Recomendar este blog Notificar al moderador




Blog sobre urbanismo y arquitectura de Tendencias21

Editado por
Guadalupe García Catalán
Eduardo Martínez de la Fe
Guadalupe García Catalán obtuvo el título de Arquitecto en 1982 en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. A lo largo de más de veinticinco años de ejercicio profesional, ha compaginado éste con otras actividades.
En 1994 obtuvo la Suficiencia Investigadora en Geografía en la Facultad de Historia de la Universidad de Salamanca, sin llegar a redactar la Tesis Doctoral.
Le fueron otorgados tres premios y un accésit en sendos concursos sobre Diseño Urbano en la Comunidad Autónoma de Castilla y León.
Trabajó varios años como Secretaria Técnica del Colegio de Arquitectos, primero en Salamanca, después en Las Palmas de Gran Canaria y por último en Segovia. También fue vocal por Salamanca en el Colegio de Arquitectos (COAL).
Fue miembro de la Junta Directiva por Madrid de la ONG “ASF-E” (Arquitectos Sin Fronteras), así como coordinadora de esa revista durante los años 2000 a 2002.
En la última década ha compaginado la experiencia como docente en Urbanismo en la Universidad SEK de Segovia (hoy IE, Instituto de Empresa) con las tareas de arquitecto municipal en varios ayuntamientos de Castilla y León.







Comparte contenidos
RSS ATOM RSS comment PODCAST Mobile

Francisco Javier Sáenz de Oíza (arquitecto, 1918-2000), excelente profesional conocido por sus polémicas obras madrileñas como TORRES BLANCAS, la torre del BBVA del Paseo de La Castellana y el edficio de la M-30 "POZO DEL HUEVO", entre otros muchos, fue mi MAESTRO.
Desde aquí, mi más sincero homenaje. Nunca se olvida a un buen Maestro.


El único, junto con Mariano Bayón, a quienes yo les debo ser lo que soy, saber lo que sé -poco o mucho- de este oficio cuya práctica me resulta cada día más dura.

Era por el año 1980 y en uno de mis bajonazos vocacionales decidí arriesgarme y elegir su Taller de Proyectos. Era poco menos que imposible entrar, pues había mucha más demanda que oferta de plazas, pero me arriesgué y me salió bien; quiero decir que fui finalmente admitida.

Oíza era un hombre de una vocación absolutamente contagiosa, con una cabeza privilegiada, divertido (siempre pensé que ser divertido no es algo frívolo sino un plus), sencillo, caprichoso, caótico, genial. Recuerdo que un día sacó de una caja de zapatos los que se acababa de comprar (“para la boda de mi hija”, dijo) y se puso a elucubrar sobre los zapatos, sus treinta pupilos alrededor riendo a carcajadas…
Otro día nos contó la razón por la que las puertas de los aseos deben abrir siempre hacia afuera, otro de la claustrofobia en los ascensores, otro de las salas que han de habilitar en las Cortes para las personas que ejercen de taquígrafos, otro de cómo la luz se tamiza a través del conjunto de persianas en Torres Blancas…¡Cuánto aprendíamos con él!

No te cuides en exceso del ropaje,
de escultor, no de sastre, es tu tarea,
no te olvides de que nunca más hermosa
que desnuda está la idea.


( De “Credo Poético”, Unamuno).

¿Los grandes arquitectos fueron también poetas?
¿Era Oíza un poeta?
No sé… era, desde luego, un enamorado de la vida.

Desde aquí, mi más sincero homenaje. Nunca se olvida a un buen Maestro.

http://es.wikipedia.org/wiki/Francisco_Javier_S%C3%A1enz_de_Oiza

Artículo de Francisco Alonso en la Revista ARQUITECTURA COAM, nº 355, 1T-2009.

http://palomatorrijos.blogspot.com/2009/11/torres-blancas-madrid.html

http://www.soloarquitectura.com/arquitectos/francisco_javier_saenz_de_oiza.html

Guadalupe García Catalán
Sábado, 16 de Octubre 2010