Recomendar este blog Notificar al moderador

Notas

Hoy escribe Fernando Bermejo

En postales anteriores hemos analizado los argumentos ofrecidos por aquellos autores –actualmente, una mayoría– que sostienen que el original del TF era “neutral” hacia Jesús. Hemos concluido que ni uno solo de ellos se sostiene, y que en su conjunto carecen de fuerza. Sin embargo, con ello no se ha hecho otra cosa que comenzar a limpiar el terreno para el análisis del texto.

En efecto, a pesar de que en el pasaje de Josefo han intervenido manos cristianas, un análisis detenido proporciona información muy valiosa. Es en este análisis en el que emergen una serie de razones que permiten ya no simplemente poner en cuestión, sino desmontar positivamente la tesis mayoritaria. Dado que esos argumentos son expuestos detalladamente en dos artículos en prensa (v. infra), me limito aquí a enumerarlos de modo muy conciso.

Primero, el texto (no solo el conservado, sino incluso el reconstruido por los defensores de un texto “neutral”) conserva una serie de expresiones y frases que tienen significados o ecos negativos. Que haya media docena de frases o términos que en un texto breve tengan un sentido negativo en relación a Jesús y/o a los cristianos permite sospechar, de entrada, de la credibilidad de todo intento de defender su carácter neutral. No es casual que esa significación negativa de una parte del texto sea sistemáticamente olvidada o minimizada por la mayor parte de autores contemporáneos.

Segundo, hay al menos una de las reconstrucciones del TF en sentido negativo que goza de apoyo textual. En uno de los manuscritos de la cita del pasaje de Josefo en algunas obras de Eusebio de Cesarea se encuentra el pronombre “tis” después del nombre de Jesús. La expresión “un cierto Jesús” es con toda probabilidad original, pues su sentido potencialmente despectivo hace que sea mucho más fácil explicar su supresión en los manuscritos a manos de escribas piadosos molestos ante su presencia, que su creación por parte de un copista cristiano.

Aunque las anteriores razones son determinantes para postular un texto original negativo, tenemos más. La tercera de ellas es el contexto. El TF se integra en una secuencia de acontecimientos sucedidos bajo Pilato cuyo mandato es descrito como una serie de disturbios (A. J. XVIII, 55-89). Esto hace pensar que o bien un término como “tumulto” o “revuelta” formó parte del texto original, pero fue eliminado por los cristianos; o que lo descrito en el texto original hubo de ser comprendido como una convulsión política, con o sin un término explícito. Las referencias mesiánicas del pasaje de Josefo confirman estas sospechas.

Por último, un original negativo explica mucho mejor el hecho de que el texto haya sido retocado e interpolado. La explicación más simple y probable para la intervención en un texto no es que un escriba se hubiera sentido insatisfecho con un pasaje neutral, sino que lo hubiera encontrado embarazoso.

Los lectores interesados pueden encontrar un análisis muy detallado de estos argumentos en dos artículos míos en prensa:

“Was the Hypothetical Vorlage of the Testimonium Flavianum a “Neutral” Text? Challenging the Common Wisdom on Antiquitates Judaicae XVIII 63-64”, Journal for the Study of Judaism 45 (2014).

“La naturaleza del texto original del Testimonium Flavianum. Una crítica de la propuesta de John P. Meier”, Estudios Bíblicos 2014.

Saludos cordiales de Fernando Bermejo

Miércoles, 19 de Febrero 2014


Editado por
Antonio Piñero
Antonio Piñero
Licenciado en Filosofía Pura, Filología Clásica y Filología Bíblica Trilingüe, Doctor en Filología Clásica, Catedrático de Filología Griega, especialidad Lengua y Literatura del cristianismo primitivo, Antonio Piñero es asimismo autor de unos veinticinco libros y ensayos, entre ellos: “Orígenes del cristianismo”, “El Nuevo Testamento. Introducción al estudio de los primeros escritos cristianos”, “Biblia y Helenismos”, “Guía para entender el Nuevo Testamento”, “Cristianismos derrotados”, “Jesús y las mujeres”. Es también editor de textos antiguos: Apócrifos del Antiguo Testamento, Biblioteca copto gnóstica de Nag Hammadi y Apócrifos del Nuevo Testamento.








RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile