Recomendar este blog Notificar al moderador

LITERARIA



Poemas

Poemas de "Deriva", de Laia López Manrique




dónde tiemblas
si no es ante el frío
reconocimiento
de los límites
la escarpada referencia
el lugar que precede
al tejado
y sus capas de polvo
la escoria en la tráquea
el rostro de perfil
que mide el tiempo
dónde riges
si no es ante tu huida
tu abundancia de señas
si no es ante tus dedos que tallan
presionan
y tan serenamente
te despiden









*


destruyes
la memoria
cada vez que la narras
cada vez que le añades
el berrido
enfermo
de un canto
mejor
el silencio
del cuerpo
que el suelo gastado
la cueva sin luz
el pentagrama
la palabra
arbitraria
que ensucia


*

el cuerpo fósil
el cuerpo florescencia
el pan invidente
los ojos que rasgan
el cuerpo
el pan
los ojos heridas
cisuras
la metáfora que desplaza
el sentido
y deshace la forma
las palabras que dices
para contraer
para habitar
un cuerpo
apetito
de caballos salvajes
de retratos ocultos
al pie
de los versos
causa final
anunciada
como el mármol
al inicio del poema
Laia López Manrique
Sábado, 23 de Junio 2012



Bitácora

Si bien es cierto que la investigación lingüística, nunca banal, ha sido una constante en la obra de Yaiza Martínez, y que ritmo y sonoridad eran elementos fundamentales en ella, en su último libro “Caoscopia” (Colección Once, Editorial Amargord, 2012) se produce una eclosión de esta investigación, y el resultado es un lenguaje sin mordedura. Por otro lado, las subsecciones que conforman el libro: "El ser / el no-ser / voz del amor / en el lenguaje", van reapareciendo, y este goteo conforma un ritmo de péndulo que puede interpretarse como la persistencia de la memoria y la tensión de esta con la muerte, y con la aparición de lo nuevo. Por Pilar Fraile Amador.


Sobre el poemario "Caoscopia", de Yaiza Martínez
La obra poética de Yaiza Martínez, que se abría con un deslumbrante primer libro, Rumia Lilith, parecía haber nacido imbuida de los hilos conductores que se desarrollarán o serán motivos recurrentes en el resto de sus libros:

Una escritura desde lo femenino que puede remitir a Mujer sin Edén de Carmen Conde del 1947 o a la obra de Clara Janés de los años ochenta.

Sin embargo, su mirada está más libre del sentimiento trágico de aquellas obras y evoluciona hacia un análisis del devenir en el que se plantea una propuesta para la renovación emocional y ética, especialmente patente en su anterior, Siete-Los perros del cielo.

Su obra está trasvasada también por lo corpóreo y lo erótico, por las múltiples voces de una estirpe, la mezcla de lo alegórico y cotidiano o las constantes referencias clásicas y religiosas, que se acentúan en El hogar de los animales Ada.

El otro elemento esencial que liga la obra de Yaiza Martínez y le da una soprendente unidad es la aparición de elementos cosmológicos y científicos que contribuyen a profundizar en esa nueva mirada sobre seres y acontecimientos.

En el libro que nos ocupa, Caoscopia, resuenan todos los hilos de los que venimos hablando y que hacen que la poesía de Yaiza Martínez sea tan genuina, sin embargo, algo sucede en este libro respecto al tratamiento del lenguaje que supone un salto cualitativo.

Si bien es cierto que la investigación lingüística, nunca banal, había sido una constante en su obra y que ritmo y sonoridad eran elementos fundamentales, en Caoscopia se produce una eclosión de esta investigación y el resultado es un lenguaje sin mordedura donde nada sobra y cada vez que el poema termina hay que volver a empezar para paladear su textura, su densidad, su corporeidad.

Las subsecciones que conforman el libro: "El ser / el no-ser / voz del amor / en el lenguaje", van reapareciendo y este goteo conforma un ritmo de péndulo que puede interpretarse como la persistencia de la memoria y la tensión de esta con la muerte y con la aparición de lo nuevo.

Las notas, profusas en todo el libro, ofrecen para el poema nuevos territorios y al igual que en el libro en su conjunto, la escritura no está cerrada sobre sí sino en continua apertura; estas notas, nunca adorno ni juego formal, liberan al poema y nos asoman a su potencial territorio infinito.

Anexo:

En una segunda presentación de Caoscopia en Madrid (21 de septiembre de 2012, Librería del Centro de Arte Moderno), Pilar Fraile leyó el siguiente texto sobre el libro:

Se hizo la pantera del hilo prenatal, fue su piel instigada a hacerse negra y fueron sus ojos animados a crecer y llenar el vacío de las cuencas. Así se hizo la pantera y así llenó también el paraíso y así el resto de criaturas atadas a sus nudos.

Así también las palabras, atadas a sus nudos, ceñidas a su horquilla, a su horma de decir. Pero la palabra igual que la pantera podía volverse contra el hilo, crecer de puro pelo blanco, crecer contra la rueda, crear la rueda que la crece.

Esto es lo que sucede en "Caoscopia", allí la palabra se vuelve contra el peso de los siglos, mira de frente al todo del animal y traza hilos para la memoria y sus vástagos, para nosotros.

Si este tiene que ser el paraíso será necesario crear primero el vacío; porque hemos heredado el mundo cargado de arquitectura, pero si este tiene que ser el paraíso es necesario, es urgente crear el vacío.

Si este tiene que ser el paraíso habrá que dejar obrar al vacío, al Caos, para que las nuevas razas de hombres y animales tiendan sus propios hilos hacia el pozo del tiempo.

Esa es la tensión de "Caoscopia" y esa es su maravilla, el eco que resuena cuando se lee y mucho, mucho después. Un eco generativo.

Decía Deleuze que la verdadera escritura se hace para crear un pueblo que falta, un pueblo menor e impotente que se convierte en potente gracias a «Una sintaxis misteriosa que grabará en la superficie de la lengua materna una lengua nueva que no por entendida dejará de ser completamente extranjera».

En esa necesaria extranjería se mueve "Caoscopia", abriendo puertas a la escritura y al pueblo por venir, que tanto necesitamos.




Pilar Fraile Amador es poeta. Ha publicado los libros de poesía: El límite de la ceniza (Prensas universitarias de Zaragoza, 2006); La pecera subterránea, (Amargord, 2011), y las plaquettes: La disección de los insectos (Ed. Delirio, Salamanca, 2006) y Antídoto (Ed. Legados, Madrid 2009). El texto reproducido fue leído en la presentación de Caoscopia y del libro de José Viñals, Alcoholes y otras substancias (ambos publicados en la colección Once de la Editorial Amargord), el pasado jueves 14 de junio en la librería La Marabunta de Madrid.
Yaiza Martínez
Sábado, 16 de Junio 2012



Poemas

UNA NANA PARA BRUNDIBÁR

Hans Krása (Praha, 1899 - Oswiecim, 1944)

Nuestra tímida nana conmueve corazones. Mamá se está mu-
riendo de frío, de hambre y de pena. No tenemos dinero, ni leche
en la alacena, ni lumbre que consiga sanar sus sabañones.

Hemos sólo su amor, mimado entre algodones, sus lágrimas
sonrisas y su actitud serena. Bajo una vieja manta la piel se
le gangrena mas no los suaves besos llagados de ilusiones.

Es una nana dulce, igual que una caricia que se dice en silen-
cio y calla su ternura parar arrullar al niño que mece la canción.

Nuestra nana tristísima casi es una delicia que del dolor nos
nace con una garra oscura: como el gato que juega, sin
matar, al gorrión.


*

POEMA DEL ODIO

Siempre nos quedará el odio puro. Dividido primero y ase-
rrado, sin piqués ni inclusiones, desbastado, y tras la talla en
cruz, cristal obscuro,

sus facetas bañadas en cianuro, con precisas tenazas engas-
tado como un bello diamante abrillantado: si frágil su apa-
riencia, lo más duro.

Mirad nuestro odio. Con él se podría no todo acaso y, sin
embargo, mucho: perdonada la vida hurtarla luego

o engarzarle a la muerte una agonía. Mirad a nuestro odio
arder en hielo, ducho como carbón prender sin fuego.
Juan Carlos Friebe
Lunes, 11 de Junio 2012



Bitácora

El próximo viernes día ocho de junio, a las 21.00 h y en La Fuga Librerías (c/ Conde de Torrejón, 4, Acc., Sevilla) se presentarán los poemarios Noche sin clausura, de Laura Giordani, y Caoscopia, de Yaiza Martínez, ambos editados por Amargord.

En la velada también se dará a conocer el libro colectivo Por donde pasa la poesía (Baile del Sol, 2011), con la intervención de algunos de los autores seleccionados en la obra: David Eloy Rodríguez, Carmen Camacho y José María Gómez Valero.

Referencias:

* Poemas de "Noche sin clausura", de Laura Giordani.

* Más información sobre Por donde pasa la poesía en una entrevista con uno de sus editores, el poeta valenciano Víktor Gómez Ferrer.
Yaiza Martínez
Lunes, 4 de Junio 2012


Editado por
Yaiza Martínez
Yaiza Martínez
© Mamis & Mimos
www.mamisymimos.es

DESCÚBRELO












RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile



Yaiza Martinez

Crea tu insignia

Búsqueda