Recomendar este blog Notificar al moderador



Blog de Tendencias21 para explicar el universo elegante en el que vivimos



Polvo de estrellas somos


Eduardo Costas/Victoria López Rodas


20/09/2016



Somos “polvo de estrellas”. Los elementos químicos de los que estamos formados se originaron en reacciones nucleares de antiguas estrellas masivas. Incluso las proporciones relativas de los distintos elementos de los que estamos constituidos no difieren demasiado de la composición de esas estrellas extintas.
 
Compuestos de polvo de estrellas, nos sabemos condenados a una vida efímera, siempre de paso por un mundo cuya complejidad supera nuestra limitada capacidad de entender. A lo largo de nuestra historia hemos perseguido certezas intangibles a través de mitos y religiones que aportaran explicaciones trascendentes a nuestras vidas. Pero siempre nos quedó el desasosiego de que el mito no sea cierto.
 
Hoy día el desarrollo de la ciencia empieza a aportar explicaciones fascinantes que nos permiten transformar un misterioso mundo ininteligible en un universo elegante. Y aunque la ciencia no puede darnos explicaciones “transcendentes” al menos nos brinda el placer de pensar y de entender quiénes somos.


Nuevo comentario:


Editado por
Eduardo Costas/Victoria López Rodas
Eduardo Martínez de la Fe
Eduardo Costas y Victoria López Rodas son Catedráticos de Genética en la Universidad Complutense de Madrid, donde llevan casi 30 años investigando juntos en genética evolutiva y biotecnología. Han publicado mas de 200 artículos científicos, diversos libros, y dirigido mas de 100 proyectos de investigación básica y aplicada, transfiriendo tecnología a diversas empresas (Iberdrola, Acciona…), desarrollando patentes, aplicaciones industriales y promoviendo empresas de base tecnológica. Han dirigido 25 tesis doctorales –varios de sus discípulos hoy son profesores en universidades Norteamericanas-. Convencidos de que la ciencia y la educación son claves para mejorar la vida cotidiana, intentan hacer una divulgación científica divertida.