Recomendar este blog Notificar al moderador

LITERARIA



Poemas

sI go ciego

Zur Blindheit über-
redete Augen

eramos
luz y si me di
ce
nit
en tu piel red(e/u)cido
per(ex)istiré aunque cie
go
zaremos [y] seremos
contra la ce(gu/rt)e(r/z)a

Rendicción (Amargord, 2013)


*


en el instante
aremos
la luz
de nuestros ojos
si prestos a la siembra(ce)
para yacer
rados
al tiempo
ahondarnos de pleno
(en/a) la impaciencia de las caricias
que con(o/a)cemos
al besarte mayor y tú
me resucitas en tus labios


Tratado de entrañeza (Polibea, 2014)

Mario Martín Gijón
Martes, 20 de Enero 2015



Poemas

Dos poemas de "Inane", de Isabel Navarro
El pecado venial de las azadas
es cavar la tierra para sepultar un credo.
Es el penúltimo dogma de los cínicos:
sembrar la era con hortalizas invisibles.
La fe desgastada, como el bajo de los vaqueros.


*


Las manos te olían a cebolla
y en cada suspiro repetías la palabra
hambre.
Alguien me dijo que nunca pudiste evitar
estudiar en la misma mesa
donde tu madre degollaba a los conejos.

Isabel Navarro
Viernes, 6 de Junio 2014



Poemas

Poemas de "En la pizarra de la noche", de Ricardo Pochtar
DONDE SE ENCIENDEN
las primeras sombras
se levantan del mar
aves de espuma.


*


SERÁ CALLADA la nueva
gesta de las cosas,
habrán vuelto
a su silencio antiguo
el roble que consiente
los helechos,
la bruma de hojas tiernas.


*


BURIDÁN

Entre dos adjetivos
igualmente necesarios
el poeta descubre
que el ayuno,
y se calla.

Ricardo Pochtar
Viernes, 30 de Mayo 2014



Poemas

Del libro "¿Por qué hay poemas y no más bien nada?", de Ángel Cerviño
Lázaro parpadea* / doble click en la abovedada atmósfera
del túmulo / sueña que se levanta para atizar el frío /
rebumbo de voces tras la hendidura / tajos de luz / cu-
chillas de polvo en el aliento pestilente de la cripta / se
inundan de suplencia los rincones / un ladrido lejano le
trae la palabra perro / se vierte memoria desde las gradas
/ (captura de pantalla) / cierra los ojos / presiente las
arcadas de su nombre / achica la náusea / tamborilea
sobre el mármol / vuelca el cuenco de su próxima
muerte / derrama el ungüento


*


- ¿...?
- El poema resta ruido al mundo, como el escultor retira materia
e introduce vacío en el bloque de mármol
Ángel Cerviño
Domingo, 9 de Marzo 2014



Poemas

Poemas de "Picados suaves sobre el agua", de Antonio Luis Ginés
FRESCO

Abre una puerta y ella está sentada con los brazos cosidos
a las rodillas. La cena fría, lo de siempre pero con más
cansancio, tanto que no hay palabras: asco, algo
parecido. El último cuadro sin colgar todavía, todavía
ella saca fuerzas para echar sus ojos sin fondo en los de
él, en silencio, en un lenguaje sin signos ni secretos. Las
manos se sueltan del cuerpo y mueren en la silla. Él no
sabe por qué un temblor le angustia por debajo de la
camisa; lo mira y repasa todo pero no ve nada excepto a
ella, sentada; cena, pinturas, olor
húmedo. Se gira y cierra la puerta
por fuera.

*

ARAÑA

Cuando vuelvo, la ciudad parece inofensiva. Las luces
son arañas que parpadean y te deslumbran. Es el ojo de
un huracán: su abrazo te engullirá como animal
hambriento. Sabes que no podrás huir más allá de la
noche, que te gustaría quedarte, detenido el instante y
el motor, en esta zona de descanso. Observar el parpadeo:
todo un mundo de posibilidades, de vidas, que agitadas
se despiden del día. Te gustaría quedarte así, sin más
ruido que tu respiración, el vaho contra la luna delantera.
Pero el deseo no vence:
y, en cinco minutos,
estarás allá abajo,
serás otra araña
insignificante,
que no puede escapar
a su propio hilo.



Antonio Luis Ginés
Sábado, 3 de Agosto 2013


Editado por
Yaiza Martínez
Yaiza Martínez
© Mamis & Mimos
www.mamisymimos.es

DESCÚBRELO












RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile



Yaiza Martinez

Crea tu insignia

Búsqueda