Tendencias 21. Ciencia, tecnología, sociedad y cultura




El riesgo de suicidio es mayor en personas con cáncer

Es determinante el tipo de cáncer y la edad a la que se diagnostica


Padecer cáncer es un factor de riesgo para sufrir depresión. Un estudio realizado en Estados Unidos, revela que la probabilidad de suicidarse es más de cuatro veces mayor en las personas diagnosticadas con esta enfermedad. Este factor implica la necesidad de tratamientos integrales.





En Estados Unidos, la probabilidad de suicidarse es más de cuatro veces mayor en personas con cáncer que en las que no padecen esta enfermedad, según investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State).
 
En este estudio se emplearon datos de más de ocho millones de pacientes con cáncer en Estados Unidos. Los investigadores descubrieron que son más propensos a la depresión los pacientes a los que se diagnostica cáncer testicular y linfomas a edades tempranas, y los diagnosticados con cáncer de pulmón, próstata, cabeza y cuello a edades más avanzadas.
 
Necesidad de tratamientos integrales
 
Nicholas Zaorsky, especialista en oncología radioterápica en el Instituto de Cáncer de la Universidad Estatal de Pensilvania, destaca en su estudio la importancia de un enfoque integral para tratar a los pacientes con cáncer.
 
“Aunque el cáncer es una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos, muchos de los pacientes con cáncer no mueren a causa de esta enfermedad”, señala Zaorsky en un comunicado. “A veces mueren por otra causa”.
 
Tras el diagnóstico del cáncer, puede surgir depresión y angustia debido al tratamiento y al estrés financiero, entre otras causas. “En última instancia, la angustia y la depresión pueden conducir al suicidio. Nuestro objetivo era cuantificar el riesgo de suicidio entre los pacientes con cáncer”, explica Zaorsky.
 
Según Zaorsky, si bien se ha avanzado mucho en el tratamiento del cáncer en sí, no se ha puesto tanto empeño en investigar sobre cómo el cáncer afecta a los pacientes mental y emocionalmente.
 

El estudio

 

Los investigadores utilizaron datos recopilados del programa de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales del Instituto Nacional del Cáncer (SEER) . El SEER incluye datos sobre la incidencia del cáncer, la supervivencia, el tratamiento y la edad y el año de diagnóstico, y cubre el 28 por ciento de la población de EE. UU.

 

Para el estudio, los investigadores utilizaron los datos de SEER en más de 8,6 millones de pacientes a los que se les había diagnosticado un cáncer invasivo (cáncer que se diseminó más allá del tejido en el que se desarrolló originalmente) entre 1973 y 2014.

 

Después de analizar los datos, los investigadores descubrieron que 13.311 de los pacientes en el conjunto de datos (el 0,15 por ciento) murieron por suicidio. Esto es más de cuatro veces el riesgo de la población general.

 

Aunque el riesgo de suicidio disminuye cinco años después del diagnóstico, sigue siendo alto para los pacientes con linfoma de Hodgkin y cáncer de testículo.

 

“Lo interesante que encontramos fue que parece importar a qué edad se diagnostica a un paciente y qué tipo de cáncer tiene esa persona”, apunta Zaorsky. “Los tratamientos para algunos cánceres, como la leucemia y el cáncer testicular en adolescentes y adultos jóvenes, por ejemplo, pueden disminuir la fertilidad de un paciente, y ese parece ser uno de los riesgos de suicidio a largo plazo”.

 

En contraste, los pacientes más mayores diagnosticados con cáncer de pulmón, próstata y cabeza y cuello, tienen un mayor riesgo de suicidio el resto de su vida.

 

Los resultados podrían usarse para ayudar a identificar a los pacientes que pueden estar en mayor riesgo de suicidio y ayudar a adaptar los tratamientos en consecuencia.

 

“Puede ser beneficioso orientar estrategias de prevención del suicidio a pacientes mayores y con ciertos tipos de cáncer, como próstata, pulmón, leucemias y linfomas”, señala Zaorsky.

 
 

Referencia

 
Suicide among cancer patients. N. G. Zaorsky et al. Nature Communications, 14 January 2019. DOI: doi.org/10.1038/s41467-018-08170-1.



Martes, 22 de Enero 2019
Eva Reneses
Artículo leído 1056 veces



Nota



Comente este artículo

1.Publicado por ALEJANDRA el 28/01/2019 13:15
La pregunta es: "si tengo pocas posibilidades de sobrevida y además el tratamiento es carísimo ¿dejaré a mi familia endeudada cuando me muera?
la verdad no lo encuentro mala idea el tema del suicidio

Nuevo comentario:
Twitter

Los comentarios tienen la finalidad de difundir las opiniones que le merecen a nuestros lectores los contenidos que publicamos. Sin embargo, no está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o internacionales, así como tampoco insultos y descalificaciones de otras opiniones. Tendencias21 se reserva el derecho a eliminar los comentarios que considere no se ajustan al tema de cada artículo o que no respeten las normas de uso. Los comentarios a los artículos publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores. Tendencias21 no asume ninguna responsabilidad sobre ellos. Los comentarios no se publican inmediatamente, sino que son editados por nuestra Redacción. Tendencias21 podrá hacer uso de los comentarios vertidos por sus lectores para ampliar debates en otros foros de discusión y otras publicaciones.

Otros artículos de esta misma sección
< >

Jueves, 22 de Agosto 2019 - 09:46 La contaminación de los coches mata más rápido



¡Participa en el diseño del futuro!