Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de Tendencias21 sobre el Antiguo Egipto

Bitácora

Martes, 21 de Septiembre 2010 - 18:00

Publico unas pequeñas notas a propósito de la oniromancia y la astrología en Egipto. Salen de mi libro 'Los Magos del Antiguo Egipto'. Muestran como, al menos desde los siglos XV-XIII a. C. Egipto las gentes ya estaban preocupadas por los mensajes divinos recibidos en sueños y por la adivinación del porvenir


La oniromancia y la astrología en el Antiguo Egipto
A) Los hechiceros y la interpretación de los sueños

Que los magos oficiales de Egipto tuvieran de alguna manera sus escuelas de formación, sus organizaciones colegiales, y su reconocimiento y presencia efectiva en las estructuras religiosas y políticas del mundo faraónico, no quiere decir que no existiesen hechiceros locales con mayor o menor efectividad en el desempeño de su oficio, llamados Hekay, pero este tipo de actuantes trabajaban más, cerca de la superstición y la superchería, que de la verdadera magia. De hecho, no estaban bien vistos, y no gozaban de la alta consideración social que, por el contrario, poseían los magos.

Además, había personas que, por medios no conocidos, alcanzaban el dominio de algunas de las facultades o poderes de los magos, para utilizarlas en beneficio propio y personal, en lugar de emplearlas en el contexto del orden, cuya vigilancia y control correspondía a los templos. Sabemos de un escriba de la ciudad obrera de Deir El Medina, llamado Ken-her-Jepesh-ef, que vivió durante el reinado de Ramsés II (hacia el 1279-1213 a. de C.), que poseía una biblioteca personal y privada de tratados mágicos que, normalmente, deberían haber estado depositados en las Casas de la Vida.

El Papiro Chester Beatty III, que fue propiedad de Ken-her-Jepesh-ef, hoy en el Museo Británico, servía para la interpretación de los sueños. La relación de casos que contiene es sumamente interesante. Veamos algunos de ellos:

‘Si un hombre se vé a sí mismo en el sueño:
Mientras está con la boca abierta: Bueno. Significa que cualquiera que sea lo que tema será resuelto por el dios.
Mirando a una serpiente: Bueno. Significa riqueza.
Con la boca llena de tierra: Bueno. Significa comer los bienes de los vecinos.
Devorando carne de asno: Bueno. Significa promoción.
En duelo: Bueno. Significa enriquecimiento.
Cogiendo un pan blanco: Bueno. Significa alguna cosa que vendrá que le complacerá.
Haciendo el amor con su hermana: Bueno. Significa herencia.
Mirando un buey muerto: Bueno. Significa la muerte de los enemigos.
Atravesando el agua por medio de una balsa: Bueno. Significa el final de las dificultades.
Comiendo pepino: Malo. Significa que aparecerán dificultades en su camino.
Contemplando su rostro en un espejo: Malo. Significa que vendrá otra mujer.
Haciendo el amor con una mujer: Malo. Significa duelo.
Mirando hacia un pozo profundo: Malo. Significa que será metido en prisión.
Contemplando un enano: Malo. Significa que le será arrebatado la mitad de su tiempo de vida.
Vestido con ropa de asiático: Malo. Significa que perderá su situación.
Comiendo un huevo: Malo. Significa que le serán arrebatados sus bienes sin que le sean devuelto’…

(Papiro BM 10.683)

B) Las predicciones astrológicas y los pronósticos para el futuro

Existe una tableta de madera recubierta de estuco, proveniente de Deir El Bahari y datable en la primera mitad de la dinastía XVIII (hacia el 1479-1425 a. de C.) que fue elaborada por un escriba, mago astrólogo anónimo, para recoger todas las divisiones del año, incluso las de los días epagómenos, formulando, desde el punto de vista de la salud y de las enfermedades, un pronóstico determinado para días concretos.

Veamos algunos ejemplos:

‘El primer mes de la inundación, tercer día. Comienzo del calendario de pronósticos.
Acontecimientos del mes de Thot.
Si una mujer viene, pasando delante de tí, envuelta en un vestido y te saluda, ésto significará un buen año. Si un carnero se acerca a un cerdo, pasando delante de tí, con su atadura rota, dirás: ‘se va sufrir una enfermedad, pero no habrá muerte’.
..........................
Segundo mes de la inundación: Shentayt es el genio protector de este mes. Si sales de tu casa y se dice cerca de tí ‘no soy yo quien tiene calor’, dirás: ‘¡Que bueno será este mes, no habrá ninguna fiebre!’.
..............................
Cuarto mes de la inundación: (la protectora es) la soberana, la señora del gran furor. Si sales de tu casa y te encuentras una mujer sobre el camino que lleva una escudilla de centeno en su mano esto significará un buen mes. Si ves un hombre viniendo por la orilla con recipiente de barro en la mano, dirás: ‘la enfermedad va a venir: habrá muerte’.


Pero, además de este documento de época del Imperio Nuevo, ha llegado hasta nosotros un ‘manual de astrólogo’ escrito en un papiro demótico que, con el número 8.345, se encuentra en el Museo de Berlín.
En este papiro de época griega se contiene el estudio de los astros y los planetas en relación con la influencia que ejercen sobre las personas.

Veamos algún ejemplo:

‘La Influencia de Venus.
Quien ha nacido cuando Venus se encuentra en ascendente, será un hombre afortunado. Será el primero en la casa de sus padres y....; mucha gente lo acogerá honorablemente a causa de su buen carácter y le conseguirán cosas útiles. Durante toda su vida tendrá una gran fama a causa de la mujer de un hijo suyo cuando todavía sea joven. Después, llegado a anciano, será feliz y rico respecto toda clase de bienes, será afortunado en toda cosa y no pasará penurias…’
‘La influencia de Mercurio.
Quien ha nacido cuando Mercurio se encuentra en la casa del ‘Hermano’, será un hombre que tendrá grandes bienes, más que sus hermanos, sus colegas, o sus vecinos. Todos le prestarán atención cuando hable; estará en contacto con los que son más importantes que él; prosperará socialmente más que sus antepasados, tendrá un buen nombre y mucha gente reconocerá cuanto vale.
Quien ha nacido cuando Mercurio se encuentra en la casa de la ‘Riqueza’ será afortunado, tendrá bajo sus órdenes mucha gente que le obedecerá y el jefe de la provincia y los de las ciudades estarán con él. Tendrá un buen nombre y será feliz al final de su existencia.’…


Francisco J. Martín Valentín. Egiptólogo
(Fragmento del Libro Los Magos del Antiguo Egipto. Madrid, 2002)

Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman


Editado por
Francisco J. Martín Valentín y Teresa Bedman
Francisco  J. Martín Valentín y Teresa Bedman
Francisco J. Martín Valentín es egiptólogo. Director del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Director de la Misión Arqueológica Española en Asasif, (Luxor Occidental Egipto), desarrollando actualmente el “Proyecto Visir Amen-Hotep. TA 28". Director de la Cátedra de Egiptología ‘José Ramón Mélida’. Teresa Bedman es egiptóloga. Gerente del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto. Co-directora de la Misión Arqueológica Española en Asasif, (Luxor Occidental Egipto), desarrollando actualmente el “Proyecto Visir Amen-Hotep. TA 28”. Secretaria de la Cátedra de Egiptología ‘José Ramón Mélida’.






RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile