Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El Mediterráneo anticipa el apocalipsis climático

Su temperatura está disparada y el nivel del mar sube sin parar


A finales de siglo la temperatura en la cuenca mediterránea llegará a los 3,8ºC por encima de la era industrial y el nivel del mar subirá hasta un metro si no se toman medidas. Los efectos colaterales llegan hasta provocar conflictos sociales.





El Mediterráneo es una de las regiones más amenazadas de la Tierra por el cambio climático, según un informe elaborado por más de 600 científicos de la región y presentado esta semana en Barcelona, durante una reunión de la Unión por el Mediterráneo.

El calentamiento global se ha acelerado en la región un 20 por ciento más rápidamente que en otras regiones, por lo que, si no se corrigen las tendencias actuales, las temperaturas medias en Mallorca, Córcega, Barcelona y Roma,  aumentarán 2,2ºC durante los próximos veinte años, en comparación con los niveles preindustriales.

En el Acuerdo de París, los países miembros se comprometieron a detener el calentamiento global muy por debajo de dos grados, si es posible a 1.5 grados. El Mediterráneo ha quedado fuera de esos parámetros.

Los 1,5ºC, que se espera se alcancen en otros lugares solo entre 2030 y 2050, ya se ha instalado en la cuenca: el Mediterráneo se ha ido calentando 0,4ºC por década desde 1985 y el nivel de sus aguas ha aumentado 3 milímetros por año durante los últimos 20 años.

A finales de este siglo, en algunas regiones de la cuenca mediterránea la temperatura podría superar los 3,8ºC  en relación a la era industrial, lo que dibuja un escenario de crecientes episodios de olas de calor, cada vez más intensas, señala el informe.

Este proceso vendrá acompañado de una reducción de las precipitaciones en las próximas décadas, que podría ser de un 30 por ciento en los Balcanes o Turquía, así como de un aumento de las lluvias torrenciales, como las vividas en septiembre en el litoral mediterráneo español.

Faltará agua

Una consecuencia de estos procesos de cambio climático es el impacto en la población con escasos recursos de agua, ya que el aumento del nivel del mar saliniza las aguas subterráneas.

En la actualidad, la población mediterránea considerada pobre en agua, que consume menos de 1.000 m3 por habitante y año, es de 180 millones de personas en toda la cuenca. Pero esta cifra ascenderá hasta los 250 millones de personas en 2040 si se mantienen las tendencias actuales.

El informe destaca también que la región mediterránea tiene la mitad de las 20 ciudades de todo el mundo que más se verán afectadas en el año 2050 por la subida del nivel del mar, y que en esas ciudades costeras vive una tercera parte de la población total de la cuenca, que asciende a 517 millones de personas.

Islas enteras y franjas costeras, donde viven tres de cada diez personas de la cuenca, podrían desaparecer por completo ante los ojos de la próxima generación, señala el estudio.

Pantelaria, isla italiana situada unos 85 km al suroeste de la isla de Sicilia y a 70 km de la costa africana, con 7.800 habitantes en la actualidad, es la más amenazada, según los científicos, al igual que otras islas italianas  y de Grecia, que desaparecerán antes de que el nivel del Mediterráneo suba un metro hacia el año 2100.

Efectos colaterales

El panorama apocalíptico se completa con los efectos colaterales del calentamiento mediterráneo: erosión del suelo, desaparición de tierras agrícolas y de biodiversidad, degradación de bosques, recrudecimiento de incendios, nuevas especies invasoras, multiplicación de patógenos y contaminación, forman parte del futuro inmediato previsible.

En consecuencia, los cultivos se verán afectados por el agotamiento de los suelos agrícolas, las sequías más frecuentes e intensas y las olas de calor. Además, las pesquerías se reducirán por la sobreexplotación y la pérdida de especies.

En conjunto, estas nuevas circunstancias no solo provocarán calamidades a la población relacionadas con la salud, sino que también puede desencadenar graves conflictos sociales y problemas migratorios.

Urge actuar

Según los científicos, se necesita con urgencia una reducción global de las emisiones de dióxido de carbono para evitar los peores escenarios previsibles en la cuenca mediterránea. Y cada cambio que se consiga es importante.

Hay que destacar también que este informe divulgado en Barcelona es un trabajo preliminar que todavía se está desarrollando. En 2020 estará completado con estudios y datos adicionales que no cambiarán sus conclusiones.

Los científicos han decidido adelantar la presentación de conclusiones porque no es posible esperar un año para alertar a la sociedad. En Barcelona han dejado patente su desazón por los escenarios que se perfilan cara al futuro.



Viernes, 11 de Octubre 2019
Redacción T21
Artículo leído 3234 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Lunes, 18 de Noviembre 2019 - 08:34 La emergencia climática ya amenaza a la humanidad



¡Participa en el diseño del futuro!