Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de Tendencias21 sobre el mundo del Branding en la Era Digital

La era digital


Es complejo luchar contra la realidad existente. Lo mejor es no intentar cambiar un sistema o un modelo. Para cambiar algo lo mejor es construir uno nuevo que haga que el anterior se vuelva obsoleto. Parafraseando a Richard Buckminster Fuller .


 Los pequeños cambios son el principio de las grandes revoluciones.
Lo que nació como una cosmovisión del mundo de las marcas, se va extendiendo de forma, natural, a las personas, al ser humano. Cada día de avances tecnológicos nos sentimos más exigidos a estar conectados todas las horas de cada día. Inexorablemente esto está generando consecuencias que se dejan sentir en multitud de órdenes de la existencia de cada persona. Algunas muy tangibles, otras aun en plena gestación. Hay voces que hablan de la desconexión como libertad. BrandOffOn ya no es un futuro presente para las marcas sino también para las personas.

Naturalmente, y como sucede en un cambio de era, el impacto no se puede medir aún. Solo pensar, sentir. Esta vida en la que la pausa se transforma en un bien casi inalcanzable, propio del sistema capitalista de este siglo, está generando escenarios que son inseparables de la construcción prefabricada del futuro.

En muchas personas esto genera un stress sin precedentes, en otras una alienación que roza la adicción, un día en que las pantallas son el escenario donde transcurre la vida. De allí la necesidad de asumir que para poder hacer lo que realmente nos importa como personas, como sociedad, necesitamos antes que nada, saber lo que realmente nos importa.

La realidad 24-7- 365 a la que nuestro cerebro empieza a ¿acostumbrarse? ¿adaptarse? está re-dibujando nuestro mundo contemporáneo. Un mundo caracterizado por la conectividad, la velocidad, la actividad, la acumulación, el caos, la incertidumbre, la producción, las compras, el voyeurismo, la comunicación, el juego, o cualquier otra cosa, incesantes. Un loop incesante, interminable, que engorda y se reproduce, no de uno en uno, sino en multiplicaciones elevadas a números desconocidos y que no entran en la pantalla de un calculadora.

Estar desconectado parece ser un lujo. Compartir tiempo de calidad con la familia o los amigos empieza a considerarse un verdadero lujo. ¿por dónde empezar a cambiar? Según Mark twain la respuesta no es compleja, el secreto para cambiar es empezar por algún lugar; "el secreto para empezar por algún lugar es fragmentar tus complejas y abrumadoras tareas de tal manera que queden convertidas en pequeñas tareas que puedas realizar y entonces simplemente comenzar por la primera."

 Los pequeños cambios son el principio de las grandes revoluciones.
En este nuevo territorio sólo estar sin cobertura o quedarse sin batería permite desconectar. Desconexión que trae consigo una sensación de agobio, de tensión y de miedo. A perderse algo, a perderse todo. En el colegio, la universidad, en el trabajo o en el tiempo libre, existe una imposibilidad cada vez mayor de hacer una pausa, de estar desconectado. La necesidad de estar conectado parece cubrir varias de las necesidades emocionales primarias. No estar conectado significa que la sociedad no te hará parte de la manada o del rebaño. ¿Nos conectamos por pura necesidad emocional, y fisiológica? No tenemos claro el nivel del impacto de estar siempre conectados, pero estamos.

Esta imposición no escrita que cada vez está más generalizada en la vida humana se define por un principio de funcionamiento y operación continuos que pierde de vista la importancia de las pausas, los intervalos de calma, aburrimiento, socialización, silencio, meditación, reflexión, o descanso. La gente elige el camino que le da la mayor recompensa por el menor esfuerzo, es una ley natural, y los que la desafíen serán los auténticos rebeldes.

La tecnología ya es parte de nuestro yo. La nueva condición de seres conectados, “homo conectadum”, es la de la exposición permanente. Por elección, por imposición, pero sin rebelarse, sin rebeliones.

Como parte de una silenciosa emergencia tecnológica-humana que no sabe que el camino vuelve a ser el eterno retorno a lo esencial. La visibilidad de cada persona crece de manera exponencial. Y observamos como ininterrumpidamente casi nada de lo íntimo puede permanecer oculto o en el ámbito privado.

La nueva forma de relación social concebible, manifiesta que prácticamente todos los motores básicos de la vida humana —la sed, el deseo sexual, el hambre, la necesidad de amistad, el sueño, el descanso, se generen, compartan y consuman en la red.

Creíamos que dormir era la única forma de desconectar. Y en nuestros sueños vivimos la alegría de un post que rebosa de visitas, la adrenalina de un tuit que no para de ser retuiteado, de esa foto que elige Instagram para compartirla. Soñamos que creamos apps, que re-diseñamos la red, que las pantallas son las ventanas al nuevo mundo, al mundo. La gran parte del tiempo que pasamos dormidos, nos sentimos liberados, por obligación, no por lección, de tener que satisfacer la proliferación de falsas necesidades humanas, como el retuit, el like, y tantos otros momentos digitales. Será que uno de los grandes desafíos humanos de esta era digital es promover el sueño y los sueños. No el dormir, sino el soñar. No solo como una interrupción, o asalto, a nuestro tiempo por parte de lo digital. Sino como una rebelión en contra de lo que hoy parece inexorable y es que el futuro se ve tecnológico y digital, pero poco, muy poco, humano.

Algunos se consideran a sí mismos víctimas de sus circunstancias, siempre permanecerán como tales a menos que desarrollen una mayor visión para sus vidas. A menos que empecemos a implementar un nuevo futuro. No será fácil y requerirá de valentía. Ya lo decía Séneca hace siglos, "no nos falta valor para emprender ciertas cosas porque son difíciles, sino que son difíciles porque nos falta valor para emprenderlas.”

Mi visión es que la construcción del futuro que experimentamos en la realidad estará determinado por un factor principal: la gente con las que escogemos relacionarnos. Si podemos rodearnos con gente genuinamente comprometida con el crecimiento en cada aspecto de nuestra sociedad, nuestro propio potencial humano para el crecimiento y la humanización del futuro serán verdaderamente ilimitados.

Al final lo que cada uno hace y decide hoy marcará la diferencia.

 Los pequeños cambios son el principio de las grandes revoluciones.

Andy Stalman

Jueves, 1 de Septiembre 2016



Editado por
Andy Stalman
Andy Stalman
Andy Stalman es Licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano y Licenciado en Periodismo por la Universidad Católica Argentina, ambas de Buenos Aires. Ha realizado estudios Avanzados de Comunicación en la Universidad de Saint Joseph, en Philadelphia, EE.UU y está especializado en Dirección de Marketing por la Universidad de Pompeu Fabra de Barcelona. Profesor y Premio a la Excelencia Académica del IE Business School. Doctor en la Universidad Piloto de Colombia de la Cátedra que lleva su nombre. Ha colaborado en España y en el exterior como profesor invitado en la Universidad Pompeu Fabra, la Universidad Antonio de Nebrija y la Universidad de Alcalá de Henares, la Universidad de Piura y el CESA, entre otras.
De 1994 a 1997, se desempeñó como Director de Marketing para Lacoste con sede en Buenos Aires. De 1998 a 2002 fue Director de Marketing de Aeropuertos Argentina 2000 encargado del desarrollo del marketing y comercial de los 35 mayores aeropuertos del país. En octubre de 2002 comienza a trabajar como socio y Managing Director de Cato Partners España, en Barcelona y en 2006 asume la responsabilidad de Cato Partners Europe, con sede en Madrid, liderando proyectos en más de 15 países.
Miembro del Comité de Expertos de Creanavara y de la Junta Directiva de la Asociación Española de Centros Comerciales (AECC). Ha escrito más de 150 artículos especializados en Branding, Comunicación, Diseño y Marketing para diferentes medios generalistas y especializados de varios países. Es conferenciante tanto en España y Europa como en Latinoamérica.
Autor del best seller "Brandoffon, el Branding del futuro", que lleva más de 90 semanas consecutivas como uno de los libros más vendidos de Amazon. En 2016 publicará su nuevo libro "Humanoffon".
Este blog ha sido premiado como el Mejor Blog de Marketing de España en 2015 en la categoría ‘Premio anual Top Blogs Marketing’; y lleva ya más de un millón de visitas.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile