Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El cambio climático quebrará el sistema energético global

Las instalaciones actuales no han previsto el impacto de los fenómenos extremos


El cambio climático provocará una grave crisis energética que afectará a 3.500 millones de personas porque las instalaciones actuales no están preparadas para resistir el impacto de los fenómenos extremos que ocurrirán en los próximos 50 años.





Niña limpiando paneles solares fotovoltaicos de la nieve en Grange Farm, Balcombe, Reino Unido. Foto: Balcombe.
Niña limpiando paneles solares fotovoltaicos de la nieve en Grange Farm, Balcombe, Reino Unido. Foto: Balcombe.
Los sistemas de producción y distribución energética no están preparados para el impacto que supondrán las condiciones climáticas extremas de los próximos 50 años, ha descubierto una investigación desarrollada en la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL) en Suiza.

En consecuencia, 3.500 millones de personas están expuestas a sufrir interrupciones o desequilibrios en el suministro de energía, debido al impacto que las sequías extremas, la radiación solar intensa, la falta de luz, las tormentas o el frío siberiano, provocarán en los sistemas energéticos.

Estas alteraciones climáticas afectarán tanto a la demanda energética como a la resistencia de los sistemas actuales de producción y suministro de energía, según esta investigación.

Suecia, referencia

Los científicos analizaron los sistemas energéticos de 30 ciudades suecas, algunas más al norte, otras más al sur, simulando 13 posibles escenarios de cambio climático.

Los resultados muestran que las variaciones en la capacidad y la demanda de energía pueden provocar una brecha de rendimiento significativa (de hasta el 34%), debido a las variaciones climáticas futuras y a una disminución de hasta el 16% en la fiabilidad del suministro de electricidad.

En esos escenarios climáticos, los investigadores observaron que la demanda de calefacción y de refrigeración en los edificios residenciales de Suecia podría experimentar una subida que será superior, entre un 50% y un 400%, a la media de los últimos 20 años.

Estas previsiones, particularmente las referidas a las ciudades más septentrionales de Suecia, pueden trasladarse a gran parte de Europa Central, consideran los investigadores.

Obsolescencia

Los científicos señalan que los sistemas de energía que están activos en la actualidad no podrán satisfacer las necesidades energéticas del mañana, porque se han diseñado sobre la base de los datos meteorológicos actuales.

En 2070, muchas cosas habrán cambiado, en particular la frecuencia de situaciones desproporcionadas que deben tenerse en cuenta hoy para diseñar y desarrollar mejor los sistemas de energía del mañana.

Ante esta situación, los investigadores de la EPFL desarrollaron una simulación para anticipar los impactos dañinos derivados de las incertidumbres climáticas en el sector energético, y garantizar también un funcionamiento robusto de las infraestructuras durante los eventos climáticos extremos.

Gracias a esta simulación, los investigadores han descubierto que incluso los sistemas de energía diseñados y previstos para el próximo futuro  están severamente amenazados por el clima.

También han observado que la variabilidad climática provocará fluctuaciones significativas en la energía inyectada en las redes, así como en la demanda de energía.

En consecuencia, consideran que en ese futuro problemático será complicado atender la demanda de energía con las actuales instalaciones energéticas, por lo que “hacer frente a los efectos del cambio climático resultará más difícil de lo que pensábamos”, explica Dasun Perera, del Laboratorio de Energía Solar y Física de los Edificios (LESO-PB).

Nueva perspectiva

Añade Perera que para afrontar esta situación hay que trascender la perspectiva actual que se tiene sobre la ecuación energética: no solo hay que reducir el impacto ambiental de los sistemas energéticos, sino también asegurar su supervivencia en medio de la crisis climática.

En consecuencia, si no se tienen en cuenta ambos aspectos, lo que se producirá es una ruptura en el equilibrio de oferta y demanda de energía con demoledoras consecuencias para el modelo socio económico.

Ocurrirán desastres y problemas graves a corto y largo plazo, incluidas interrupciones parciales o totales del suministro energético debido a perturbaciones provocadas por el clima que alterarán el suministro de energía.

Estas consecuencias podrían ser muy costosas para las ciudades y las zonas urbanas, señalan los investigadores.

Actualmente, 3.500 millones de personas viven en regiones expuestas a fenómenos climáticos extremos: consumen dos tercios de la energía primaria del mundo y producen el 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) directamente relacionadas con la energía.

"Si no se hace nada hoy, ciertamente habrá una brecha entre la demanda y lo que los sistemas de energía pueden producir", añade Jean-Louis Scartezzini, director de LESO-PB.

También Internet

El cambio climático no solo afectará al sistema energético. En 2018, otro estudio de la universidad de Wisconsin estableció que  la subida del nivel del mar ya se ha convertido en una amenaza para Internet.

Gran parte de la fibra óptica está enterrada en zonas costeras densamente pobladas, que además reciben el tráfico interoceánico y lo redistribuyen a otras ciudades. En 15 años todo estará sumergido y los cables no son impermeables.

Referencia

Quantifying the impacts of climate change and extreme climate events on energy systems. Perera, A.T.D, et al. Nature Energy (2020). DOI:https://doi.org/10.1038/s41560-020-0558-0


Miércoles, 19 de Febrero 2020
Redacción T21
Artículo leído 2183 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 26 de Marzo 2020 - 09:30 Disminución récord de ozono en el Polo Norte



¡Participa en el diseño del futuro!