Recomendar este blog Notificar al moderador
INNOVACIÓN


Aquí va una síntesis un poco más detallada del reporte New Nature of Innovation, aún considerando que en los tiempos que corren una publicación del 2009 puede parecer algo arcaica. No menos cierto es que dentro de los supersistemas o de las sistémicas superestructuras que hemos ido construyendo en el mundo, las ideas viajan a una velocidad superior a la de la luz mientras que ciertos hábitos culturales permanecen casi inamovibles.



¿Por qué una 'nueva naturaleza' de la innovación?

Tecnología y ciencia siempre han jugado un papel importante en el impulso de la innovación, y seguirán haciéndolo. Pero en el informe se sostiene que para muchas empresas la tecnología está pasando y pasará de ser un motor de la innovación a convertirse en un facilitador o mediador de la innovación. Las sociedades se están transformando y ante estas transformaciones las empresas tendrán que ser más abiertas, estar más próximas a las necesidades de sus clientes, más dispuestas a colaborar con los demás y a asumir una mayor responsabilidad social. Globalización y tecnología están cambiando las reglas del juego y si las empresas no se adaptan, no van a sobrevivir.

Los nuevos impulsores/conductores de la innovación


Se citan explícitamente cuatro nuevos drivers de la innovación, vinculados a esta 'nueva naturaleza' de la innovación' con unas propiedades emergentes que la diferencian de la innovación de la era industrial y que están transformando la forma de innovar en las empresas. Estos son:

- la co-creación o co-generación de valor con los clientes y usuarios
- el acceso al conocimiento global y a las redes de colaboración, innovación a través del networking
- los grandes desafíos globales, que plantean la necesidad urgente de encontrar soluciones, como el cambio climático, la problemática energética, el abastecimiento de agua potable ...
- los problemas relacionados con la pérdida del estado de bienestar, los desequilibrios demográficos y la provisión de servicios públicos

Estos cuatro motores de la innovación ya están manifestandose en nuevas maneras de innovar en las empresas y en el surgimiento de nuevos nichos de mercado, también están cambiando aceleradamente las estrategias y los modelos de negocio. Es también una oportunidad de oro para la emergencia de la asociación entre lo público y lo privado, al crecimiento exponencial de las ONGs se suma con fuerza el impacto de la denominada economía social, las empresas sociales, los emprendedores sociales ...

Una revisión del propio concepto de innovación

En el informe se sostiene que el concepto de innovación está cambiando de un modo radical. Anteriormente, la I + D en las empresas se proyectaba destinando una gran cantidad de recursos en proyectos a largo plazo y con el rol preponderante de los departamentos específicos de I + D. Pero hoy en día la innovación ya no es sólo la tecnología de base y la innovación requiere de una mentalidad diferente, la innovación es abierta (open innovation). Los consumidores exigen cada vez más productos y servicios basados en la experiencia individual. Las empresas deben pensar en nuevas formas de dar respuesta a demandas cada vez más sofisticadas, donde el uso de herramientas de co-creación junto a las tecnologías emergentes han de tener en cuenta las experiencias individuales de un gran número de usuarios.

Las empresas están comenzando a darse cuenta de que los desafíos globales, tales como el cambio climático, el suministro de agua potable, las epidemias, y las necesidades sociales, constituyen enormes posibilidades para abrir nuevos mercados. Mediante la creación de nuevas soluciones y desde una posición socialmente más responsable, las empresas pueden crear nuevas oportunidades de negocio en líneas convergentes con un desarrollo sostenible. 'La innovación social de la empresa' puede ser un área importante de negocio para empresas privadas y un eje central para innovaciones futuras.

La demanda de innovación en los servicios públicos es enorme y presenta importantes dificultades. Los ciudadanos quieren una provisisión de servicios más individualizada y de mayor calidad, pero la cantidad de recursos asignados al sistema de seguridad social están bajo una enorme presión, y la capacidad de dar una respuesta adecuada está siendo cuestionada en muchos países. Estos desafíos proporcionan oportunidades para las empresas privadas para buscar formas de innovar en servicios. En tal dirección, el informe plantea la necesidad para las empresas de aprender a trabajar en asociación con otras empresas y organizaciones, abriendo sus procesos de innovación, por ejemplo, a la participación de los usuarios, socios, proveedores, etc. con el fin de obtener nuevas ideas. Las empresas tendrán que formar redes de colaboración y participar en alianzas de innovación vinculante. No hay empresas - independientemente de su tamaño - que posean todos los conocimientos y los recursos necesarios para innovar por su cuenta. Por lo tanto, las empresas tendrán que acceder y combinar los conocimientos dispersos por el mundo a escalas cada vez mayores.

La innovación fluirá del networking de una diversidad de agentes, incluyendo proveedores y clientes, instituciones de investigación, empresas públicas y privadas, gubernamentales y no gubernamentales. Si bien las empresas transnacionales siempre han de originar conocimiento a nivel mundial, en el futuro incluso las empresas más pequeñas tendrán la oportunidad de generar este conocimiento respondiendo a la dinámica de la competencia global.

Implicaciones de la 'nueva naturaleza' de la innovación en las políticas de ciencia, tecnología e innovación

Los gobiernos se verán obligados a desempeñar nuevas funciones en el futuro. Deben ser sensibles y capaces de comprometerse en las relaciones de interdependencia con las empresas del sector privado y las organizaciones públicas, respondiendo a los movimientos del tercer sector: la sociedad civil. Nuevas alianzas surgirán y serán cruciales para la innovación futura, donde será imprescindible la formación de redes de colaboración entre el gobierno, las instituciones públicas y las empresas. Ello requerirá de un cambio importante de mentalidad y del desarrollo de nuevas competencias. La confianza y los modos de regulación cumplirán un papel importante en estas redes colaborativas y podrían suponer una nueva cultura en el sector público. Se trata de innovar en la intersección de las propias actividades de innovación y de regulación.
Para encontrar el equilibrio adecuado entre la regulación y la innovación se requieren políticas inteligentes del sector público. Los gobiernos deben establecer estándares nuevos y exigentes, pero al mismo tiempo deben asumir las posibilidades tecnológicas. Si las autoridades reguladoras no tienen los conocimientos necesarios para formular una regulación inteligente, será necesaria la colaboración con instituciones de investigación y empresas privadas para ayudar en su diseño e implementación.





Editado por
Mónica Edwards
Mónica Edwards
Mónica Edwards Schachter combina la investigación con otras actividades como consultora, escritora y ama de casa. Actualmente es investigadora en INGENIO, Instituto de Innovación y Gestión del Conocimiento dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y la Universidad Politécnica de Valencia. Posee una amplia formación multidisciplinar que integra ciencias naturales y ciencias sociales; es Doctora por la Universidad de Valencia con la tesis doctoral “La atención a la situación del mundo en la educación científica”, Licenciada en Matemática y Física, Ingeniera Electrónica, ha recibido un Diploma en Gestión del Conocimiento por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en el año 2004 (México) y es Especialista en Proyectos de Ingeniería e Innovación por la Universidad Politécnica de Valencia (2006).
Tiene una experiencia de más de 20 años en docencia, formación del profesorado y consultoría en innovación y planificación educativa en distintos niveles educativos en numerosas instituciones. De 1991 a 1997 fue ingeniera responsable del Laboratorio de Espectroscopía de Resonancia Magnética Nuclear e Infrarrojo en la Facultad de Química de la Universidad de Córdoba (Argentina). Es autora y co-autora de un centenar de publicaciones, entre libros, capítulos de libros, artículos y presentaciones en congresos y seminarios internacionales.

Ha recibido varias distinciones literarias en Argentina, entre ellos el Segundo Premio Concurso Literario Departamental con el poema “El Duelo" (1974), Segundo Premio de poesía en el Certamen Nacional de Cuento, Ensayo y Poesía Premio Homenaje Alicia Moreau de Justo (1986), Primer premio Concurso Literario de la Municipalidad de Córdoba (1993), Primer Premio en el I Concurso Literario Internacional para profesionales de la Ingeniería con la obra “De los legados, el amor y la muerte” (1997). En 2004 le fue concedido el segundo premio en el Concurso de Ensayo Manuel Castillo (patronato Nord-Sud de la Universidad de Valencia) con la obra “Redes para la Paz”, publicado recientemente por el Seminario Gallego de Educación para la Paz y la Fundación Cultura de Paz. Participa en un programa formativo (5º edición) sobre motivación en educación científica que ha sido recabado como ejemplo de buenas prácticas en un reciente informe de la UNESCO. En la actualidad sus principales líneas de investigación son innovación social, desarrollo tecnológico y sostenibilidad, temas de Ciencia-Tecnología-Sociedad-Ambiente, desarrollo y formación basada en competencias, especialmente en competencias en creatividad, innovación y emprendimiento.





Noticias de Innovación


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile