Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

Bitácora


"Para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible” nos decía Hermann Hesse


La educación, la última frontera.
Estamos viviendo una era de progresos inimaginable. Pero hay días en que los anacronismos propios de una Era de tanto progreso nos golpean en la cara. Uno de los ámbitos de mayor relevancia en esta época es, indudablemente, la educación. Y vemos, con preocupación, que la educación está siendo condicionada en muchos países, que se oponen al progreso. Todos somos conscientes que para que una sociedad cambie, el cambio debe empezar en la educación.

La educación ha sido y sigue siendo una herramienta para el control y también para el progreso, para la dominación y para la libertad, para estancarse o avanzar. Depende del uso que se haga de ella, la educación es un pilar esencial para el desarrollo en esta nueva Era. Resulta, en algún punto, inconcebible, que en plena Era Digital, en la que la humanidad tiene misiones en Marte, aterriza naves en un cometa en movimiento, los coches empiezan a conducirse solos y cientos de prodigios tecnológicos más, que la buena educación no sea un patrimonio esencial.

No muchos lo mencionan, pero la educación seguirá siendo el tesoro de una sociedad. Y una amenaza para los tiranos, los extremistas, los fundamentalistas, los populistas, los que quieren el poder solo para sí.

Porque educar es mucho más que ir al colegio. La meta principal de la educación, afirmaba Jean Piaget, "es crear hombres que sean capaces de hacer cosas nuevas no simplemente de repetir lo que otras generaciones han hecho; hombres que sean creativos, inventores y descubridores. Y esto genera progreso y evolución."

La segunda meta de la educación, seguía Piaget, "es la de formar mentes que sean críticas, que puedan verificar y no aceptar todo lo que se les ofrece. Y esto es un estorbo para los que quieren un pueblo inculto y fácilmente manipulable."

Todo hombre de genio, remarcaba José Ingenieros, "es la personificación suprema de un ideal. Contra la mediocridad, que asedia a los espíritus originales, conviene fomentar su culto; robustece las alas nacientes.” Y nada mejor que hacerlo con nuestros niños y jóvenes desde el principio de sus caminos. En los inicios de su vida, donde comienza a forjarse el carácter."


La educación, la última frontera.
Uno de los derechos fundamentales de la sociedad no está siendo respetado en muchos países. En 70 países los colegios han sido objetivos y el uso militar de éstos se ha documentado en 26 conflictos armados. Desde los más de tres millones de niños sirios que no tienen acceso a la educación tras más de cuatro años de conflicto, el atentado contra Malala, al asesinato de 132 niños en Peshawar; o el ataque a la universidad keniana de Garissa con 147 muertos, son sólo algunos de los desgarradores ejemplos que demuestran la urgencia de dar prioridad a este asunto.

También, en países más desarrollados, los problemas existen. El bullying empieza a ser un tema cada vez más grave, con lamentables ejemplos recientes en varias ciudades de España, sumados a la desmotivación, la falta de preparación de muchos educadores para enfrentarse a los nativos digitales.

Son distintas velocidades y diferentes niveles de gravedad para una sociedad global que avanza a diferentes marchas, en algunos casos, más forzadas que otras.

Es en este contexto que más de 28 millones de niños ven negado su derecho a la educación por culpa de las guerras. Gordon Brown repetía ante la sede de la ONU que "es hora de acabar con las brechas vergonzosas del derecho internacional que violan los derechos de millones de niños con un llamamiento para detener la militarización de las escuelas, acabar con el creciente secuestro de alumnos como armas de guerra e insistir -incluso en zonas de conflicto- en que las "escuelas seguras", con los recursos adecuados, permitan a los niños disfrutar de su educación en paz".

Las guerras transforman a los niños en hombres. Este sacrificio no vale la pena. Y no sólo los niños sufren esta realidad. Dos tercios de los 781 millones de analfabetos en el mundo son mujeres. El papel esencial de la mujer para el progreso se ve frenado ante esta desventaja tremenda. "Alfabetizarlas es clave para devolverles esperanzas y oportunidades. La alfabetización permite reducir la pobreza, encontrar empleo, tener un mejor sueldo. Es uno de los medios más eficaces de mejorar la salud de las madres y los niños, entender las recetas de los médicos y acceder a la atención sanitaria. Una simple verdad: la alfabetización cambia la vida” .

El porcentaje global de mujeres y niñas sin alfabetizar no ha mejorado desde 1990, según la UNESCO. Justamente la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, resalta la importancia de la educación de las mujeres y las niñas para avanzar hacia un desarrollo sostenible.

La educación debe recobrar un rol central y estratégico para el desarrollo, en el más amplio sentido de la palabra. Apoyar las iniciativas que apoyen el acceso a la educación a nivel global, regional, nacional y barrial debería ser un compromiso de todos. No es tarea sencilla, pero millones de niños, mujeres y hombres lo agradecerán.


La educación, la última frontera.
Al Pacino hizo referencia a la importancia de esto último como un rasgo determinante en su vida, “he tenido maestros a lo largo de mi vida que han sido mis mentores y me han ayudado. Pero todo mi cariño va a mi profesora de 8.º grado, una influencia tremenda para mí (…) Es importante que alguien crea en ti, especialmente cuando eres un chaval de la calle como era yo. Esa profesora se tomó el tiempo de venir a casa y hablar con mi abuela, subió seis pisos sin ascensor y se tomó una taza de té con ella. Así que ¿cómo no puedo estar agradecido a esa maestra? Ha habido mucha gente necesaria en mi vida, como esa maestra (…) No hay palabras para mostrar mi agradecimiento a todos ellos. Los profesores son la esperanza para todos, son la última frontera .”

La buena educación debería ser un derecho inalienable. Y al igual que se inician guerras por pedazos de tierra o en nombre de dioses, deberíamos plantearnos porque no defender con tantos recursos el derecho a ser educado. No sólo porque aporta prosperidad, avances, mejoras, y crecimiento, sino por el propio derecho a darle esa oportunidad a cada uno de los niños de esta Tierra. Entonces sí la evolución de todos como sociedad será algo real.

Indudablemente, para que la sociedad global, la de los progresos inimaginables, y de los anacronismos dolorosos cambie, el cambio debe empezar en la educación. Que todos los niños y jóvenes del mundo puedan tener acceso a una educación de calidad, suena a utopía, pero para que pueda surgir lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposible.

Andy Stalman

Lunes, 8 de Junio 2015



Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor y Premio a la Excelencia Académica del IE Business School. Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España y en el exterior como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad de Piura y el CESA, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Comité de Expertos de Creanavara y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.
Autor del best seller "Brandoffon, el Branding del futuro", que lleva más de 90 semanas consecutivas como uno de los libros más vendidos de Amazon. En 2016 publicará su nuevo libro "Humanoffon".
Este blog ha sido premiado como el Mejor Blog de Marketing de España en 2015 en la categoría ‘Premio anual Top Blogs Marketing’; y lleva ya más de un millón de visitas.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile