algunos episodios sin llegar a ser tan fuertes como los que tenia cuando tomaba drogas, pero dentro de la locuazidad que le ofrece estar sereno lo puede controlar mejor y no se asusta como hacia antes cuando acertaba sino que se lo toma como un don que por desgracia no puede controlar. Sera que esta persona puede entrar o tomar contacto con las vibraciones de los cerebros ajenos? No lo se. Ni siquiera el mismo lo sabe al 100% pues dice que aveces puede confundirse.

El por supuesto esconde estas cosas, de hecho según me dijo aparte de sus padres soy la única persona que lo sabe, y por supuesto me dijo que negaría ante cualquier persona haber tenido esa conversación conmigo. Lo lleva lo mejor que puede y poco más. En la vida no le ha ido mal tiene pareja estable, es una buena persona, inteligente, sensible y muy buen amigo.

El caso es que más allá de que podamos creerlo o no, de que podamos pensar que esta chiflado o que miente, creo que si se demostrara que existen personas con este tipo de conexiones telepáticas podríamos avanzar mucho en el estudio de esta ultima frontera que es la física cuántica.

Espero no haberos aburrido mucho ni que penséis que soy una especie de gurú vende motos, pues ni mucho menos. Sólo soy una persona que como muchos otros se pregunta por el funcionamiento de la naturaleza y de la mente, desde un punto diferente al estrictamente científico.

Un saludo.

20.Publicado por Jose el 03/06/2016 23:46
¿Que es un individuo? Un cuerpo con su cerebro incluido y una personalidad mental que te da el sentido de individuo, a esa personalidad le llaman consciencia individual.
Surge en el cerebro y desaparece y a ese juego le denominan consciente e inconsciente.
La parte inconsciente es la gran desconocida, el misterioso "Inconsciente Colecrivo".
No hay sentido de individualidad o mente en el inconsciente colectivo, solo consciencia no dual.
Hay que entrar en ese misterioso inconscient colectivo de manera consciente y conoceras la realidad de tu naturaleza, lo malo es que la mente te lo va a impedir, ella desconoce ese estado porque ahi no tiene existencia y solo imagina y proyecta millones de teorias.
Del conocedor proviene el conocimiento,del pensador el pensamiento.
Hay que eliminar al pensador para experimentar al conocedor.
Ahora una pequeña poesía:
¡Ay mente!
Creas lo multiple e intermitente.
Me haces remar en contra de la eterna corriente.
Eres mi depredador impermanente.

El harpa divina toca la eterna melodía.
Un carcelero mental me ha cambiado la sintonía.
¡Ay! doy por real lo que es mera fantasía.

Profundicemos en la mente hasta su fuente y dejemos de perder el tiempo igual que polluelos en el nidito cerebral, comodos y engordando con la comida que traen los papis, usemos las alas que ya estan robustas y tiremonos a volar, arriesguemos.

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >