Recomendar este blog Notificar al moderador
INNOVACIÓN

Dice Justo Nieto al comienzo de su libro: “Innovar es una inevitable necesidad vital que, en todo momento y de modo más o menos consciente, realizan los seres humanos para poder sobrevivir, vivir y progresar”.


Y TÚ ..., ¿INNOVAS O ABDICAS?
Ficha técnica

Fecha de edición: 2008
Edita: Fundación Globalidad y Microeconomía. Editorial Universidad Politécnica de Valencia
Autor: Dr. Justo Nieto Nieto, Fundador y Ex-Presidente del Instituto de Biomecánica de la UPV, Doctor Honoris por el Instituto Superior Politécnica José Antonio Echevarría (La Habana), Universidad Ricardo Palma (Lima, Perú), Universidad Politécnica de Cartagena (España) y Universidad Xalapa (México). Rector de la Universidad Politécnica de Valencia desde 1986 a 2004. Conseller de Empresa, Universidad y Ciencia del Gobierno de la Generalitat Valenciana desde desptiembre de 2004 a 2007. Actualmente es Presidente de la Fundación Globalidad y Microeconomía.

Bajo una visión amplia y desprendida de ciertos encorsetamientos académicos, el autor nos presenta una obra que nos permite, como él mismo afirma, “abrir los sentidos” para indagar en los enigmas que encierra la palabra innovación. Un vocablo que, como otros tantos circulantes en nuestro mundo de hoy -globalización, sostenibilidad-, proliferan en los usos y costumbres con significados variopintos. Porque aunque el término goce de un notable efecto mediático, lo cierto es que no llega a entenderse muy bien de qué se trata. En este sentido, uno de los principales méritos del autor está en invitarnos a pasear por distintos escenarios de la innovación, para poder entenderla, diferenciarla y definirla, no necesariamente en este orden.

El viaje es placentero y puede hacerse de un tirón, la lectura es amena y agradable y más de una vez puede sorprendernos con una ocurrencia que nos dibuja una sonrisa a flor de labios. Pero al finalizar, sentimos la necesidad de retroceder página a página para revisar lo que a primera vista nos parecen pequeños matices, sugestivas y hasta osadas categorizaciones, nos vemos impulsados a reflexionar de un modo más profundo cada párrafo, cada frase, cada idea. Como si armando el puzzle del pensamiento subyacente del autor nos bastara para entender qué es la innovación.

Desde lo que califica de definiciones anticipadas de innovación, “conseguir un fin mejor a través del uso del conocimiento”, o su equivalente “es un proceso que se traduce en transformar conocimiento en algún tipo de valor reconocido, trátese de un valor económico, afectivo, de autoestima …” (¡para horror de más de un economista!), Justo Nieto nos provoca con algo que no habíamos pensado.

La innovación carece de método

Nos dice, en la página 18: “La innovación es tan real como la vida, porque la vida es el campo de acción de la Innovación; la Innovación puede ser tan doliente, poco platónica y gozosa como el parir, y al igual que ocurre con la vida (donde no existe un libro en el que estén escritos y descritos todos nuestros pasos futuros), la Innovación carece de método para alcanzar un objetivo. Y de la misma manera que el vivir, la Innovación incorpora riesgos para hacer el camino que conduzca al fin deseado.
Sin embargo, hay una diferencia importante entre Innovar y vivir. La Innovación construye caminos que conducen a una meta a través de la gestión del conocimiento, meta a la que a veces se llega. Cuando esto ocurre, deja de ser meta de Innovación, pues sólo existe aquella Innovación en la que el camino aún está por construir. Por el contrario, en la vida, todos los procesos, todos los caminos son, ellos mismos, el fin, acaben donde acaben. La vida da sentido a todos los caminos".

"A veces, innovando no se llega a la meta previsto; se intenta, se pone en uso todo el conocimiento posible, y no se llega. Pues… ¡a Innovar de nuevo!, a construir otro camino hecho con conocimiento. Es que… es así. Desde hace tiempo, afortunadamente, el ser humano no tiene el control de todas las cosas. Por esto, precisamente, hay que Innovar. Lo que sí posee la Innovación, si se es capaz de darse cuenta, es una estética admirable: la estética del privilegio de poder realizarla, la estética de lograr una meta haciendo uso del patrimonio de todo el conocimiento acumulado y disponible, la estética del aprender creando”.

La innovación usa todo el conocimiento disponible, no sólo el tecnológico

Una de las ideas más necesarias y por suerte destacadas en este libro, es la desmitificación de la fórmula I+D+I o, peor aún, de la I+D+i, que el autor considera una circunstancia adversa y limitante para la Innovación.

Así, nos expresa que pese a que en el mundo desarrollado preconizamos el living innovation dentro de “esta inevitable globalidad que envuelve, mediatiza, provoca, amenaza y esperanza a todos los seres humanos”, existe una gran desconocimiento y una gran indiferencia hacia la Innovación.
Extraigo unos párrafos de la página 21 y 22 (con autorización de su autor):

“… hay tres circunstancias adicionales, contemporáneas, que han sido verdaderamente nefastas para el uso de la Innovación como ambición legítima y fundamental del desarrollo humano.
La primera ha sido una exuberante puesta en escena sociopolítica del término Innovación, ligado, también, a una exuberante ignorancia de lo que significa dicho término. Me refiero a la confusión existente entre Investigación e Innovación Empresarial. Confusión injustificada, pues es sabido que la Investigación es un proceso que transforma riqueza en conocimiento, mientras que la Innovación Empresarial es un proceso que transforma conocimiento en riqueza. Realmente la Innovación transforma riqueza y conocimiento en más riqueza y otras satisfacciones. La segunda circunstancia ha sido atribuir a la investigación, desarrollo e Innovación, la curación de todos los males de las empresas y de la economía. La tercera circunstancia adversa para la Innovación ha sido limitarla de posibilidades al creer que su campo de actuación estaba ligado al conocimiento de base tecnológica. Esto se ha debido a que se le ha hecho formar parte, y aún se hace, del trinomio I+D+I, investigación, desarrollo tecnológico e Innovación. Sería deseable que esta mala costumbre se desterrara, pues la Innovación usa todo el conocimiento posible, no sólo el tecnológico. Agregando posteriormente que, “la investigación y el desarrollo tecnológico son, como concepto, opuestos a la Innovación, por eso no debería usarse I+D+I, sino ambos conceptos por separado, como ocurre por ejemplo, en EEUU; I+D investigación y desarrollo, en inglés R&D, e Innovación”.

Justo Nieto asocia la innovación a la convicción, a la actitud, al riesgo, al vaivén entre el éxito y el fracaso, a la oportunidad de cambio y a la posibilidad de mejorar, desde una ambición de progreso con un sentido profundamente humano.

“INNOVAR es una oportunidad de cambio a mejor y la Innovación es su proceso” (p. 31).

“Cada geografía, cada sociedad, cada cultura, cada espacio socioeconómico, tiene sus propios sistemas de conocimiento y de oportunidades posibles y, como la Innovación depende de ellos, se puede decir que hay infinidad de manifestaciones de la Innovación”.

Hasta aquí, los comentarios sobre una de las partes de este libro breve pero sumamente interesante, de la que una tercera parte se dedica a explorar la innovación desde un punto de vista general. En las dos partes que completan su trabajo, nos habla de la innovación empresarial… pero esto ya formará parte de otros comentarios, con clusters incluidos.

Por el momento algunas cuestiones quedan dando vuelta en mi cabeza …

- ¿carece la innovación de método?

- ¿ayudaría la división del I+D+I a mejorar las políticas, tratando de alcanzar la gobernabilidad de la I+D y junta, aunque no revuelta, la de la innovación?

Por último, me ha parecido de interés transcribir un párrafo, a propósito de la crisis económica …

“La globalidad, que es inevitable, tiene ventajas obvias, pero también tiene sus peligros específicos, uno de los cuales es la coexistencia necesaria entre ‘reglas de juego’ diferentes o asimétricas, que desequilibran el mercado, con tal magnitud y de manera tan imprevista y repentina, que pueden poner en jaque no sólo determinadas empresas, sino sectores productivos enteros, incluso el propio concepto de libre mercado” (p. 46).

Redactado por Mónica Edwards el Jueves, 29 de Enero 2009 a las 21:40 | Comentarios

Comentarios

1.Publicado por Alberto122 el 23/02/2009 18:15
Fenomenal blog Mónica. Tal vez a los lectores les interese un artículo sobre las 50 empresas más innovadoras del mundo en

http://managersmagazine.com/index.php/2009/02/las-50-empresas-mas-innovadoras/

Un saludo bloggers

Nuevo comentario:



Editado por
Mónica Edwards
Mónica Edwards
Mónica Edwards Schachter combina la investigación con otras actividades como consultora, escritora y ama de casa. Actualmente es investigadora en INGENIO, Instituto de Innovación y Gestión del Conocimiento dependiente del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de España y la Universidad Politécnica de Valencia. Posee una amplia formación multidisciplinar que integra ciencias naturales y ciencias sociales; es Doctora por la Universidad de Valencia con la tesis doctoral “La atención a la situación del mundo en la educación científica”, Licenciada en Matemática y Física, Ingeniera Electrónica, ha recibido un Diploma en Gestión del Conocimiento por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales en el año 2004 (México) y es Especialista en Proyectos de Ingeniería e Innovación por la Universidad Politécnica de Valencia (2006).
Tiene una experiencia de más de 20 años en docencia, formación del profesorado y consultoría en innovación y planificación educativa en distintos niveles educativos en numerosas instituciones. De 1991 a 1997 fue ingeniera responsable del Laboratorio de Espectroscopía de Resonancia Magnética Nuclear e Infrarrojo en la Facultad de Química de la Universidad de Córdoba (Argentina). Es autora y co-autora de un centenar de publicaciones, entre libros, capítulos de libros, artículos y presentaciones en congresos y seminarios internacionales.

Ha recibido varias distinciones literarias en Argentina, entre ellos el Segundo Premio Concurso Literario Departamental con el poema “El Duelo" (1974), Segundo Premio de poesía en el Certamen Nacional de Cuento, Ensayo y Poesía Premio Homenaje Alicia Moreau de Justo (1986), Primer premio Concurso Literario de la Municipalidad de Córdoba (1993), Primer Premio en el I Concurso Literario Internacional para profesionales de la Ingeniería con la obra “De los legados, el amor y la muerte” (1997). En 2004 le fue concedido el segundo premio en el Concurso de Ensayo Manuel Castillo (patronato Nord-Sud de la Universidad de Valencia) con la obra “Redes para la Paz”, publicado recientemente por el Seminario Gallego de Educación para la Paz y la Fundación Cultura de Paz. Participa en un programa formativo (5º edición) sobre motivación en educación científica que ha sido recabado como ejemplo de buenas prácticas en un reciente informe de la UNESCO. En la actualidad sus principales líneas de investigación son innovación social, desarrollo tecnológico y sostenibilidad, temas de Ciencia-Tecnología-Sociedad-Ambiente, desarrollo y formación basada en competencias, especialmente en competencias en creatividad, innovación y emprendimiento.





Noticias de Innovación


RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile