Recomendar este blog Notificar al moderador



Blog de Tendencias21 sobre la ciencia, la economía y la cultura del deporte



El publico siempre tiene la razón (y el dinero)

Lunes, 5 de Marzo 2012

La base histórica del negocio del fútbol son los aficionados que van al estadio, y aunque el dinero de las televisiones y la venta de camisetas cada vez pesan más, los abonados son el valor más sólido de los grandes clubes europeos. Barcelona, Manchester United, Real Madrid y Bayern de Múnich son los clubes más ricos y también los que más aficionados atraen, con un invitado inesperado: el Borussia de Dortmund.


Muchas veces resulta difícil entender al público del Santiago Bernabéu: su equipo es líder y golea, pero unos minutos de pases horizontales para controlar el partido provocan inevitablemente los pitidos del respetable. Claro que, después de pagar 1.000 euros por el abono de Liga, a razón de 50 euros por partido, se entiende mejor que los aficionados sean tan exigentes. Los más de 70.000 abonados del Real Madrid son los que sostienen al club más rico del mundo... como ocurre en todos los demás.

Los ingresos por televisión y el merchandising cada vez tienen más importancia en el negocio del fútbol, pero dependen mucho del ciclo económico. La afluencia de gente a los estadios, en cambio, es un valor sólido y que está íntimamente ligado al prestigio de los clubes de fútbol. Para demostrarlo, hemos relacionado los presupuestos de los 30 clubes más ricos del mundo (según el informe anual de Deloitte ) con la asistencia media a sus estadios en la temporada 2010-11 (datos de la web especializada European Football Statistics ):

La relación casi directa entre las dos variables es más evidente si los representamos en una gráfica de dispersión:

Hay dos puntos que se salen de la tendencia general. Uno es el Borussia de Dortmund, el segundo club europeo con más espectadores en su estadio, pero cuyo presupuesto solo es el 16º más alto (138,5 millones de euros). También el Schalke 04, el Hamburgo y otros clubes alemanes (no el Bayern, curiosamente) deberían estar más arriba en la tabla de ingresos, pero resulta que en la liga alemana las entradas para el fútbol son más baratas que en otros países, por lo que los presupuestos dependen menos de este apartado.

La otra excepción es la Juventus de Turín, que en la temporada 2010-11 rozó los 22.000 espectadores de media, mientras que por presupuesto (153,9 millones) debería tener el doble. La razón es que en los últimos años el equipo estuvo exiliado en el Estadio Olímpico de Turín, de solo 28.000 espectadores de capacidad, mientras en la ubicación del antiguo Stadio delle Alpi, de 71.000 personas de aforo, se construía el nuevo Juventus Stadium. Con una capacidad de 41.000 localidades, en lo que va de temporada la media de asistencia es de 37.000, más acorde con la historia del club... y con el tamaño de la ciudad.

Porque al final son las ciudades grandes las que permiten congregar a miles de personas en torno a unos colores. Algunas son tan grandes que dan lugar a más de un gran club, como es el caso de Madrid, o más todavía, Londres. En el próximo post explicaremos cómo se hicieron grandes el Real Madrid y el Barcelona: una historia de política, especulación e identidades nacionales en torno a dos estadios de fútbol.




Suscribirse a este blog

Compartir este sitio

Perfil
Carlos Gómez Abajo
Eduardo Martínez de la Fe
Carlos Gómez Abajo es máster en periodismo (El País-UAM), Experto en información económica (Universidad de Zaragoza), y licenciado en Ciencias Físicas (UAM), carrera con la que obtuvo el Tercer Premio Nacional Fin de Carrera. Ha trabajado en el diario económico Cinco Días, especializado en Bolsa y tendencias empresariales, y ha sido autor del blog Ojo al dato en ese mismo periódico.