Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Airbus, Boeing y Embraer se unen para desarrollar biocombustibles

Las compañías esperan de esta forma impulsar el crecimiento sostenible de la aviación


Airbus, Boeing y la brasileña Embraer, los tres principales fabricantes de aviones del mundo, firmaron el pasado jueves un Acuerdo de Intenciones para colaborar en el desarrollo de biocombustibles para la aviación. El objetivo es reducir las emisiones de dióxido de carbono y conseguir un crecimiento sostenible. El acuerdo se produce después de que la patronal de las aerolíneas IATA haya reducido en un 14% sus previsiones sobre la industria para 2012. Por Carlos Gómez Abajo.



Jim Albaugh, Paulo César Silva y Tom Enders. Fuente: Embraer
Jim Albaugh, Paulo César Silva y Tom Enders. Fuente: Embraer
EADS/Airbus, Boeing y la compañía brasileña Embraer firmaron el pasado jueves un Acuerdo de Intenciones para colaborar en el desarrollo de biocombustibles avanzados asequibles para la aviación. Los tres principales fabricantes de aviones colaborarán de forma unitaria al lado de gobiernos, productores de biocombustibles y otros socios, en la búsqueda de soluciones que promuevan y agilicen la disponibilidad de nuevos tipos de combustibles sostenibles para uso aeronáutico.

El presidente y consejero delegado de Airbus, Tom Enders, su homólogo de Boeing Commercial Airplanes, Jim Albaugh, y el presidente de Embraer Aviación Comercial, Paulo César Silva, firmaron el acuerdo durante la Cumbre de Aviación y Medio Ambiente del Grupo de Acción para el Transporte Aéreo (ATAG, por sus siglas en inglés), en Ginebra.

"En los últimos diez años hemos realizado un gran avance en la reducción de la huella de carbono de nuestra industria —el tráfico aéreo ha crecido un 45% mientras que el consumo de combustible sólo ha aumentado un 3%", declaró Tom Enders, según la nota de prensa. “La producción y utilización de cantidades sostenibles de biocombustibles para la aviación son clave para conseguir el ambicioso objetivo de reducción de CO2. Para ello, colaboramos con nuestra inversión en I+T (investigación y tecnología) y apoyamos a la Comisión Europea en su objetivo de conseguir una cuota del 4% de biocombustibles para la aviación en 2020".

"Innovación, tecnología y competencia han llevado nuestros productos a los niveles más altos de rendimiento", señaló Jim Albaugh, que añadió: "A través de nuestra visión común de disminuir el impacto ambiental de la aviación, y nuestros esfuerzos colectivos para desarrollar combustibles sostenibles, podremos acelerar su disponibilidad y hacer lo mejor para conservar el planeta que compartimos".

"Gracias a nuestro compromiso común por tener un papel fundamental en el desarrollo de programas tecnológicos que faciliten la producción y el uso de biocombustibles para la aviación, conseguiremos nuestro objetivo mucho antes que si trabajamos individualmente", explicó Paulo César Silva. "Pocos saben que el ya conocido programa de biocombustibles para la industria automovilística de Brasil comenzó en la comunidad aeronáutica, en los años setenta, y seguiremos haciendo historia".

Reducir emisiones

Este convenio de colaboración apoya el objetivo de la industria de reducir las emisiones de carbono desde diferentes enfoques. La continua innovación, impulsada por un mercado competitivo que empuja a los fabricantes a la mejora continua del rendimiento de sus productos, y la modernización del tráfico aéreo, son también elementos críticos para lograr el crecimiento neutro de carbono más allá de 2020 y reducir a la mitad las emisiones producidas por la aviación para el año 2050, en comparación con los niveles de 2005.

"Que estos tres líderes de la aviación dejen a un lado sus diferencias competitivas y trabajen juntos en el desarrollo de biocombustibles, subraya la importancia de las prácticas sostenibles y el esfuerzo de la industria de la aviación en este sentido", resumió el director ejecutivo de ATAG, Paul Steele. "A través de este tipo de acuerdos de colaboración, la aviación está haciendo todo lo posible para conseguir la reducción de las emisiones de carbono, mientras su aportación a la economía y a la sociedad global sigue siendo imprescindible".

Las tres empresas son miembros del Sustainable Aviation Fuel Users Group, que incluye a las 23 compañías aéreas más importantes del mundo, responsables del 25% del consumo anual de combustible para la aviación.

La cadena de valor reúne a agricultores, refinerías de petróleo, compañías aéreas y legisladores para acelerar la comercialización de la producción sostenible de biocombustibles. Hasta la fecha, Airbus ha puesto en marcha cadenas de valor en Brasil, Qatar, Rumanía, España y Australia, y espera contar con una cadena de valor en cada continente. Las posibilidades de los biocombustibles para la aviación son limitadas, por lo que Airbus cree que se debería priorizar el uso de los diferentes tipos de energías según las necesidades del transporte.

EADS Innovation Works lidera el grupo de investigación en biocombustibles de EADS. El acuerdo colaboración con Boeing y Embraer incluye el desarrollo de normativas y metodologías para evaluar los ciclos de vida de la energía y el carbono.

Airbus, Boeing y Embraer no cesan en su colaboración para la puesta en marcha de cadenas de suministro regionales. Los tres fabricantes han apoyado numerosos vuelos con biocombustibles desde que los organismos reguladores aprobaron su uso comercial en 2011.

Subida del petróleo

Tres días antes de este acuerdo, la International Air Transport Association (IATA) había anunciado una rebaja de su perspectivas de la industria para 2012 debido sobre todo al crecimiento de los precios del petróleo. IATA espera que las compañías aéreas obtengan una ganancia global de 3.000 millones de dólares en 2012, lo que supone una rebaja de 500 millones de dólares respecto al pronóstico de diciembre (un 14%), provocada por la previsión del precio del petróleo, en 115 dólares por barril, por encima de los 99 previstos anteriormente.

“2012 sigue siendo un año difícil para las compañías aéreas. El riesgo de un empeoramiento de la crisis de la Eurozona ha sido sustituido por un riesgo igual de tóxico: la subida del petróleo”, explicó Tony Tyler, director general y consejero delegado de IATA.



Martes, 27 de Marzo 2012
Artículo leído 3713 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >