Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

La era digital


Más allá del producto o el servicio, el factor humano recupera su protagonismo en la relación entre empresa y cliente. Los "empleados de cara al cliente" deberán emplearse a fondo para atraer, satisfacer, mantener y fidelizar a sus clientes. Oír al cliente no es suficiente. Qué se hace con esa información es lo que cuenta. La interacción, la solución a los problemas planteados, la conversación en un todo real, sincero, honesto, auténtico es clave para establecer un vínculo sólido en esta época en la que la infidelidad a muchas marcas y productos genera preocupación en las empresas.


Los empleados ya no son embajadores de marca. Son la marca.
Debemos tener en cuenta que una marca se queda instalada en nuestra memoria para siempre cuando es capaz de hacernos vivir una situación sensorial verdaderamente gratificante. Es algo que va más allá de la satisfacción que nos produce realizar una compra o disfrutar de un servicio. Cuando el cliente queda feliz se convierte en prescriptor, en el mejor canal publicitario que cualquier marca desea.

La gente recuerda un tercio de lo que lee, la mitad de lo que escucha y el 100% de lo que siente.

Se estima que mas de un 65% de las recomendaciones sobre una marca provienen de los propios consumidores. Las decisiones de compra de los consumidores están mucho más influenciadas por las recomendaciones y consejos de otros usuarios que por cualquier campaña de publicidad o acción de marketing. El poder de la gente es cada vez más relevante. Manda el boca a boca.

El 80% de las compras que realizamos depende de nuestras emociones y no de patrones que apelen a la razón. Por ello, el objetivo del Branding-marketing de toda empresa debe apuntar no sólo a la mente, sino al corazón del consumidor. De ahí la necesidad de una diferenciación emocional o de significado. En definitiva, o eres diferente, o eres barato.

El servicio vende, las relaciones fidelizan. La solidez de una marca se basa en añadir beneficios emocionales para distinguirla de otra. La gente no quiere comprar productos, quiere consumir experiencias.

No tiene sentido intentar construir una marca de éxito, si los trabajadores no se identifican con la misma. Los empleados ya no son embajadores de marca. Son la marca.
Andy Stalman

Miércoles, 10 de Septiembre 2014


La era digital


Vivimos en una aldea cada vez más interconectada. Atravesamos un espacio temporal de la historia de la humanidad que pide a gritos emociones. El deporte resume esa necesidad tan humana de compartir y de sentir. El deporte es sin duda un catalizador para este planeta con forma de pelota y alma de internet. Este 2014 será recordado como un año extraordinario en cuanto al desarrollo del deporte, de las marcas y de las redes sociales como fenómeno global. El deporte conmueve, sorprende, conecta y emociona, todo lo que a la mayoría de marcas le gustaría lograr.


Marcas despertando pasiones y conectando emociones.
Poco a poco las marcas asumen que conectar con las emociones correctas de las personas es una formula ganadora. A fin de cuentas no es lo mismo conocer una marca que sentir una marca.

En gran medida, esto se debe a la relación que los equipos tienen con sus fans. El amor por nuestro equipo o nuestra selección transciende el trabajo, la familia y hasta el estatus social. Sus logros se convierten en nuestros y nos identificamos plenamente con sus valores (sea que este equipo lo hayamos hecho nuestro por herencia familiar o afiliación con la ciudad natal). Nos dejamos la piel en cada partido. La gloria que alcanza nuestro equipo la hacemos nuestra, nos ponemos la camiseta después de una victoria y cuando describimos sus hazañas las contamos como propias. Sentimos que nuestra imagen pública mejora mediante la conexión con los aspectos positivos de nuestro equipo.

En el mundo del deporte, pocas cosas generan mas emoción que poder compartir en tiempo real y a nivel global las historias, las emociones. Las redes sociales se afianzaron como el lugar donde sucede la conversación, y Facebook y Twitter re-confirmaron su posición de referentes en el ámbito social, digital y móvil.

Las historias importan tanto en la vida como en el marketing. La razón es simple, las grandes historias hacen que la gente sienta algo, y esas emociones crean poderosas conexiones entre las audiencias, los personajes dentro de las historias y los que las cuentan. Las historias son un puente a la emoción.

Las historias son el catalizador perfecto para construir fidelización a la marca y valor de marca. Cuando se desarrolla una conexión emocional entre los consumidores y una marca, el poder de esa marca crece exponencialmente.

En la actualidad, cada equipo de deportes necesita una estrategia de marca multifacética para mantener a los seguidores leales. Para conseguir el estatus de celebrity, la marca tiene que re-definirse, conectar con mejor, honesta y auténticamente con sus seguidores y maximizar sus atributos. Tradicionalmente, los equipos firmaban deportistas estrellas y esto ya les otorgaba directamente popularidad. Ahora estas marcas, también deben ampliar su gama e incluir: las instalaciones, los alimentos, lo digital, los lugares, los acontecimientos y las personas, como por ejemplo: su presidente o entrenador.
Andy Stalman

Martes, 9 de Septiembre 2014


Bitácora


El cuatro de marzo de 2014, Brandoffon, salía al mercado. Este 4 de Septiembre de 2014 cumple sus primeros seis meses de vida. La mayor recompensa: la generosidad de las personas, como vos.


El que busca lo que desea corre el riesgo de encontrarlo.
En Marzo pasado se realizó el lanzamiento mundial de Brandoffon, el libro del Branding del Futuro, en el Aula Magna del IE Business School con la presencia del Vice Decano del IE Francisco Navarro y Roger Domingo, Director Editorial de Gestión 2000. Roger afirmó que Brandoffon marcará un antes y un después de la literatura sobre marketing y Branding. Dejará huella de una época tal y como lo hizo el "Manifiesto Cluetrain".

Desde entonces hasta hoy han pasado muchas cosas. Muchísimas.

Recordaba que publicar un libro es lo cuarto más importante de la vida del libro. Lo tercero es que la gente lo compre. Lo segundo es que la gente lo lea. Lo primero es que a la gente le sirva. Si se da todo esto lo siguiente en importancia es que si lo compraron, lo leyeron y les sirvió, que lo recomienden, y lo compartan.

Andy Stalman

Jueves, 4 de Septiembre 2014


La era digital


"Las grandes empresas que no ponen atención a cambiar se lastimaran. La web será una zona de un cambio significativo y los que no prestan atención saldrán heridos, mientras que los que lo ven lo suficientemente temprano serán recompensados." Steve Jobs


Una marca en el universo.
Hablar de gestión de marca en tiempo de crisis es hablar de una apuesta por la visibilidad, de adoptar una actitud valiente, de ser capaz no sólo de predecir el futuro, sino de crearlo. Así lo sigue haciendo una de las marcas más representativas de nuestros tiempos, y a la vista están los resultados. Me refiero al gran gigante Apple que sigue conquistando todos los mercados, sin distinción de culturas, edades, idiomas… Un auténtico fenómeno del que quizá se pueden extraer algunas pistas sobre cómo se debe trabajar la identidad en un entorno tan convulso como el que vivimos.

Ante los cambios de contexto, cambios que se serán más profundos y más veloces en el futuro, las amenazas también serán cada vez más frecuentes, así como las oportunidades. Jobs, un adelantado, un visionario, el que veía e imaginaba lo que nadie más, afirmaba: "La innovación no tiene nada que ver con la cantidad de dólares de I + D que tienes. Cuando Apple apareció con el Mac, IBM gastaba al menos 100 veces más en I + D. No se trata de dinero. Se trata de la gente que tienes, cómo son guiados, y lo mucho que consigues."

Cada uno de los empleados de Apple, desde Tim Cook a los becarios, ven en la protección y el cuidado de la marca la prioridad más importante. Un interesante ejemplo que se puede resumir en siete palabras: diseño, comunicación, emoción, experiencia, innovación, diferenciación y, sobre todo, valentía, para definir el futuro de una marca y no esperar a que sean los demás quiénes lo hagan.

Porque, aunque la historia de esta compañía no es reciente, sí que está claro que ha sabido convertir la crisis en lo que todos tenemos en mente: una oportunidad. A mediados de 2007 lanzaba su iPhone y en 2010 el iPad. A contracorriente de la coyuntura económica general, su negocio no ha hecho más que crecer. Desde entonces hasta hoy, los números le dan la razón: Más de 500 millones de iPhones vendidos; como si cada ciudadano de la Unión Europea tuviera al menos uno. Más de 200 millones de iPads, o lo que equivale a llenar el Estadio Santiago Bernabéu de gente 2.340 veces y más de 100 millones de iPod touches, que vienen a representar 117.233 Airbus 380 llenos de personas. Vendidos, también, más de 800 millones de dispositivos iOS, dos veces la población de toda América del Sur.

Así, Apple ha alcanzado el sueño de cualquier compañía: poseer una marca admirada, valiosa, reconocible y, sobre todo, inimitable. Una combinación perfecta que se convierte en uno de sus mejores aliados, incluso para la cuenta de resultados. Según un análisis de Millward Brown, filial de la agencia publicitaria WPP, desde el año 2006 Apple ha aumentado su valor de marca en más de un 800%, hasta superar los 150.000 millones de dólares de valor. Sin olvidar que esta empresa, en la que el diseño es el eje vertebrador de su estrategia, hoy en día supera una valoración bursátil de 600.000 millones de dólares.

Los números hablan muchas veces por sí solos. Más de 75.000.000.000 millones de Apps descargadas. Más de 300 millones de personas visitan el App Store cada semana. Ya hay más de 1.2 millones de Apps en el App Store.

Además, en torno a la imagen de Apple se ha creado una especie de culto, casi religioso, que más que clientes, genera adeptos y preceptores. Éste es uno de los retos de cualquier organización, porque sólo de esa forma se logra otro aspecto relevante en la gestión de la marca: ser capaces de crear una necesidad de compra e incluso expectación ante propuestas que ni siquiera están en el mercado. Pero Apple también cuenta con otra baza que en tiempo de crisis es fundamental. Junto con la experiencia de consumo, proporciona una auténtica experiencia de compra, independientemente del canal de venta, ya sea en las tiendas físicas o en el medio online.
Andy Stalman

Jueves, 28 de Agosto 2014


La era digital


El marketing de contenidos no es nada nuevo, pero las marcas y las personas se están dando cuenta de que es cada vez más una gran manera de atraer y mantener la atención de sus clientes.


Las marcas se han transformado en el contenido.
Vivimos tiempos apasionantes. Tiempos de desafíos para todos aquellas personas y marcas que buscan hacerse un lugar en el mercado. Las marcas ven a su alrededor y se preguntan como cambio tanto todo en tan poco tiempo. Esta época impone un ritmo frenético, de conectividad casi total en gran parte del planeta. Es una era donde el cliente ya no sólo es audiencia, sino también generador de contenidos, de noticias, de mensajes. Vivimos un momento en el que los medios de comunicación social han democratizado la influencia (tanto de personas, como de empresas, como de marcas), cambiando para siempre la manera de comunicarse entre las marcas y sus clientes-audiencias, y esto está re-dibujando todo aquello que creíamos conocer hasta ahora.

Los medios ya no tienen el monopolio de la comunicación. Los medios de comunicación habían sido los amos de la conversación. Ellos filtraban la información y construían, cada día, la imagen del mundo según sus intereses, conveniencias, ideales, valores o principios. Internet ha provocado un cambio sin precedentes en la historia de la humanidad en la relación marca-audiencia, audiencia-audiencia, audiencia-marca. Internet ha traído de nuevo la oralidad. En los últimos 30.000 años todo ha cambiado para que no cambie nada: “La fuerza más poderosa, por encima de cualquier medio masivo, sigue siendo la fuerza de la voz humana”, como afirma el autor del libro El Consumidor es el Medio, Fernando Anzures.

Medios como la Televisión y la radio recuperan en el siglo XX la oralidad como forma de expresión. La radio, como extensión del oído, y la TV, como extensión de la vista y el oído. Las nuevas tecnologías, especialmente los móviles e Internet, introdujeron en los últimos años una propagacion mayor del fenómeno. Contribuyen y amplifican el contacto oral inmediato que fue parte de la sociedad tribal de antaño.

Crear contenido es un arte. Un arte al alcance de todos, pero no para todos. Ya que hablar es una cosa y comunicar, otra. Twitter nos ayuda a ser concisos. Toda era aporta un nuevo aspecto a nuestra forma de comunicar: las personas y las marcas son ahora generadoras de contenido. Se han transformado en el contenido.

El contenido puede operar bajo varios nombres: branded content, corporate media, corporate publishing, corporate journalism, custom publishing, custom media, branded media, customer publishing, private media. Sin embargo, todo se reduce a lo mismo: la creación de contenido atractivo que atrae, engancha, conecta y sobretodo construye una relación con un público que puede hacer una compra tarde o temprano.

Andy Stalman

Miércoles, 27 de Agosto 2014


La era digital


Diez asuntos de relevancia en esta Era Digital. Un párrafo por asunto. Para gente rica en información y pobre en tiempo, una lectura rápida y profunda (aunque suene a oxímoron).


Antes eras lo que tenias, ahora eres lo que compartes.
Internet.

El siglo XXI se caracteriza por el avance y expansión de la digitalización de prácticamente todo. Dentro de ello, los cambios más palpables están relacionados con el control de la información, las innovaciones tecnológicas, cambios profundos en la geopolítica, nuevos medios de comunicación que han promovido un cambio en la forma de relacionarse con uno mismo, con los demás, con el mundo. Pero, sobretodo, el impacto no es solo económico o financiero sino cultural. Aparecen nuevos territorios a conquistar, como el espacio exterior y el cerebro humano. Internet, que apenas acaba de cumplir 25 años, juega un rol central, pero no exclusivo en esta nueva Era Digital.

Deshumanizados, empoderados.

Una de las críticas más agudas al uso de las redes sociales es que, cada vez más, acerca a la gente que está lejos, y en simultáneo aleja a la gente que tienes cerca. En simultáneo Internet ha equiparado las posibilidades y oportunidades de todos aquellos que tengan accesa a la red de redes. Ya lo decía Francis Cabrel, “todos somos parecidos más o menos desnudos bajo el sol”. Al mismo tiempo cada día se potencia la idea de sociedad global, de búsqueda de una identidad común, de una cultura universal, de una pertenencia a nuevos grupos, y tribus modernas. Claramente existe una confusión generalizada. La tecnología no es la responsable de las acciones de las personas, tal vez, las pone de manifiesto.

En breve estará todo automatizado, menos una cosa: las emociones humanas.

Online y offline.

Son cambios de paradigma profundos e interesantes que apelan más a la comprensión antropológica que tecnológica del fenómeno. Considero que la parte de la humanidad, la que tiene acceso a Internet, unos 3 mil millones de personas, comienzan a estar "atrapados". En este tubo gigante que es Internet y que una vez dentro ya no se puede salir. Si en el mundo offline existen y son palpables el odio, los celos, la envidia y el resentimiento, como podrían estar ausentes en el online. Al mismo tiempo, la solidaridad, la generosidad, el conocimiento, están presentes. Este cambio tan intenso se debe sencillamente a que los instrumentos de comunicación han cambiado, y mucho. Cada uno, como individuo, ¿qué espera?, ¿qué desea?, ¿qué construye?, ¿a que aspira?, o ¿cómo se revela ante esta dinámica global?

Coincido con la visión del Papa Francisco sobre la postura y la actitud hacia los jóvenes. El Papa les dice: "Sean protagonistas, jueguen para adelante, pateen adelante...". En Brandoffon pregunto: ¿Quieres ser protagonista o espectador?, pero no sólo a los jóvenes, sino a todos aquellos que estamos en el epicentro de esta nueva re-evolución.

Tamaño.

Las marcas de esta época deberían estar encantadas con esta situación. Las empresas pequeñas y medianas porque tienen más herramientas y más vías de llegar a más gente y de llevar su mensaje a la aldea global. Las grandes empresas, como los grandes bancos, las aseguradoras, las automotrices, las empresas de telefonía, las de televisión, las empresas de alimentación, todas son más grandes y poderosas que hace una década. Cada vez aglutinan y concentran más poder. ¿Es acaso el tamaño relevante? ¿Es ese poder de no poder caer los que hace de las grandes imprescindibles? En algunos casos, aquellas empresas como Apple y Google que coinciden en ser las dos empresas mas valiosas del mundo y cuyas marcas son las más valiosas del mundo no se adaptan a la nueva Era, la crean.

Apple cuenta con más dinero en efectivo que otros gigantes como Google, Microsoft, Verizon o Coca-Cola y más que otros 40 países, como Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Turquía o España; mientras que Google, por ejemplo, tiene más reservas de efectivo que Canada, Suecia o Colombia.

¿Dónde invertir? En construcción, cuidado y desarrollo de marca. Comprendiendo que es el activo más importante de la organización.

Marketing.

El Branding es lo que eres y el marketing es lo que haces. Considero que ya es tiempo de instaurar en las organizaciones el Brandketing que es la suma y la integración a todo nivel del alma y de la voz de tu empresa, producto o servicio. Siendo el Branding más estratégico y el Marketing mas táctico, nada mejor que dicha integración. El marketing sin duda contribuye al Branding pero este ultimo es mucho más relevante que cualquier acción de marketing. La publicidad habla de la marca, cuenta, comunica la historia y las historias de ella.

Uno de los graves problemas de las empresas es que confunden los significados y buscan el marketing y la publicidad sin tener claro que marca son, o que marca desean ser.
Sin Branding no pueden existir marcas exitosas. La cuestión es que el buen Branding puede ser tan memorable como el mal Branding. Las marcas tiene que decidir como quieren ser recordadas.


Andy Stalman

Martes, 19 de Agosto 2014


Bitácora


“¿Por qué el elefante le tiene miedo al ratón?” pregunta Max, de 6 años.


Elefantes y ratones en la Era Digital.
Los elefantes son actualmente los animales terrestres más grandes que existen. En términos metafóricos, podríamos denominar así, a las grandes multinacionales. En los próximos años, seremos testigos de la mayor concentración de poder empresarial y económico a nivel global de la historia.

El temor de los paquidermos a los ratones es un tema bastante complicado, por un lado, muchos afirman que es sólo un mito, mientras que otros piensan que es una realidad.

Algunos zoólogos sugieren que los paquidermos huyen ante la presencia de roedores, no por miedo, sino por instinto: la vista de los elefantes no logra enfocar bien los objetos que se encuentran a corta distancia, por lo cual le causan temor y un estado de nerviosismo. Cuando esto sucede, levantan la trompa y comienzan a pisotear el suelo, para que el intruso huya.

En la Era Digital varias startups, muchas de la economía colaborativa, están valoradas en miles de millones de dólares. Los inversionistas cada vez tienen más dinero, y las buenas ideas tienen una posibilidad de ser fondeadas para ser tangibles como nunca antes. Los clientes, además, las eligen porque ayudan a mejorar una parte de sus vidas.

Es evidente que el tamaño que importará cada vez más, es el de la actitud, la visión, la valentía y el talento. Una forma de comprender que esta nueva era, necesita de nuevas ideas, nuevos conceptos y nuevos tamaños. Integrando clientes, empleados, accionistas en una visión conjunta y de beneficio para todos.

“¿Qué viene primero, los empleados, los clientes o los accionistas?” Se pregunta y se responde Herb Kelleher de Soutwest airlines, uno de los ratones más rentables del sector aerocomercial: “Nosotros nunca hemos creído que fuese un acertijo. Si se trata bien a los empleados, ellos trataran bien a los clientes. Si se trata bien a los clientes, éstos volverán, y los accionistas estarán satisfechos.”

Muchos grandes prefieren ignorar a los nuevos pequeños, pero resulta que la velocidad con que crecen los pequeños, es cada día más y más rápida: en la actualidad Airbnb puede tener una valoración de mercado superior a la cadena Hyatt. Target que en 1992 era una compañía regional minorista que facturaba 3 mil millones es hoy un gigante que supera los 70.000 millones de facturación. Google, en menos de 16 años, alcanzo el puesto de segunda empresa mas valiosa por capitalización bursátil del mundo. A comienzos de 1998, las acciones de Microsoft valían 10 veces más que las de Apple. En 2014 Apple sigue siendo la mayor empresa del mundo por cotización bursátil. Google, Target, Apple, son algunos ejemplos de ratones transformados en elefantes, sin dejar de ser ratones.
Andy Stalman

Jueves, 14 de Agosto 2014


La era digital


No todos los ojos cerrados duermen, ni todos los ojos abiertos ven. Duerman menos. Sueñen más.


Volver a ver.
El elefante, de Eduardo Galeano.

Cuando era niño, mi abuela me contó la fábula de los ciegos y el elefante.

Estaban los tres ciegos ante el elefante.

Uno de ellos le palpo el rabo y dijo:
- Es una cuerda.

Otro ciego acarició una pata del elefante y opinó:
- Es una columna.

Y el tercer ciego apoyó la mano en el cuerpo y adivinó:
- Es una pared.

Así estamos: ciegos de nosotros, ciegos del mundo.

Desde que nacemos, nos entrenan para no ver más que pedacitos.

La cultura dominante, cultura del desvínculo, rompe la historia pasada como rompe la realidad presente; y prohíbe armar el rompecabezas.
Andy Stalman

Martes, 5 de Agosto 2014


La era digital


Hay una conciencia que está despertando. Existe un movimiento silencioso que apuesta por un mundo mejor. El egoísmo empieza a dar espacio a la solidaridad. La generosidad aplasta a la codicia desmedida. La positividad crece para dar ánimo e ilusión. Los desalmados de siempre se baten en retirada. La fuerza de la suma de los individuos crece como una bola de fuego.


Día Internacional del Abrazo
En la película “El origen” (Inception en V.O.), el personaje de DiCaprio se preguntaba: “¿cuál es el parásito más resistente? ¿Una bacteria, un virus? No. Una idea resistente, muy contagiosa. Una vez que una idea se ha apoderado del cerebro es casi imposible erradicarla. Una idea se queda ahí aferrada”.

Hace algunos meses, la idea de cómo 8 abrazos pueden hacer del mundo un lugar mejor se aferró en mi cerebro y conquistó mi emoción.

Los abrazos nos alejan del miedo. Ese miedo antropológico a lo desconocido, que nos viste de inseguridad, desaparece. Porque los abrazos nos colman de energía. Nos conectan con nuestra esencia. Alejan el egoísmo y hacen de dos personas, una.

Los seres humanos creemos en lo tangible. Deseamos tocar aquello que no podemos ver. Por eso, el abrazo es la materialización de una actitud, de un sentir, de una necesidad tan intrínseca como el comer o el respirar.

Los abrazos son la mejor arma de emoción masiva.

Algo en la persona se transforma. Hay un momento, más allá del sexto segundo del abrazo, en que se produce un impacto químico en el cerebro.

No busques una explicación, es que estás sumergido en una emoción.

Cuando aparecen los abrazos, un silencio ensordecedor se apodera del ambiente. Una ola de miedo que no encuentra eco pulula sin destino preciso. Y es ahí, en ese instante, que el destino de la Humanidad cambia y se reorienta.

Como portavoz de mucha gente, de diferentes países, propongo que se establezca el Día Internacional del Abrazo, para rendir un homenaje a una de las fuerzas más poderosas del Universo. El día sería el 8/8, a las 8 am y a las 8 pm Una fecha clave para que la metáfora se materialice.

Andy Stalman

Lunes, 4 de Agosto 2014


La era digital


"Time is what we want most, but what we use worst." William Penn


Time will never be the same for brands
Let’s imagine for a moment that you are reading this post on paper. You’re not in a hurry. You don’t have to do 30 things efficiently and all at once. Let’s suppose for a moment that nothing is what it seems, and that all we believe in is not what it is or what it is actually happening. For two minutes (or 120 seconds), take a break and focus on the words, the messages and the silence, open your mind.

Right there you start to find these ideas, some old, some new; some of them are so new that you can’t even define them. All this, read in less than a minute and a half, will help you to connect with some essential messages of this new age. An age that is neither old nor new, maybe it doesn’t even exist. We can’t even define it, but it’s right here.

In this new age we find 4 types of organizations: the one that changes, the one that doesn’t change, the one that can’t change and the one that doesn’t want to change.

In these new times brands must work so that their presence is known and their absences are noticed.

It’s a new scenario where the world has changed so much that people don’t need more data, but a new mentality.

A new territory where the quasi-significance of the number of followers will not be important anymore, and where we will concentrate on the conversion and the tangibility of the investment made in the digital media.

A new cycle that shows that comfort zones are any brand’s worst place to be. It was only 7 years ago that the European Brand Institute presented in Vienna the first ranking of the most valuable European brands, naming Nokia as the most valuable brand in Europe. That was “only” 7 years ago.
Andy Stalman

Jueves, 31 de Julio 2014


1 2 3 4 5 » ... 11

Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor del Executive MBA del Instituto de Empresa (IE). Premio a la Excelencia Académica 2011 del Instituto de Empresa (Executive Education). Profesor del Executive Master en Fashion Retail Management de la Universidad de Barcelona, Profesor de la Universidad de Alicante del Profesorado Experto Universitario en Dirección y Gestión de Redes Sociales en la empresa. Por otro lado, es Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Consejo de Superbrands y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile