Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




Crean neuronas humanas a partir de una muestra de sangre

Es posible obtener 50.000 neuronas por cada mililitro añadiendo sólo cuatro proteínas


Investigadores norteamericanos han conseguido crear neuronas humanas a partir de una muestra de sangre: 50.000 neuronas por cada mililitro, añadiendo sólo cuatro proteínas. No son neuronas perfectas, pero sí útiles para conocer mejor enfermedades como el Alzheimer y el autismo y posibilitar nuevos tratamientos.





Investigadores de la Universidad de Stanford (USA) han conseguido crear neuronas humanas a partir de los linfocitos T, un tipo de glóbulo blanco encargado de proporcionar defensas al sistema inmunitario. El proceso utilizado para conseguir este resultado, publicado en PNAS, se llama “transdiferenciación.”

Las neuronas de nuestro organismo son las células cerebrales encargadas de transmitir los mensajes eléctricos que son la base del sistema nervioso,  el encargado de procesar todas las señales que proceden del entorno o de nuestro cuerpo, así como de coordinar la actividad de los diferentes órganos.

Los linfocitos T son células sanguíneas encargadas de eliminar las impurezas que puedan dañar a la sangre, evitando así que infecciones, bacterias o alérgenos invadan el organismo.

Y aunque neuronas y linfocitos no tienen nada en común, esta investigación ha conseguido transformar linfocitos T en neuronas en sólo tres semanas. Para ello sólo han tenido que añadir cuatro proteínas, según se explica en un comunicado de la citada universidad.

A través del protocolo llamado transdiferenciación, el linfocito T se convierte en neurona sin necesidad de pasar por el estado de una célula madre pluripotente, capaz de generar prácticamente todo tipo de tejidos.

Este equipo de investigadores ya había conseguido en 2010 crear neuronas a partir de células madre de la piel de ratones, antes de intentarlo con células humanas. Sin embargo, advirtieron que eliminar las células de la piel era un procedimiento invasivo y doloroso.

Además, señalaron que, aunque es posible convertir directamente las células de la piel en neuronas, una vez sometidas a biopsias primero deben cultivarse en laboratorio durante un período de tiempo hasta que aumente su número, un proceso que probablemente introduce mutaciones genéticas que no se encuentran en la persona de la que se ha adquirido.

La nueva técnica desarrollada ahora simplifica y perfecciona la creación de neuronas, ya que basta una prueba de sangre para conseguirlo. Con un mililitro de sangre, fresca o congelada, se pueden generar alrededor de 50.000 neuronas.

Imperfectas, pero útiles

Los científicos señalan sin embargo que las neuronas así creadas no son perfectas, ya que no consiguen crear sinapsis (conexiones entre neuronas) funcionales, aunque son capaces de llevar a cabo las funciones fundamentales de las neuronas naturales.

Eso no significa que las neuronas así obtenidas no sean útiles, ya que permiten estudiar algunas de sus funciones y representar al mismo tiempo un modelo para el estudio de enfermedades como el autismo o la esquizofrenia.

Los investigadores confían en perfeccionar su técnica en el futuro, para mejorar las capacidades de las nuevas neuronas. De momento, han comenzado a recolectar muestras de sangre de niños con autismo para determinar la naturaleza de las neuronas resultantes y  estudiar los orígenes de estos trastornos y cómo tratarlos.

"La sangre es una de las muestras biológicas más fáciles de obtener", explica Marius Wernig, uno de los investigadores. "Casi todos los pacientes que ingresan a un hospital dejan una muestra de sangre y, a menudo, estas muestras se congelan y almacenan para su posterior estudio. Esta técnica es un gran avance porque abre la posibilidad de aprender sobre procesos complejos de enfermedades mediante el estudio de un gran número de pacientes… Ahora podremos comenzar a responder muchas preguntas", concluye.

Referencia

Transdifferentiation of human adult peripheral blood T cells into neurons. Koji Tanabe et al. PNAS, June 4, 2018. 201720273. DOI: https://doi.org/10.1073/pnas.1720273115


Miércoles, 13 de Junio 2018
Redacción T21
Artículo leído 6743 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 18 de Octubre 2018 - 16:46 Una ruta neuronal predice la capacidad musical

Jueves, 18 de Octubre 2018 - 09:00 El cerebro superior modula cómo sentimos el mundo



Da alas a tus sueños