Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura



Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Creado el mayor Bloque Funcional de Espacio Aéreo del Cielo Único Europeo

El control centralizado del tráfico aéreo supondrá un ahorro de 1.000 millones de euros


Seis países europeos han firmado un acuerdo para establecer el primer bloque funcional de espacio aéreo (FAB) previsto en la iniciativa de Cielo Único Europeo y gestionar conjuntamente su tráfico aéreo. Se trata del Functional Airspace Block Europe Central (FABEC), que representa al 55% de los vuelos del continente. Al mismo tiempo, un comité de expertos ha ratificado por unanimidad los objetivos de rendimiento para el Cielo Único Europeo. Esta iniciativa supondrá un ahorro de más de 1.000 millones de euros, una disminución de 500.000 millones de toneladas de CO2 emitido, así como una reducción de 53,93 € en cada unidad de servicio en 2014. Por Juan R. Coca.



http://www.fabec.eu
http://www.fabec.eu
El pasado 3 de diciembre un comité de expertos europeos ha acordado por unanimidad los objetivos de rendimiento para el Cielo Único Europeo. Este comité ha desarrollado un paquete que ofrecerá mejoras significativas del rendimiento a nivel de seguridad, menos retrasos, costos más bajos y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

Los datos que manejan estos expertos hablan de que una vez implantado el sistema habrá la posibilidad de ahorrar 340 millones de euros en coste de prestación de servicios a usuarios. Asimismo, las medidas acordadas permitirán incrementar la seguridad y reducir las emisiones de dióxido de carbono del orden de 500.000 toneladas anuales.

Siim Kallas, Comisario responsable de transporte, ha afirmado que el Cielo Único Europeo ha logrado un hito clave con el acuerdo de objetivos de rendimiento, ya que éste proporcionará un ahorro de más de mil millones de euros. Dicha cantidad se obtiene de conjugar todos los previsibles beneficios que la aplicación del Cielo Único; beneficios para los pasajeros, para las empresas y para el medio ambiente.

Por otro lado, ya se están empezando a materializar los primeros pasos del Cielo Único gracias a la configuración inicial de los bloques funcionales del espacio aéreo (FAB) previstos en esta iniciativa. Bélgica, Francia, Alemania, Luxemburgo, los Países Bajos y Suiza se han comprometido ya a la gestión conjunta de su espacio aéreo con la intención de llevar a cabo los objetivos del Cielo Único Europeo: acortar los vuelos, reducir el consumo de combustible y contaminar menos.

Fuente: http://www.fabec.eu
Fuente: http://www.fabec.eu
FABEC: el primero

La búsqueda de una mejor eficiencia es lo que ha llevado a estos seis países a firmar un acuerdo para el establecimiento de un “bloque funcional de espacio aéreo”. Este nuevo bloque funcional ha recibido el nombre de Bloque Aeroespacial Funcional de Europa Central (Functional Airspace Block Europe Central: FABEC).

Este nuevo acuerdo en pos del Cielo Único ha sido aclamado como un gran paso hacia la consecución de este microsistema. Ello es así ya que este FABEC maneja más de la mitad de los vuelos del continente europeo (el 55%) y cubre las zonas de tránsito más complejas ya que, entre otros factores, engloba a los aeropuertos con mayor actividad.

FABEC tendrá un Consejo compuesto por representantes civiles y militares que se establecerá para gobernar la armonización de las normas y los procedimientos, la prestación de servicios de navegación aérea, la cooperación civil-militar, la carga, la supervisión y el rendimiento. Asimismo, a la hora de tomar sus decisiones, los Estados firmantes establecerán las normas necesarias y sus propios procedimientos. En base a estos, los seis países han empezado a estudiar las bases institucionales y legales de la empresa que centralizará el control de FABEC. Además, tienen intención de que las negociaciones para lleguen a buen puerto antes del fin del mes de julio de 2011.

Seis FAB más

El nuevo FABEC, sin lugar a dudas servirá como modelo para las otras regiones FAB que se prevé que vayan tomando cuerpo hasta comienzos de diciembre del año 2012. De hecho, tal y como informa Euroactiv, el Comisario de Transportes de la UE, Siim Kallas, afirmó que espera que la firma FABEC será “una inspiración para los demás Estados miembros”.

En este sentido, Euroactiv informa que seis FAB más se encuentran en fase de negociación y se espera que tomen cuerpo en un plazo relativamente corto. Uno de los que parece que, previsiblemente, será presentado con mayor celeridad es el FAB llamado azul Mediterráneo que reunirá a Italia, Grecia, Chipre y Malta, junto con los asociados Túnez, Egipto y Albania, así como Jordania y el Líbano en calidad de observadores.

En 2008, el cielo europeo fue repartido en nueve bloques funcionales de espacio aéreo (FAB), con la finalidad de que entren en servicio en 2012. Los FAB dispondrán de prerrogativas del conjunto de las estructuras de control actual de los países afectados.

Como hemos dicho, los expertos consideran que el desarrollo de este gran sistema de control y gestión del transporte aéreo traerá consigo un buen número de beneficios a los usuarios, a las empresas y al medio ambiente.

Aumentar la seguridad

La seguridad es uno de los factores que mayor preocupación genera tanto a los miembros del grupo de expertos como a los responsables del FABEC. Respecto a este aspecto ya hemos informado en esta revista sobre los factores que es necesario tener presente. A modo de resumen podemos decir que, dada la importancia de la seguridad internacional, el sistema de Cielo Único Europeo tiene como gran objetivo básico permitirá mejorar la gestión del tráfico aéreo y, por ende su seguridad.

No obstante, este macrosistema necesitará un control centralizado y, en él, será fundamental la actividad de la Agencia Europea de Seguridad Aérea para su control. Aún así, para que todo funcione correctamente, será necesario que se integren todos los componentes del sistema y se produzca un trasvase constante de información. Esto se reflejará en el desarrollo de planes a nivel nacional que serán supervisados por la Agencia Europea de Seguridad y el Órgano de Examen.

Aumento de la eficiencia y ahorro a usuarios

Recordemos que en la actualidad, el espacio aéreo europeo, sigue estando dividido en 27 regiones diferentes las cuales se encuentran regidas, a su vez, por otros tantos gobiernos nacionales. Este hecho obliga a las compañías aéreas a fragmentar sus rutas en zig-zag entre los 27 espacios aéreos diferentes. Por lo tanto, las aerolíneas están volando en rutas más largas de lo necesario, incrementando de las emisiones y los costes para los operadores.

Por esta razón, el sistema de Cielo Único busca simplificar el control, las rutas, etc. A su vez, la UE también ha establecido un conjunto amplio de objetivos a desarrollar. No obstante, los Estados miembros de la Unión y adheridos al sistema tendrán que establecer e implementar sus propios planes de rendimiento a nivel nacional y regional.

Dichos planes estarán enmarcados dentro del gran objetivo de estimular la mejora de los proveedores de servicio de navegación para alcanzar una mayor eficiencia a nivel ganancia-costo. Esto significa, en términos reales, una estimación de ahorro de 340 millones de € para los usuarios del espacio aéreo desde ahorra hasta el año 2014. De hecho, los datos que se manejan determinan una reducción de 59,29 € por unidad de servicio en el año 2011, llegando a los 53,93 € por unidad de servicio en 2014.

Beneficios para el medio ambiente

Para la Comisión Europea el Cielo Único es una de las grandes medidas que puede desarrollar el sector de la aviación para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera. De hecho, se considera que una mejor eficiencia del espacio aéreo y una mejora en la gestión de las rutas haciendo que éstas sean más cortas y rectas para que así pueda ser posible dicha reducción.

En este sentido, el grupo de expertos afirma que estas implementaciones supondrán un ahorro estimado de 500.000 toneladas de dióxido de carbono y 150.000 toneladas de combustible por año. A su vez, todo ello supondrá un ahorro de 200 millones de € de combustible y, como ya hemos dicho, disminución del tiempo de vuelo.



Lunes, 13 de Diciembre 2010
Juan R. Coca
Artículo leído 6807 veces





Nota

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >