Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El hielo marino del Ártico cae a mínimos históricos

Ha disminuido un promedio de 2,8 por ciento por década desde 1979


El hielo del Océano Ártico ha descendido de nuevo a mínimos históricos, situándose en los 14,42 millones de kilómetros cuadrados, 97,000 kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior, que ocurrió en 2015. La extensión máxima del hielo marino del Ártico ha disminuido un promedio de 2,8 por ciento por década desde 1979, claro indicador del cambio climático.





NASA Goddard's Scientific Visualization Studio/L. Perkins
NASA Goddard's Scientific Visualization Studio/L. Perkins
La extensión de la banquisa ártica ha descendido a mínimos históricos después de que  alcanzara el pasado 7 de marzo los 14,42 millones de kilómetros cuadrados, la cantidad más baja en los 38 años del registro histórico, según el Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (NSIDC) de la Universidad de Colorado en Boulder.

Científicos del NSIDC dijeron que un otoño y un invierno muy cálidos contribuyeron al mínimo récord máximo, con temperaturas del aire de 2,5 grados Celsius por encima de la media sobre el Océano Ártico. La calidez general fue consecuencia de la  serie de olas de calor extremo vivida en el invierno sobre el Océano Ártico, continuando el patrón también visto en el invierno de 2015.

En un comunicado, el director del NSIDC, Mark Serreze, dijo: "He estado observando los patrones climáticos del Ártico durante 35 años y nunca he visto nada cercano a lo que hemos experimentado en los últimos dos inviernos".

Los datos del satélite CryoSat-2 de la Agencia Espacial Europea mostraron que la capa de hielo de este invierno era ligeramente más delgada en comparación con los últimos cuatro años. Los datos del Sistema de Modelación y Asimilación del Océano Hielo Pan-Ártico, de la Universidad de Washington, también mostraron que el volumen de hielo del Ártico era inusualmente bajo para esta época del año.

"El hielo fino y afectado por el clima cálido no es una buena manera de comenzar la temporada de fusión", dijo el científico líder del NSIDC, Ted Scambos.

La científica Julianne Stroeve, del NSIDC, añadió: "Este delgado hielo que entra en la temporada de fusión nos prepara para la posibilidad de registrar condiciones de hielo bajo en septiembre".

Credits: Joshua Stevens/NASA Earth Observatory
Credits: Joshua Stevens/NASA Earth Observatory
Claro indicador del cambio climático

"Mientras que el máximo del Ártico no es tan importante como el mínimo estacional, el declive a largo plazo es un claro indicador del cambio climático", dijo Walt Meier, científico del Laboratorio de Ciencias Criosféricas de Goddard Space Flight Center y científico afiliado del NSIDC .

El hielo que flota en la parte superior del Océano Ártico y los mares circundantes se contrae en un ciclo estacional desde mediados de marzo hasta mediados de septiembre. A medida que las temperaturas del Ártico caen en el otoño y el invierno, la cubierta de hielo crece de nuevo hasta que alcanza su extensión máxima anual, generalmente en marzo. El anillo de hielo marino alrededor del continente antártico se comporta de manera similar, con el calendario al revés: por lo general alcanza su máximo en septiembre y su mínimo en febrero.

Este invierno, una combinación de temperaturas más cálidas que el promedio, vientos desfavorables a la expansión del hielo, y una serie de tormentas pararon el crecimiento del hielo marino en el Ártico. La extensión máxima de este año, alcanzada el 7 de marzo, es de 97,000 kilómetros cuadrados por debajo del mínimo histórico anterior, que ocurrió en 2015, y 1,22 millones de kilómetros cuadrados de Kilómetros cuadrados menor que el promedio máximo para 1981-2010, informa la Nasa.

La extensión máxima del hielo marino del Ártico ha disminuido en un promedio de 2,8 por ciento por década desde 1979. Las pérdidas de extensión mínima en verano son casi cinco veces mayores: 13,5 por ciento por década. Además de disminuir su extensión, el casquete de hielo marino también está adelgazando y volviéndose más vulnerable a la acción de las aguas del océano, los vientos y las temperaturas más cálidas.

Situación en la Antártida

En la Antártida, el mínimo registrado anual de hielo marino de este año fue de 2,11 millones de kilómetros cuadrados  por debajo de la mínima anterior en el registro de satélite, que ocurrió en 1997.

El hielo marino antártico vio una extensión máxima temprana en 2016, seguido de una pérdida muy rápida de hielo a principios de septiembre. Desde noviembre, la extensión diaria del hielo marino antártico ha estado continuamente en sus niveles más bajos en los registros de satélite. La pérdida de hielo se desaceleró en febrero.

La baja récord de este año ocurrió apenas dos años después de que varios récords de hielo marino registraron récords en la Antártida y décadas de crecimiento moderado de hielo marino.

"Hay mucha variabilidad interanual en el hielo marino ártico y antártico, pero en general, hasta el año pasado, las tendencias en el Antártico para cada mes fueron hacia más hielo marino", dijo Claire Parkinson, Investigador en Goddard. "El año pasado fue increíblemente diferente, con disminuciones prominentes del hielo marino en la Antártida. Pensar que ahora la extensión del hielo marino antártico está llegando a un mínimo récord, eso es definitivamente de interés".

Meier dijo que es demasiado pronto para decir si este año marca un cambio en el comportamiento del hielo marino antártico. "Es tentador decir que el mínimo histórico que estamos viendo este año es el calentamiento global finalmente alcanzando a la Antártida", dijo Meier.

 "Sin embargo, esto podría ser un caso extremo de la envolvente de la variabilidad interanual. Necesitaremos  varios años más de datos para poder decir que ha habido un cambio significativo en la tendencia ".


Jueves, 23 de Marzo 2017
Redacción T21
Artículo leído 2512 veces



Nota



Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Miércoles, 13 de Diciembre 2017 - 12:00 Confirman la existencia de un misterioso estado de la materia

Miércoles, 13 de Diciembre 2017 - 09:00 Descubren los mecanismos cerebrales del favoritismo