Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog de T21 sobre innovación social en la empresa

RS eh!
Hay quienes siguen identificando a la Fundación Empresa y Sociedad como parte del movimiento de la RSC, RSE, responsabilidad social, sostenibilidad o como cada uno lo llame. No puedo más que agradecerlo, ya que empezamos a tocar esta música celestial hace ya veinte años, cuando en 1995 éramos una voz que clamaba en el desierto. Les invito a echar un vistazo a nuestros primeros pasos en nuestra web, mejor a lo que llamamos hitos históricos que al cuentecito que escribimos en marzo de 2011 .
 
Pero hace un tiempo que estamos de vuelta. Es una idea que ha generado criaturas tan poco atractivas en la mayoría de los casos que nos esforzamos por desligarnos de un sistema en el que conviven principalmente grandes empresas con infinitos consultores que les hacen la ola. Incluyo a medios que facilitan una comunicación desproporcionada respecto a la actividad realmente valiosa a cambio de la consabida publicidad. Así que nos hemos convertido en iconoclastas.
 
Resumo los motivos, como me pidió hace unos días un amigo que sabe cómo tirarme de la lengua. Quería que le diera unas pautas para mejorar la RSE, así que aproveché para despacharme. Mi propuesta fue que empezara por hacer una lista larga de las empresas que aparecen en los principales estudios, premios, índices y rankings. A partir de ahí, que formulara siete preguntas (mágico número bíblico) a cada empresa. La primera, sobre si opera directa o indirectamente en paraísos fiscales  y paga los impuestos que tocan  o escandalosamente menos que el asalariado  medio. La segunda es sobre corrupción: ¿paga comisiones o tiene un tratamiento especial para políticos, partidos y similares para conseguir contratos públicos o cambios normativos? La tercera, si trata con los mismos criterios de igualdad y calidad de servicio a los grandes clientes institucionales que al ciudadano de a pie, sin pactar precios con los para otras cosas competidores  ni abusar de los más vulnerables. La cuarta, cuáles son los plazos de pago a sus pequeños proveedores y qué supone en términos de financiación de su deuda. La quinta, sobre el presupuesto de comunicación y consultoría de su actividad en RSE en relación con el coste de la propia actividad. La sexta sobre la edad en la que se ha basado su última reestructuración en relación con la edad y condiciones de sus altos directivos y administradores. Y la séptima y última, qué innovaciones de negocio ha generado su RSE en los últimos años.
 
No nos damos cuenta, pero somos hormigas bailando mientras los osos se retiran de vez en cuando a conspirar. Luego vuelven y nos ponen a todos a decir amén. Las hormigas siempre pagan y los osos siempre se lo reparten, con formatos que van desde los paraísos fiscales, la corrupción de las contrataciones y las alianzas público-privadas, los pactos sobre precios o las tarifas de cualquier servicio que paguemos a escote. Para colmo, los osos se visten de majorettes de responsabilidad social y algunas hormigas les aplauden. Esta es la sociedad que seguimos construyendo, en la que todos tenemos nuestra parte de culpa por omisión. Acabaremos pagando IRPF por cobrar una pensión pública, porque los osos quieren más aún. Y si no, al tiempo.

Espero que mi amigo haga la lista y consiga apoyos para generar el cambio que tanta falta hace. Nosotros preferimos dedicarnos a construir un futuro ilusionante en torno al compromiso social de los empresarios (no es lo mismo un empresario que un directivo), trabajando más con la idea de “empresario y sociedad” que con la de “empresa y sociedad”. Construyendo un punto de encuentro e impulso para empresarios socialmente comprometidos, incorporando la cantera emprendedora y elaborando ideas activadoras para generar bienestar para quienes más lo necesiten más adelante. Todo ello con recursos estrictamente privados y formas de trabajar complementarias al tradicional sistema de sector público, empresarial y tercer sector. Porque apostamos por una sociedad en la que existan alternativas diferentes a las de siempre, más informales y cercanas a las personas. Más emocionales que racionales, disruptivas que metodológicas, futuribles que científicas. Humanas.
 
Difícil de explicar tanto contraste con un texto, así que les propongo que averigüen la dimensión de las diferencias entre uno y otro lado de la pared de este video


 
 

Uno de los cambios más acelerados que se avecinan va a tener lugar en la comunicación entre las empresas y las personas. El poder de las personas gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías está gestando un cambio disruptivo en la sociedad y en las relaciones personales, con un efecto especial en la economía del que algunas empresas ya empiezan a ser conscientes. Un campo de oportunidades para los pioneros.


Las personas, sensores y emisores de las empresas
Las personas se van a convertir en nodos de comunicación de marcas y empresas, receptores, sensores y emisores, que se convertirán en embajadores o detractores. Puertas adentro, también en nodos de experiencia y aprendizaje colaborativos. Todo ello gracias contenidos hipermedia multidispositivo, personalizados, abiertos, ubicuos y con carácter social.
 
Hoy la mayor parte de las empresas van muy por detrás de las personas en la forma de comunicar y en los dispositivos en los que se apoyan. Por ejemplo, existen más coches de empresa que tabletas o dispositivos móviles de empresa última generación, con el argumento de deslindar vida personal y profesional.
 
Algunos datos autoexplicativos, no suficientemente conocidos entre los primeros ejecutivos quizá porque “son de otra generación”:
 
Nuevos dispositivos
  • En 2013 se vendieron 184,4 millones de unidades de tablets y 1.810,3 de smartphones (Gartner)
  • El crecimiento en el uso de Internet en España se concentra en personas con primera etapa de educación secundaria y en quienes tienen entre 45 y 54 años (ine/ONTSI, marzo 2014)
  • El 70% de los internautas ya acceden a Internet fuera de su domicilio o lugar de trabajo, utilizando algún dispositivo móvil (móvil (63,2%), tableta o portátil (31,6%) u otro dispositivo de mano (videoconsolas, PDA…)).
  • En 2010, el 50% de los usuarios usaba móviles como medio de acceso a internet. En 2012, el 79%. En 2010 un 7,2% de los usuarios usaba tablets como medio de acceso a internet en el hogar. En 2012, 30,7 (AIMC).
  • El 90% del tiempo de conexión a internet en smartphone o tablet es a través de app (Nielsen).
 
Compras online
  • El 37% de las compras online se realiza a través de smartphones, tablets y smarttv (Iniciativas Virtuales).
 
Video
  • El 69% del tráfico en internet en 2017 será en formato video (Cisco).
  • El video online contribuye a mejorar el conocimiento de un producto en un 74% (Cisco).
  • El 93% de los emartketerers usaron video en 2013 (eMarketer).
 
Brecha digital
  • Los smartphones están reduciendo la brecha digital. En India e Indonesia el smartphone es el principal dispositivo de acceso a la red (Ericsson).
  • 6.000 de los 7.000 millones de habitantes del mundo tienen acceso a un móvil. Solo 4.500 a letrinas (Revista Science).
 
 
Esta semana he visto dos ejemplos que me han parecido más que simbólicos:
  • El primero es el anuncio de Grupo Planeta de Planeta Hipermedia, una plataforma de aprendizaje online llamada a transformar el ya obsoleto mundo del elearning. Se presenta durante la última semana de septiembre, así que invito a que estén atentos.
  • El segundo es la convocatoria que realiza CaixaBank a su premio Vida Activa, en el que invita a más de 500.000 clientes y amigos a presentar casos de personas mayores que se mantengan especialmente activas en la sociedad independientemente de su edad. Una convocatoria recibida en el móvil y dirigida no solo a segmento de los mayores, sino a todos ellos, incluso al de los jóvenes (LKXA). En este caso, con el título MI ABUELO MOLA. Toda una síntesis intergeneracional de contenidos y formatos que pueden ver pinchando aquí. E incluso participar en el envío de candidaturas.
 

Se abre el telón.

A un emprendedor le resulta más fácil conseguir una subvención, un viaje a Silicon Valley o una oficina que un cliente. A veces con mis impuestos.


Con mis impuestos, mejor comprar que subvencionar
La experiencia de secretaría técnica del Premio Comprendedor de la Fundación Empresa y Sociedad está siendo muy enriquecedora. No me resisto a compartir algunas ideas, a un día de que mañana día 15 de septiembre acabe el plazo para recibir candidaturas a las 12:00 del mediodía.
El objetivo del Premio Comprendedor es ayudar a que los emprendedores B2B consigan … ¡CLIENTES!
Partimos de la paradoja de que, incluso en los grandes programas de apoyo al mundo emprendedor, es más fácil conseguir una subvención, un business angel, un viaje a Silicon Valley o a Israel, formación en un master internacional, un espacio para alojarse, asesoramiento multidisciplinar de quien impulsa el programa que lograr que dicho impulsor compre los productos o servicios de sus emprendedores. Entre otras cosas, porque sus procedimientos de compra exigen una antigüedad, experiencia o solvencia que cualquier emprendedor todavía está en proceso de conseguir.
Hemos recibido hasta ahora 14 candidaturas en la modalidad de EMPRENDEDORES. Se trata de hacer un video de 1 minuto que ayude a transmitir las ideas anteriores. Empezamos con algunos meramente promocionales, desde puramente técnico a simpáticos selfies, pero poco a poco han ido apareciendo otros en donde el emprendedor (o la emprendedora) hablan como portavoces del mundo emprendedor, en primera apersona del plural en vez de en primera del singular. Las pueden ver pinchando aquí gracias a HITSBOOK, el emprendedor especializado en video marketing viral que nos está ayudando. Se admiten apuestas sobre lo que más le va a gustar al jurado. Y no digamos si en las apenas 24 horas que quedan para cerrar el plazo, recibimos alguna candidatura procedente de varios emprendedores en equipo, que aún podría ser.
Tenemos de momento menos candidaturas en la modalidad de EMPRESA. Parece que cuesta que una empresa considere que no merece un premio comprarle algo a un emprendedor. O es posible que el responsable lo haya hecho tan discretamente, porque sus sofisticados sistemas de compras no les permiten arriesgar tanto con proveedores todavía no consolidados, que prefiera no hacerlo público ni siquiera ante sus jefes. Hay incluso una anécdota de alguien que se ha presentado y a las horas ha retirado su candidatura. Hasta ahora, las mejores excepciones proceden del mundo de las empresas no demasiado grandes, quizá porque están más abiertas a la innovación y son más ágiles a la hora de decidir.
Algo parecido está ocurriendo en la modalidad de ADMINISTRACIONES PÚBLICAS, supongo que motivado por la complejidad de la normativa de contratación pública. Aquí la anécdota viene en forma de respuesta al correo de invitación, a la que un organismo de la Administración Central respondió diciendo que “hemos estado revisando su convocatoria y no nos ha parece que entre dentro de la temática de la compra pública”.
Espero que los propios emprendedores candidatos rompan este círculo animando a sus primeros clientes a que hagan público el sentido de su apuesta cuando decidieron apostar así por alguien que está dando sus primeros pasos. Pero supongo que en la primera edición de un premio como este no es sencillo.
Nos gustaría iniciar un debate y distintas líneas de conversación sobre estas ideas y las que sugieran. Por ejemplo, yo preferiría que mis impuestos se dedicaran no tanto a programas de emprendimiento o a subvencionar a emprendedores como a comprar sus productos.
Efectos de las políticas de infancia en tu envejecimiento
Todos sabemos que la sociedad envejece porque somos más longevos. No le damos tanta importancia a que también es porque nacen menos niños. E incluso ignoramos buena parte de los matices de la situación de la infancia y las políticas de familia, tal como sugiere el informe “La infancia en España 2014 ”, publicado por UNICEF antes del verano.
 
No sé si nos hemos parado a pensar en el hecho de que la pobreza de un hogar tiende a aumentar de manera directamente proporcional al número de niños que viven en él, salvo que haya algún factor corrector de tipo político. En España, hoy la tasa de pobreza en hogares con dos adultos es del 14,8% cuando no tienen niños, del 23,3% cuando tienen niños y del 46,9% cuando tienen tres o más niños. Unos datos que han causado un cierto terremoto interior en mi burbuja de confort, en sí mismos y porque mi egoísta deformación profesional me recuerda que los niños de hoy también son actores clave en la sostenibilidad de nuestro bienestar, incluyendo nuestras pensiones.
 
La tendencia es que en 2023 haya casi un millón menos de menores de 10 años que hoy (un 20,4% menos) y que en los próximos 40 años nazcan un 24% menos que en los últimos 40 años. La tasa de fecundidad es de 1,32 hijos por mujer, muy lejos de la tasa de reemplazo generacional del 2,1 a pesar de que tanto hombres como mujeres coincidimos en que querríamos tener dos o más hijos.
 
Unos datos que deberían considerarse en el diseño de un nuevo sistema, porque este se caracteriza por la práctica inexistencia de prestaciones de carácter familiar. Así lo ilustran algunos números. La inversión pública en políticas de protección social de infancia y familia en España es del 1,4% del PIB frente al 2,2% de la UE28 o un 2,3% de la UE17. Con altos niveles de fracaso escolar (el 23,1% de los alumnos acaban ESO sin obtener la titulación) y abandono educativo temprano (el 23,5% no continúan los estudios tras la ESO, el peor porcentaje de Europa duplicando prácticamente la media de la UE) así como con unos limitados resultados educativos según el informe PISA. En España los presupuestos para infancia son un tercio menos que en la UE, y la dotación presupuestaria para infancia, donde un 65% se destina a educación, ha caído en términos reales un 6,8% desde 2007.
 
Proteger y educar a los niños no se restringe al ámbito doméstico ni es solo un asunto de sus familias. A la vista de lo anterior, queda claro que necesitamos realizar una apuesta social, ciudadana y política por los niños que les de la voz que les corresponde como actores clave en el futuro de cualquier sociedad. Una voz ahora callada (¿se imaginan a los niños explicando todo esto a la sociedad?) porque el coste electoral de no realizar inversiones y cambios de calado en la infancia es pequeño porque no tiene efectos visibles a corto plazo. Una voz que incorpore la importancia de los hoy niños para cuando las generaciones del babyboom seamos mayores.
 
La infancia debe ser una época de igualdad de oportunidades, más que ningún otro periodo en la vida, que no debe depender solo de los ingresos o las capacidades de los padres. Es muy arriesgado resignarse a que el ideario social o cultural asuma que los niños molestan, como a veces parece, y muy injusto que en la crianza de los hijos no sólo no haya un reconocimiento social sino un castigo práctico en forma de pobreza, obstáculos a la carrera profesional o sobrecarga de responsabilidades. Sin olvidar que las privaciones temporales que experimenta un niño tienen un efecto irreversible en sus capacidades futuras y, por extensión, en las de la sociedad.
 
Pero podemos cambiar proyectando más globalmente la solidaridad que viven los miembros de las familias extensas, sobre todo de las personas mayores con sus hijos y nietos. Una solidaridad sin la que no habríamos podido asimilar el fuerte revés socioeconómico de los últimos años, que ha sido muy superior al que nos dicen los pequeños decrecimientos porcentuales de un PIB que no refleja las importantes aportaciones invisibles a “lo común” que realizan las familias y la ciudadanía en términos de cuidados personales y dedicación gratuita no cuantificada. Cambios que consideren el bienestar de los niños, el de sus padres y la solidaridad intergeneracional como base de una nueva sociedad. Y de un nuevo sistema de bienestar, por la cuenta que trae incluso a quienes ignoran la magnitud de los cambios que ya están anunciados.
1 2 3 4 5 » ... 9

Compartir este sitio

últimos tweets
Editado por
Francisco Abad
Eduardo Martínez de la Fe
Coautor del libro "Dentro de 15 años", impulsor de cambios considerando megatendencias sociales (envejecimiento, comunicación hipermedia, emprendedores) y consejero independiente de empresas (www.abest.es). Fundador de la Fundación Empresa y Sociedad. @FranciscoAbadJ


Noticias de la Fundación Empresa y Sociedad





Compartir este sitio
Facebook
últimos tweets
Matchmaking between European cybersecurity scaleups and Spanish Companies https://t.co/3XRalhu30G For you?
Viernes, 22 de Septiembre - 16:30
RT @amigosEyS: Realizamos llamada automática masiva, ética y eficaz para marketing y emergencias https://t.co/oG4EaPhQMV
Viernes, 22 de Septiembre - 16:24
RT @amigosEyS: Pitch empresarial en BANKIA ¿Nos acompañas? https://t.co/bAWxs461rZ vía @enisa
Viernes, 22 de Septiembre - 16:24