Recomendar este blog Notificar al moderador

Blog sobre pensamiento social de Tendencias21

Bitácora

4votos



Domingo, 30 de Diciembre 2012

Un nuevo mundo se despliega desde el interior de cada individuo. Se anuncia y, sin embargo, no se sabe desde donde se anuncia. Se habla del fin del mundo y, sin embargo, no conocemos su significado. Suceden cosas, se producen tragedias y tratamos de achacar el hecho a profecías interpretadas desde viejos patrones, desde viejas historias, desde relatos construidos con herramientas obsoletas. Todo es confusión, es preciso aceptar que es tiempo de silencio.


Buscando cobijo                   Fuente: singlesbarcelona.es
Buscando cobijo Fuente: singlesbarcelona.es
El invierno humano ha llegado y como tal nos invita a la reflexión, al recogimiento, a la toma de conciencia de dónde estamos: no hay que huir, hay que cobijarse, dar cobijo y esperar a que la luz se haga. No es la voluntad la que la hará surgir, es la espera esperanzada la que permitirá que se acerque.

Estamos en invierno, es tiempo de espera y para esa espera necesitamos el calor que emerge de nuestros corazones, necesitamos de los recursos que hemos acumulado a lo largo de nuestra vida. Gracias a las experiencias vividas, gracias a los errores corregidos, gracias a las renuncias de lo superfluo, gracias a querer vivir con lo esencial y a querer compartir lo que no nos sobra, el mundo cambia. El mundo cambia porque cambiamos los que lo construimos, nosotros, los seres humanos, ayudados por todos los seres vivos y por la materia inteligente que compone cada átomo de la realidad densa y sutil.

Para cambiar no hace falta que se produzcan las catástrofes que se anuncian, para cambiar el mundo solo hace falta que nos giremos sobre nuestros pies y miremos la realidad que hemos negado. Las catástrofes surgen de la ceguera del ser humano, por no aceptar que todo coopera para la vida y que el desconocimiento o la negación de esta verdad es la que produce el dolor en todas sus manifestaciones.

Está en nuestras manos, pues, pongámonos al servicio de la vida y no pretendamos que ella se ponga al servicio de nuestra ignorancia y de la instrumentalización que hacemos de la realidad, pretendiendo adaptarla a nuestros infantiles objetivos.

Alicia Montesdeoca


Editado por
Alicia Montesdeoca
Montesdeoca Alicia
Licenciada en Sociología por la Universidad Complutense de Madrid, Alicia Montesdeoca es consultora e investigadora, así como periodista científico. Coeditora de Tendencias21, es responsable asimismo de la sección "La Razón Sensible" de Tendencias21.



Artículos de La Razón Sensible

Enlaces

RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile