Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El cambio climático acelera el desplazamiento del eje de giro de la Tierra

El derretimiento de los polos es ya más importante que el ajuste postglacial y la tectónica de placas


El cambio climático está acelerando el desplazamiento del eje de giro de la Tierra, provocado especialmente por el derretimiento progresivo de la capa de hielo de Groenlandia. Una investigación relega a un segundo plano otros factores como el ajuste postglacial o la convección del manto terrestre, origen de la tectónica de placas.





En la imagen, la línea azul representa la deriva natural del eje de giro de la Tierra, pero la influencia de los tres factores (en línea de puntos) ha desplazado este eje de giro a la posición marcada por la línea rosa. Credit: NASA/ JPL-Caltech.
En la imagen, la línea azul representa la deriva natural del eje de giro de la Tierra, pero la influencia de los tres factores (en línea de puntos) ha desplazado este eje de giro a la posición marcada por la línea rosa. Credit: NASA/ JPL-Caltech.
El eje de giro de la Tierra se ha desplazado 10 centímetros por año a lo largo del siglo XX, lo que permite establecer su velocidad de desplazamiento en 10 metros cada cien años.

El factor más importante de este desplazamiento es el calentamiento global, que está alterando el peso del hielo polar en la rotación del planeta, según una investigación del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA publicada en la revista Earth and Planetary Science Letters.

Hasta ahora se ha considerado que el ajuste postglacial era el responsable del desplazamiento del eje de rotación de la Tierra, pero los autores de esta investigación han constatado que el fenómeno es más complejo.

En realidad hay tres conjuntos de procesos que son determinantes en este desplazamiento, y uno de ellos es significativamente importante: la fusión de la criosfera global, de la parte de la superficie terrestre en la que el agua se encuentra en estado sólido.

El eje terrestre o eje de giro de la tierra es la línea imaginaria alrededor de la cual gira la Tierra en su movimiento de rotación. Este eje de rotación ha cambiado significativamente desde 1899 porque la distribución de las masas de la Tierra ha evolucionado.

Este eje de rotación se desplaza por la distribución de la masa terráquea, de las capas de hielo, de los océanos y del flujo del manto, la capa interna que representa alrededor del 84 % del volumen total del planeta.

Lo que ha descubierto esta investigación es que el calentamiento global ha comenzado a formar parte de esta dinámica y ocupado el protagonismo desde que provocó alteraciones en los polos.

A medida que las temperaturas han ido aumentando a lo largo del siglo pasado, la masa de hielo de Groenlandia, que es la segunda más grande del mundo después de la Antártida, disminuyó considerablemente: alrededor de 7.500 gigatoneladas se han convertido ya en agua del océano.

Tres factores

Los autores de esta investigación han podido determinar que el deshielo de Groenlandia es el principal causante del aumento del nivel del mar y del desplazamiento del eje de rotación de la Tierra. Le atribuyen a este factor el 66% de responsabilidad en este proceso.

También han establecido que el ajuste postglacial puede explicar sólo una tercera parte del desplazamiento del eje terrestre. El ajuste postglacial es la elevación que están viviendo las masas terrestres que habían sido presionadas por el enorme peso de los casquetes glaciares durante la última glaciación, y que ahora, a medida que el hielo polar se derrite, recuperan su posición anterior. Este fenómeno afecta al norte de Europa, Siberia, Canadá y la región de los Grandes Lagos.

El tercer factor presente en el desplazamiento del eje terrestre es la convección del manto. Se produce cuando la parte del manto terrestre que está caliente asciende desde la parte más profunda, al mismo tiempo que el manto que se va enfriando desciende: así se crea una corriente de convección que es la responsable de tectónica de placas. Este proceso también influye en los movimientos del eje de giro del planeta en la misma medida que el ajuste postglacial.

Todo depende de Groenlandia

Estos tres factores, señalan los autores, contribuyen a perturbar el tensor de inercia de la Tierra porque  su momento de inercia, es decir, la distribución de su masa en relación con su eje de rotación, ha cambiado a lo largo del último siglo.

Surendra Adhikari, autor principal del estudio, explica en un comunicado que, si bien la explicación tradicional atribuía al ajuste postglacial la principal responsabilidad en el desplazamiento del eje terrestre, los modelos empleados en esta investigación modifican la ecuación y determinan que tres procesos están implicados y que el más importante es el deshielo de Groenlandia causado por el calentamiento global.

Este descubrimiento es importante porque, una vez identificados estos tres factores, permite a los científicos separar los procesos naturales que influyen en el desplazamiento del eje terrestre, de los procesos directamente relacionados con la acción humana.

Los científicos concluyen que, si la pérdida de hielo de Groenlandia continúa, el movimiento del eje terrestre también se acelerará.

Un estudio  anterior ha estimado que la capa de hielo de Groenlandia, si sigue el ritmo actual, se fundirá completamente en unos pocos cientos de años elevando en más de siete metros el nivel del mar. Ahora sabemos que puede también acelerar el desplazamiento del eje de giro del planeta, provocando otros efectos indeseados que afectarán al clima y la salud humana.

Referencia

What drives 20th century polar motion? SurendraAdhikaria et al. Earth and Planetary Science Letters, Volume 502, 15 November 2018, Pages 126-132. DOI:https://doi.org/10.1016/j.epsl.2018.08.059


Jueves, 27 de Septiembre 2018
Redacción T21
Artículo leído 6184 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 11 de Octubre 2018 - 12:00 La energía eólica no es una panacea



Da alas a tus sueños