Recomendar este blog Notificar al moderador

INNOVACIÓN


El éxito de la innovación colaborativa y la buena salud de los ecosistemas de innovación dependen de marcos de actuación que favorezcan el encuentro entre sus múltiples actores. El pasado 21 de noviembre el Ayuntamiento de Valencia promovió la firma del Pacto Local por la Innovación, renovando el compromiso adquirido en un pacto anterior. ¿La principal diferencia? La inclusión de la sociedad civil junto a otros actores del eco-sistema de innovación y el énfasis en la innovación social como una poderosa herramienta de transformación social.


Cartel frente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia invitando a la participación ciudadana
Cartel frente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia invitando a la participación ciudadana

El Pacto Local por la Innovación  fue mucho más allá de sellar la voluntad de cooperación en el todavía fragmentado ecosistema valenciano de innovación: dio protagonismo a la sociedad civil. El documento renovaba el compromiso de otro pacto firmado en 2012 dando cuenta de los últimos cambios y asumiendo el propósito de convertir a Valencia 'en un referente de ciudad sostenible, equitativa, integradora, accesible y culturalmente activa'. ¿Está este pacto alineado con los cambios que vienen produciéndose y las aspiraciones de los diferentes sectores en materia de innovación? 

Hablando de futuribles: Valencia como un gran laboratorio urbano de innovación social
Redactado por Mónica Edwards el Lunes, 28 de Noviembre 2016 a las 18:45 | Comentarios


Coincidí con los fundadores de Relendo en un viaje en Bla Bla car. Fue también un guiño cuántico del destino por otros motivos un poco largos de explicar. Aunque la fresca madrugada invitaba más a dormitar que charlar, mantuvimos una animada conversación sobre los cambios en los hábitos de consumo y los avances de la 'sharing economy'. En este post transcribo una entrevista que realicé a Dhiren Chatlani, CEO de esta start-up líder en consumo colaborativo en España, aunque más que una entrevista es la historia del inicio de una amistad con una visión común: construir una sociedad más sostenible.


El 'grupendo' de RELENDO
El 'grupendo' de RELENDO

La 'sharing economy', economía colaborativa o economía 'del compartir' tiene cada vez más fans y avanza mucho más allá de ser una economía alternativa ante el hiperconsumo: representa un cambio profundo en nuestras prácticas sociales a la hora de consumir... y también de producir. Aunque trueques e intercambios económicos son 'cosa de toda la vida' en la actualidad la economía colaborativa designa nuevos formatos de intercambio económico y modelos de negocio favorecidos por las tecnologías digitales, de allí el nombre de economía P2P (Peer to Peer). Ejemplos de este sector y su contribución a la innovación social pueden apreciarse en un relevamiento de Relendo de 16 líderes 'made in Spain'   o un reciente informe publicado   por la Comisión Europea 'Flash Eurobarometer 438: the use of collaborative platforms' . Un año atrás en esta misma revista se daban datos sobre el impresionante crecimiento -en torno al 25%- experimentado en Estados Unidos.
Redactado por Mónica Edwards el Miércoles, 16 de Noviembre 2016 a las 20:42 | Comentarios

Casi increíble que ya estemos transitando por la décima edición del curso 'Cómo motivar a los estudiantes mediante actividades científicas atractivas'. Pero no fue un acto inaugural más, como el de todos los años. Esta vez nos animaba un ambiguo sentimiento aunando alegría y tristeza. Alegría por la década cumplida, tristeza porque al mismo tiempo se despedía quien fue su principal impulsor, el Dr. Rafael Llopis-Castelló.


El Dr. Rafael Llopis (sentado) agradeciendo ante las autoridades luego de la entrega de una placa conmemorativa. De izquierda a derecha: Mariano García-Gregorio, del CEFIRE de Valencia, Eva Llopis-Castelló, Victoria Vivancos Ramón, Vicerrectora de Alumnado y Extensión Universitaria de la UPV, don Enrique Vidal Pérez, Director General de la Ciutat de les Arts i les Ciències y don Pedro Sigler Vizcaíno, Cap de Servei de Formació del Professorat
El Dr. Rafael Llopis (sentado) agradeciendo ante las autoridades luego de la entrega de una placa conmemorativa. De izquierda a derecha: Mariano García-Gregorio, del CEFIRE de Valencia, Eva Llopis-Castelló, Victoria Vivancos Ramón, Vicerrectora de Alumnado y Extensión Universitaria de la UPV, don Enrique Vidal Pérez, Director General de la Ciutat de les Arts i les Ciències y don Pedro Sigler Vizcaíno, Cap de Servei de Formació del Professorat

Quizás los profesores participantes de esta nueva edición del curso al principio no notaron nada, pero no era un acto inaugural cualquiera ni uno más. Despedíamos al Dr. Rafael Llopis-Castelló, a nuestro 'don Rafael', sin cuya motivación inicial el curso no existiría. Poco a poco, mientras se iban desgranando los discursos, surgieron los recuerdos sobre cómo don Rafael -con esa inteligencia socio-emocional que le caracteriza- iniciaba los primeros contactos, pasando luego a la tarea casi imposible de resumir la semblanza de su vida, una vida entera dedicada a la investigación y la enseñanza. 
Como suele ocurrir en estos casos, las frases hablaban de lugares, repasando su extenso currículum e hitos académicos, sus estadías en Francia, Reino Unido y muchos otros sitios, sus numerosas colaboraciones en proyectos internacionales. Las palabras hablaban de incontables actividades buceando en nuevas posibilidades sobre cómo enseñar y aprender ciencias.
Y aunque esas descripciones eran incapaces de recoger los abrazos, las risas y las emociones que acompañaron esos años lo mismo estaban allí. Se traslucían en su modo de sonreir, en la mirada de admiración de sus colegas y amigos, en los gestos de Juan Antonio Llorens, ahora profesor en la Universidad Politécnica de Valencia, recordando que fue su alumno de doctorado primero, su discípulo después. Alguien la dijo y todos nos sentimos atravesados por la vibración de esa palabra: 
Gracias.
 
Redactado por Mónica Edwards el Miércoles, 16 de Noviembre 2016 a las 20:25 | Comentarios

Ya queda muy poco para la primavera educativa, a realizarse desde el 13 al 15 de mayo próximos en Valencia. Una verdadera fiesta de la educación para mostrar cientos de proyectos con profesores y alumnos trabajando juntos, como dice la canción, 'por un mundo mejor'.




Allí estaremos con nuestro pequeño granito de arena, compartiendo reflexiones y vivencias de nuestra aventura de casi una década con el curso 'Cómo motivar a los estudiantes mediante actividades científicas atractivas '.  ¡Y por supuesto, compartiremos y escucharemos opiniones sobre planes para el futuro! 

¡Ya iré contando las novedades!
 
Redactado por Mónica Edwards el Jueves, 12 de Mayo 2016 a las 13:27 | Comentarios

¿Altera la música el crecimiento de las bacterias?, ¿puede un concierto de Mozart o las sugerentes voces de Aretha Franklin y Amy Winehouse producir un baby-boom bacteriano? Una profesora de ciencias planteó estas preguntas a un grupo de estudiantes de 3º de la ESO y aunque la primer reacción de una alumna fue: 'Bacterias, ¡qué asco!' ... todos se sintieron picados por el bichito de la curiosidad y se pusieron a trabajar para dar respuesta a estas enigmáticas cuestiones.



A Rebeca Sánchez le encanta enseñar y quiere contagiar su pasión por las ciencias a sus alumnos. Y eso que cuando decidió impulsar este proyecto necesitó que le 'prestaran' un centro educativo, dado que estaba en uno de los tantos intervalos de espera de la próxima sustitución en la bolsa  de docentes.  Mientras tanto, consideró que el curso Cómo motivar a los estudiantes mediante actividades científicas atractivas  era una excelente oportunidad para aproximar a chicos y chicas de 3º de la ESO a la vida y obra de las bacterias. Le atraía el tema desde que leyó una noticia sobre cómo las bacterias 'trabajan' mejor en una depuradora de Alemania bajo efectos de la música clásica  y una investigación realizada en la NASA sobre el efecto de las vibraciones en bacterias durante vuelos espaciales mostrando algunos resultados sorprendentes como, por ejemplo, el cambio en la resistencia a los antibióticos.  

Como punto de partida buscó y halló en youtube un video sobre la noticia del tratamiento de aguas residuales en Alemania. Juan José Asensi, profesor del IES Sorolla donde llevaron a cabo el proyecto, realizó la transcripción antes de presentarlo a los chicos. No les sorprendió la percepción negativa que tenían de las bacterias, que suelen vincularlas -como la mayoría de la gente- a palabras como 'suciedad', 'enfermedad', 'riesgo', 'infección', 'basura' y 'repugnancia'. El pequeño video introductorio sirvió para hacerles conocer un 'buen servicio' de las bacterias, mostrando cómo trabajaban con ahínco en una depuradora transformada en un improvisado conciertazo de música clásica. Lo hacían tan bien que la empresa podía ahorrar en torno a los diez mil euros anuales gracias a la música. Quizás más de uno soñó con su maleta de bacterias emulando la manera de cultivar patatas de Matt Damon en un próximo viaje a Marte, sólo que al ritmo de raeggeton. Aunque flotaba la duda: ¿o es que acaso las bacterias tienen orejas?
Redactado por Mónica Edwards el Jueves, 12 de Mayo 2016 a las 11:33 | Comentarios


Un reciente informe dentro del ambicioso Programa Horizonte 2020 volvió a insistir en este problema clave para el futuro de Europa: cómo hacer la ciencia y la tecnología más atractiva para los estudiantes. ¡Nos encanta comentar en este post cómo más de 400 profesores junto a sus estudiantes lo vienen haciendo posible hace casi una década!


Casi una década mejorando la motivación de los estudiantes hacia la ciencia y la tecnología
Tratando de resolver la GRAN paradoja

Durante estos nueve años venimos observando una paradoja que se va haciendo cada vez más incomprensible: la explosión de la nanotecnología y los metamateriales, los impresionantes avances experimentados   por doquier en genómica, inteligencia artificial, robótica y cosmología de precisión, aplicaciones al alcance de la mano de Vehículos Aéreos No Tripulados (los famosos drones) e impresoras 3D, big data junto a la Internet de las cosas (Internet of Things) y un extenso etcétera que supone la materialización de nuevas demandas formativas...  Y ANTE ESTO el creciente desinterés de los adolescentes y jóvenes hacia el estudio de la ciencia y la tecnología (especialmente en Occidente).

Aunque la problemática sobre cómo mejorar la motivación de los estudiantes (y también de los docentes) en Occidente es de larga data, se viene resaltando en Europa a través de informes como Europe Needs More Scientists  (CE, 2004) y las recientes recomendaciones hechas dentro del Programa Horizonte2020  (EC, 2016).   

Recuerdo cómo dando vueltas en torno a esta preocupación nos reunimos –allá por el año 2006- un grupo de formadores e investigadores y fuimos conformando una comunidad de práctica (CP). Uniendo una diversidad de miradas, desde el ámbito de la educación formal y no formal, nació el proyecto Cómo motivar a los estudiantes mediante actividades científicas atractivas  un curso de 75 horas organizado con la participación conjunta de miembros del Centro de Formación del Profesorado (CEFIRE), del staff creativo del Museo de Ciencias Príncipe Felipe, profesores del Liceo Francés y del Colegio Alemán de Valencia, junto a la Universidad Politécnica de Valencia y otros actores que se han ido sumando con el transcurso del tiempo.
Con una participación de 400 profesores y profesoras que llevaron a cabo más de 200 proyectos, el proyecto fue enriqueciendo la mirada de miles de estudiantes hacia la ciencia y la tecnología, incorporando progresivamente técnicas innovadoras con uso de TICs, tablets y sensores, diferentes artilugios y juguetes hasta las aplicaciones de gamification y realidad aumentada. Una diversidad de proyectos con estrategias didácticas utilizadas en diferentes países (Francia, Alemania, UK y España) y en educación informal (juguetes, museos, fábricas, etc.) orientadas a la enseñanza y el aprendizaje STEM (Science, technology, Engineering and Mathematics) y, más recientemente, con el agregado de la A de Arte (STEAM).

Esta propuesta ha sido destacada como ejemplo de buenas prácticas por la UNESCO (2010) y algunos proyectos han obtenido importantes distinciones, entre ellas el 1º Premio Nacional del Ministerio de Educación en ka categoría de blogs educativos por ‘El Blog: herramienta de motivación para el estudio de las Ciencias’ (2009) y Premios de Innovación por la aplicación de ‘Bolígrafo digital para la Wii’ (2011) y  ‘Realidad aumentada en magnetismo’ (2013). 
Redactado por Mónica Edwards el Jueves, 21 de Abril 2016 a las 16:14 | Comentarios


Como ya comenté en el post anterior los mind maps y mapas conceptuales, popularizados en la década de los 60, están en pleno auge gracias al empuje de numerosas herramientas, con una clara tendencia hacia el uso de Apps. La mayoría va orientada a los mapas mentales, sobre todo porque se los considera una potente herramienta para el desarrollo de la creatividad... aunque en mi opinión van mucho más allá de eso y casi todos pueden usarse indistintamente para hacer braining map sin distinciones. ¿Las conoces?, ¿por cuál votas?



El mapping en cada caso dependerá de factores relativos a la funcionalidad para capturar la información así como el diseño para presentarla de manera más o menos atractiva. Y por supuesto, el resultado depende de la tarea y del objetivo planteado (¿qué competencias se pretende poner en práctica?). En lo fundamental, estas aplicaciones se alejan del concepto de tomar nota como puede hacerse con Evernote  o Google Keep. No se trata de relaciones lineales sino de ir formando una estructura que asemeja a la forma en que se producen las funciones cognitivas en nuestro cerebro y el mayor o menor grado de organización que deseamos darle. Destacamos en primer lugar al software desarrollado por quienes introdujeron los mapas mentales y conceptuales: 

1) Cmaptools

Este software gratuito (versión off-line, on-line y en App) fue desarrollado en el Institute for Human and Machine Cognition  (IHMC) de la Universidad de West Florida (Estados Unidos) a partir de los trabajos realizados por Joseph D. Novak  y colaboradores, entre los que destaca Alberto J. Cañas . Si bien la aplicación se hizo originalmente para mapas conceptuales (ver post anterior), también pueden realizarse con él los tradicionales mind maps. Es bastante intuitivo, amigable y fácil de utilizar. Tuve el placer, junto a otros investigadores, de participar en uno de sus libros sobre usos de los mapas conceptuales en el ámbito de las empresas y los negocios (Se trata de Applied Concept Mapping). Así que aprovecho para poner como ejemplo uno de los mapas que incluimos en ese capítulo, mostrando su uso para mejorar el aprendizaje organizacional y los procesos de transferencia de conocimiento. En concreto: se trató de 'plasmar' el conocimiento de un área técnica en una empresa ortopédica sobre un producto para poder 'transferirlo' con facilidad a otras áreas, especialmente ventas (Barberá, Edwards-Schachter & De los Reyes, 2010). Nuestro mapa se ve un poco aburrido, ya que la aplicación -que puede trabajarse tanto off-line (descargar aquí) como on-line 'en la nube - tiene muchísimas opciones en cuanto a hacer un diseño atractivo. Se pueden cambiar colores, agregar todo tipo de enlaces a pod-casts, videos, presentaciones power point o prezi, etc. y hacerlos tan complejos como se quiera. En mi opinión, son una excelente herramienta para sintetizar en un solo mapa navegable una asignatura o un proyecto, además de ser muy valiosos como instrumento de investigación. Entre sus ventajas destaca la facilidad de uso, la abundancia de ejemplos, tutoriales, videos en youtube, foros y recomendaciones en la Web sobre su uso, es fácilmente personalizable, se puede guardar en varios formatos, permite la búsqueda de palabras dentro del mapa, se pueden agregar imágenes Clip Art y ... ¡es gratis! ¿Su principal desventaja? Su lentitud a la hora de compartir en Internet, pero por lo demás es una de las mejores opciones. 

50 Herramientas para construir mapas mentales y conceptuales
Redactado por Mónica Edwards el Jueves, 21 de Abril 2016 a las 15:54 | Comentarios


Estrategia de aprendizaje, recurso para entender mejor un concepto complejo, método mnemotécnico, herramienta de brainstorming… Estos y otros calificativos proliferan en la abundante oferta de Apps para hacer mapas mentales y conceptuales. Algunas con diseños más sofisticados que otras, para trabajar desde la comodidad de tu smartphone, solo o en redes colaborativas. La mayoría parece adaptarse a diferentes ámbitos, ya sea la empresa o la escuela, así como a la edad de los usuarios. Entre tantas opciones tecnológicas a veces se genera confusión sobre el para qué los utilizamos. Como le pasó a un colega, que mostrándome un colorido mapa mental con una típica agenda de actividades me preguntó qué tenía de ‘mental’ o dónde residía su magia creativa.


Desarrollando diferentes formas de pensar: ¿para qué sirven los mapas mentales y conceptuales?

¿Qué sucedería si pudiésemos transmitir de manera instantánea lo que pensamos, ‘mapear’ completamente el pensamiento? Este anhelo de registrar nuestras ideas, mejor dicho, de seleccionar algunos pensamientos y hacerlos tangibles a través de símbolos sobre un medio físico como piedra o papel forma parte de la aventura humana. La escritura jeroglífica, por ejemplo, recurría a dibujos para representar palabras. Me lo imagino a Imhotep, ese polifacético médico, matemático, astrónomo y arquitecto egipcio, volcando sobre un papiro su forma de entender el cuerpo humano (como el que se expone en la Academia de Medicina de New York) o planificando la próxima reunión con el faraón de turno. 

Desde esta perspectiva, los mapas mentales y conceptuales no son algo nuevo, ambos hacen uso de símbolos, como palabras, formas geométricas y -con ayuda de Internet- imágenes, podcasts y videos- para ‘mapear’ pensamientos e ideas. ¿Cuál es la diferencia entre los mapas mentales y conceptuales y en qué medida nos ayudan a ‘pensar’ mejor?
Redactado por Mónica Edwards el Martes, 19 de Abril 2016 a las 11:00 | Comentarios


Hace más de una década que en un ensayo que titulé Redes para la paz hablaba de la construcción de culturas donde tuvieran cabida las diferentes percepciones y modos de vivir la paz, las diversas 'paces' y formas en que deseamos desarrollarnos. Imaginaba cómo ocurriría esa perentoria innovación social reclamada en 1972 por miembros del Club de Roma en el reporte Los Límites del Crecimiento para orientarnos hacia un desarrollo más humano, integral y sostenible. Intuía cómo podríamos transformar nuestras prácticas sociales, tejer esas redes de utopía, para crear esa eu-topia, un nuevo sitio para la humanidad. Me había preguntado, sin cavilar demasiado: '¿Se está gestando una nueva sociedad global, una reformulación civilizatoria, cuyos perfiles aún no alcanzamos a definir de un modo nítido? ¿Una sociedad en la que estamos tomando plena conciencia y un conocimiento más profundo de nuestra naturaleza y nuestro papel en la evolución de la vida?'


Redactado por Mónica Edwards el Martes, 1 de Marzo 2016 a las 00:45 | Comentarios

Innovar socialmente es transformar nuestras maneras de ver y hacer para producir un cambio profundo en nuestras prácticas sociales y culturales. Un camino donde se construyen nuevos espacios y valores. Y a veces, un modo de sanar las heridas de la sociedad. Esto ocurrió el pasado domingo en el centro de Valencia con Zapatos Rojos. Una acción que nació en 2009 en la Ciudad de Juárez (México) de la mano de la artista Elina Chauvet, con 33 pares de zapatos donados para visualizar los crímenes y desapariciones de mujeres en la zona. Un llamado a una poderosa innovación social para erradicar el feminicidio.


Plaza de la Virgen (Valencia)
Plaza de la Virgen (Valencia)
Difícil permanecer indiferente a las diversas propuestas artísticas que conformaron #Zapatos Rojos y un domingo diferente el pasado 27 de diciembre en las calles de Valencia. Desde la mañanera inauguración, pasando por la obra del grupo Clown del Espai de Circ, la lectura de microrrelatos al mediodía o el swing de Spirit of Saint Louis y las performances y danzas de la tarde. Color y movimiento, imagen y palabras, miradas y abrazos, todo se mezcló sinérgicamente con la emoción de los transeúntes. Algunos dejaban escapar una pregunta mientras escrutaban con desconcierto esos zapatos esparcidos por doquier, otros sumaban sus zapatos para hacer más visible el río de sangre en la acera pública.  
 
 
Redactado por Mónica Edwards el Miércoles, 30 de Diciembre 2015 a las 11:36 | Comentarios

1 2 3 4 5 » ... 7


Editado por
Mónica Edwards
Monica Edwards Schachter
Mónica Edwards Schachter es investigadora, educadora, consultora, escritora y emprendedora, aunque prefiere definirse como una mujer apasionada por aprender y compartir proyectos para mejorar el mundo. Doctora Cum Laude por la Universidad de Valencia con la tesis doctoral ‘La atención a la situación del mundo en la educación científica’ (2003) y Especialista en Proyectos de Ingeniería e Innovación por la Universidad Politécnica de Valencia (2006). Es Ingeniera en Electrónica, Licenciada en Matemática y Física y posee Diplomas de pos-grado en Gestión del Conocimiento por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (México) y Planificación, Gestión y Evaluación de Proyectos Educativos (Universidad Nacional de Córdoba, Argentina). Con más de 20 años de experiencia en formación y consultoría, ha participado en más de 20 proyectos de investigación a nivel nacional e internacional. Es autora y co-autora de más de un centenar de publicaciones, entre libros, capítulos de libros y artículos en prestigiosas revistas científicas en temas de innovación tecnológica e innovación social, innovación colaborativa, empoderamiento, living-labs, innovación educativa, educación científica y desarrollo y evaluación de competencias, especialmente creatividad, innovación y emprendimiento. Ha recibido seis distinciones literarias en poesía y en 2004 le fue concedido el segundo premio en el Concurso de Ensayo Manuel Castillo (patronato Nord-Sud de la Universidad de Valencia) con la obra “Redes para la Paz”, publicado en 2007 por el Seminario Gallego de Educación para la Paz y la Fundación Cultura de Paz.





Noticias de Innovación


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile



últimos tweets
M. Edwards-Schachter : RT @EURESjob: Between 17 and 30? Willing to dedicate yourself to help other people? Join the #EUsolidaritycorps today! https://t.co/1vNaIGK…
Sábado, 10 de Diciembre - 21:42
M. Edwards-Schachter : RT @Randstad_es: "Mientras el tímido reflexiona, el valiente va, triunfa y vuelve", proverbio griego #RandstadMotivación #FelizViernes http…
Sábado, 10 de Diciembre - 11:30
M. Edwards-Schachter : RT @MIT: “My overarching goal in life has been to, no matter what, help people.” —Sade Nabahe, Class of 2017 #MITBetterWorld https://t.co/p…
Sábado, 10 de Diciembre - 11:29